MENU
Belfort

by • 3 noviembre, 2016 • Derecho y Política, Management y EmprendedurismoComments (3)5091

Belfort, Nintendo y BlackBerry: la historia aplicada a los negocios

Por Daniel Roura. Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Siglo 21. IMBA Candidate, París School of Business. @daniel_roura.

Año 1870, Europa era un continente relativamente pacífico luego de las guerras napoleónicas, Francia era la gran potencia del momento: la victoria obtenida en Crimea, París completamente reconstruida volviéndose la capital más influyente de la época, sólo desafiada por Londres, el ejército francés reportaba victorias en Italia, posteriormente anexaría Luxemburgo. Sin embargo un cambio se estaba gestando desde tiempo atrás: Alemania se estaba unificando bajo la potente Prusia y el mando de Otto Von Bismarck. La aparición de un rival con potencial de desbancar a Francia era cuestión de tiempo.

En julio de ese año, Prusia y sus aliados fuerzan la guerra. Estalla entonces la guerra Franco-Prusiana, que sería la primera de las guerras que ambas potencias librarían y que tendrían nuevas ediciones en las dos Guerras Mundiales.

El ejército prusiano ingresa por el norte, Francia pierde batallas claves en Metz, Beaumont y Sedan, Napoleón III es tomado prisionero, desaparece el 2do imperio, París es cercada, Alsacia y Lorena ya estaban en manos prusianas, la derrota total es inminente, es cuestión de tiempo para que Francia sea completamente invadida. Para ello, el ejército prusiano necesitaba de un acceso fácil y directo. Ese acceso existía, era una ciudad al sur, única planicie entre los Alpes: la ciudad de Belfort. Hacia allí se concentran las fuerzas prusianas en su ataque, hacia allí concentra sus esfuerzos de defensa Francia.

Un coronel, que había sido designado gobernador de esa ciudad tiempo atrás, era el responsable de defenderla. Amparado en su experiencia en Crimea y Argelia y sabiendo a lo que se enfrentaba, emprende la fortificación de la ciudad. Desde el 2 de noviembre de 1870 al 13 de febrero de 1871 Belfort es sitiada por el ejército prusiano. Finalmente el ejército Francés con el apoyo de los ciudadanos, logran repeler al ejército prusiano, salvando el honor de Francia, gracias a la estrategia desarrollada por ese coronel cuyo nombre pasará a la posteridad: Jean Philippe Denfert-Rochereau.

1983, la compañía japonesa Nintendo de larga trayectoria, lanza al mercado la consola de videojuegos Nintendo Family Computer. En 1984 ésta ya superaba en cuanto a participación en el mercado a la consola líder del momento SG-1000 de SEGA. El mundo de los videojuegos pareció automáticamente partirse en dos: Nintendo y SEGA eran los dioses que se dividían el Olimpo de este mercado. La competencia fue feroz y global: Estados Unidos, Latinoamérica, Europa y Asia eran el campo de batalla para estas dos empresas. Las ganancias se multiplicaban y todo lo que tocaban se convertía en oro cual rey Midas. Lo que ambas compañías no sabían, era que ese edén duraría tan solo 10 años.

El 3 de diciembre de 1994, Sony lanza al mercado una consola que rompería el mercado de los videojuegos: aparecía la PlayStation. De manera rápida y exponencial, PlayStation incrementó su participación en el mercado, alimentada principalmente por las facilidades que brindaba la nueva tecnología en CD y que entusiasmaba a los desarrolladores de videojuegos. Lo que pasó luego para PlayStation es historia conocida la PlayStation 2 es la consola más vendida de la historia: 154 millones de unidades hasta febrero de 2013 y ya estamos en su cuarto modelo.

Lo interesante es analizar las estrategias aplicadas por SEGA y Nintendo. La primera decidió enfrentar de manera frontal y directa la nueva amenaza. SEGA lanzó dos consolas nuevas la SEGA Saturn y la Dreamcast.  Los éxitos iniciales apalancados en la trayectoria y el prestigio de SEGA se esfumaron ante el arrollador avance de PlayStation. Esto condujo casi a la desaparición de SEGA que recién para finales de la primera década del Siglo pudo recuperar algo de su antiguo reinado, al asociarse con su archirrival Nintendo.

Nintendo por su lado, si bien no abandonó definitivamente el negocio de las consolas de hogar -y aún desarrollando unidades tecnológicamente superiores a las PlayStation- concentró sus esfuerzos en dos unidades en las que había sido exitoso: videojuegos y consolas móviles. Se replegó como lo hiciera Francia ante el ataque prusiano, refugiándose en esas dos unidades y luego de recuperar fuerzas lanza la Wii en 2005 y es en 2016 cuando vuelve al primer plano con Pokemon Go.  PlayStation es aún fuerte, pero en un mercado maduro que está ávido de novedades -como las que ofrecen la realidad aumentada- tal como lo estaba en 1994. Nintendo con su estrategia, al igual que Francia, lograron sobrevivir, salvar el honor y volver a ser grandes.

