MENU
Ay Anetta!

by • 6 diciembre, 2016 • Destacados, Diseño y ModaComments (0)4123

Anita imprime zapatos

Prototipos que acortan los tiempos de diseño y producción. Personalización de productos: vestidos para un cuerpo entre todos los cuerpos, zapatos impresos para un único par de pies. La impresión 3D es la promesa de una revolución técnica de importancia considerable en la industria de la moda, como en otros rubros.

Cada día aumentan y mejoran las máquinas y los materiales disponibles. Grandes marcas están creando herramientas para que los clientes hagan sus diseños y adquieran los ficheros imprimibles. A su vez, cualquiera que sepa manejar el software podrá darle forma a sus ideas e imprimir sus propios complementos en un futuro muy presente. Anita Barrionuevo, docente de Diseño de Indumentaria y Diseño Industrial de la Universidad Siglo 21, está al frente de la marca de calzado Ay Anetta! En el 3D Fashion Day Argentina -primer evento de su tipo en Latinoamérica, realizado en junio en Córdoba- Anita puso en pasarela zapatos de inspiración orgánica, con bases impresas en diferentes plásticos. En esta entrevista, habla de su experiencia y de las posibilidades de crear en tres dimensiones.

¿Cómo fue tu llegada a la impresión 3D?

Mi primer encuentro fue a través de la tesis de una alumna y ayudante. Cuando Irene Presti (presidente de la Cámara Argentina de Impresión 3D y Fabricaciones Digitales) me convocó para participar en el 3D Fashion Day, tenía conocimiento de la tecnología, aunque nunca la había explorado. En ese momento, llamé a los diseñadores industriales Santiago Arias, Horacio Monay y Lionel Naumovich, quienes habían sido mis alumnos de calzado, para trabajar con la impresora. Ellos hicieron la parte en tres dimensiones y, por lo tanto, tuvieron gran participación creativa. Nos inspiramos en el trabajo de Zaha Hadid para diseñar con líneas orgánicas.

Mientras los chicos realizaban el modelado, yo los iba orientando: a dónde colocar los pesos, cuánto dejar de pique… Hicimos pruebas, le dimos para adelante y, aunque sorteamos un montón de obstáculos, el producto quedó muy elaborado. Además, siempre diseñamos para la tecnología 3D, nada de lo que hicimos se puede materializar con las matrices tradicionales de calzado, eso fue lo que quisimos mostrar.

¿En qué cambia el proceso de diseño de un zapato?

Se vuelve un trabajo conjunto, son varias las personas que intervienen. Sobre una idea, hacés el diseño y siempre necesitás de un modelador con quien charlar los bocetos. Después, quien imprime tiene que trabajar sobre el archivo, analizar los soportes, ver dónde van los rellenos.

¿Te interesaste en aprender modelado?

Sí, ahora en septiembre empiezo un curso con Irene. Vamos a trabajar con el programa Blender, rápido y fácil de usar.

La impresión 3D da la idea de una libertad infinita para el diseñador, ¿hay limitaciones?
Esta tecnología te permite mayor libertad creativa, eso es totalmente cierto. Pero sí hay algunas limitaciones. Hay que ajustarse a lo disponible en Argentina. En nuestro caso, no fue posible imprimir completamente un zapato porque no hay ninguna impresora capaz de hacerlo. En cuanto a los materiales, desarrollamos zapatos con los plásticos PLA, ABS y plástico flexible. Pasamos las bases por un baño de resina, que fortalece el color y da más brillo, para otorgarles un acabado que por el momento las impresoras no logran. Además, está el tema de los soportes. Aprendí, por ejemplo, que si generás un óvalo, tiene que quedar en horizontal y no en vertical, porque de esa forma es posible separar el material del soporte.

¿Te parece que la impresión 3D puede significar transformaciones profundas en la industria, más allá del entusiasmo por lo novedoso?
Creo puede ser un cambio importante, de acá a diez años. No estamos preparados todavía, porque la tecnología no está al alcance de todos. Aún hay inconvenientes, si no es con el material es con el programa y cómo funciona. Pero cuando muchas casas puedan contar con una impresora 3D como hoy con las de tinta, es posible que se comercialicen los diseños, o que la gente se interese en aprender programas de modelado.
La impresión va a avanzar, en máquinas y materiales disponibles, que en Argentina son pocos. En el desfile, trabajamos con personas que fabrican impresoras 3D. En el mercado actual hay cierta cantidad, pero ellos siguen trabajando para aumentarla y ofrecer cada vez mejor terminación estética en los productos.

Entretanto, ¿cómo pueden aprovecharla las marcas chicas o diseñadores en formación?
Hay personas que tercerizan la impresión, pero es muy costoso, ronda los $500 la hora, cuando imprimir un pie de zapatos me demoró 42 hs. Todavía no lo tenemos al alcance.Y, aunque las impresoras son cada vez más accesibles, hay que tener en cuenta el mantenimiento cuando se las utiliza muchas horas. Tenemos que recordar que se trata de una tecnología aún muy nueva, que está perfeccionándose.
Como docente, incentivo a los estudiantes de Diseño a que exploren esta tecnología, aunque sea en parte del producto, por una cuestión de experimentación, es un material sin límites para la creatividad. Incluso, si el acabado no te gusta, tenés las herramientas para modificarlo y lograr un buen resultado.

¿Veremos creaciones como las del 3D Fashion Day en la calle?
El desfile fue planteado como experimental. Lo que hizo Sarkany, por ejemplo, fue por ese lado. En cambio, mi propuesta pasó por demostrar que se puede caminar sobre una base de zapato impresa.
La opción está creciendo. Como caso de muestra, una de mis alumnas desarrolla su tesis con una línea de pequeña marroquinería, su propuesta es usar la tecnología 3D para la base, y es muy realizable. La impresión 3D se puede usar y ser comercial, creo que hay mercado y cada vez se avanza más por ese camino.

 

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>