Año 2016, miércoles 28 de septiembre, el gigante BlackBerry anuncia el fin de la producción de sus smartphones. ¿Crónica de una muerte anunciada? quizás.

Como decimos siempre, todos somos buenos predictores con el diario del lunes debajo del brazo.

¿Podría haber sido distinta la historia?  Difícil decirlo. Revisemos el caso: BlackBerry (Research in Motion – RIM – en ese momento) lanza entre 1999 y 2002 un pequeño dispositivo, pager, para los más técnicos, en el cual se podían enviar mensajes, revisar y enviar mails, con un teclado físico denominado QWERTY. Éxito automático: 50 millones de unidades vendidas. Desde allí hacia adelante la historia conocida, Blackberry cambia el mundo de la telefonía celular: aparecen los smartphones, el candidato a Presidente de Estados Unidos Barack Obama hace campaña enviando tuits desde su BlackBerry mientras viaja en tren. BlackBerry es el amo y señor de un mundo que parece no tener fin.

Año 2007, una gran empresa de computadoras, se lanza a la aventura con un smartphone que promete ser único. ¿Su lei motiv? el celular que todos queremos tener. Apple lanzaba al mercado el primer iPhone: pantalla táctil, funcional, una computadora en la mano, un diseño único. Luego del cubo de Rubik, el iPhone es el objeto más vendido de la historia de la humanidad.

Año 2005, Google compra una start-up llamada Android, la desarrolla y en 2007 lo libera para el uso gratuito a todos los productores de celulares. En 2008 aparece el primer celular con Android, se trata del HTC G1/dream. La versatilidad y apertura de Android hace que se expanda rápidamente. Los desarrolladores comienzan a hacer aplicaciones para Android. Para 2015 el 80% de los celulares, ahora smartphones, del mundo operan con Android.

Blackberry quedó cercada, sus dos valores agregados parecen esfumarse: el teclado físico QWERTY parece de la edad de bronce al lado de la versátil pantalla táctil y del diseño del iPhone que sería replicado por el resto de los productores de hardware. Su seguro software y sistema operativo queda atrasado al ser costoso desarrollar aplicaciones para él. El futuro estaba marcado por un software abierto: Android. BlackBerry intentó responder de manera directa a estas dos amenazas, apalancada en su propia historia y fortalezas, al fin y al cabo fueron ellos los pioneros. El lanzamiento de smartphones táctiles como el Z10 o el Storm o híbridos como el Torch no logran revertir la caída en las ventas. En 2015 adapta los smartphones para ser compatible con Android en un último intento de salvar lo que en otra época fue un icono de la innovación y desarrollo.

Y llegamos a hoy, donde somos testigos de la caída de un gigante que parecía invencible. ¿Qué hubiera sido de la compañía canadiense si hubiese seguido apostando al teclado físico y sobre todo su software que hacía gala de seguridad al utilizar redes propias? No lo podemos decir, pero quizás hubieran tenido una posibilidad más de haberlo intentado.

Nada en el mundo es eterno y menos en el mundo de los negocios.

Así como Francia sostuvo en Belfort la esperanza de no ser invadida por Prusia, o Nintendo refugiado en los juegos y las consolas portátiles hoy vuelve a ser el gigante que era, quizás BlackBerry hubiera sobrevivido en un futuro en el cual por caso, la tasa de descarga de nuevas aplicaciones cae drásticamente en los mercados más importantes y en donde la cuestión de la seguridad en la transmisión de datos personales comienzan a ser un valor para los clientes. Para esto último basta ver el caso de Protonmail, la plataforma de emails gratuitos encriptados, desarrollado en Suiza y que está revolucionando el mundo de la seguridad en emails.

No es la primera vez que una estrategia militar sirve para analizar un problema del mundo de los negocios o más aún, una estrategia militar sea aplicada para resolver una problemática en el mundo de las empresas, a donde el mercado parece muchas veces un campo de batalla. De hecho parte de este análisis es producto de las brillantes clases de estrategia que brinda Guillaume Fink, decano en la Paris School of Business. Sin embargo la enseñanza más importante como tomadores de decisión y diseñadores de estrategias es ser capaces y estar abiertos a usar la historia -la sociología, la psicología, las artes- como fuente de inspiración para analizar y resolver problemas. Caemos en la tentación de solucionar los problemas actuales intentando siempre descubrir formulas nuevas, cuando la innovación no significa solo encontrar algo nuevo que no haya sido pensado nunca, sino también por caso, el utilizar algún elemento que la historia nos puede brindar como herramienta. La historia es esa fuente inagotable de experiencias ajenas que rara vez navegamos en la búsqueda de respuestas.

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

3 Responses to Belfort, Nintendo y BlackBerry: la historia aplicada a los negocios

  1. Patricia vitullo dice:

    Muy interesante el tema.he conocido esta historia de las marcas.gracias.patricia

  2. Jose dice:

    Una verdadera historia pocas veces divulgadas con estrechos aprendizajes. pocas cosas en la vida tan inmensamente inagotables de enseñanzas como la historia, la verdad ya vivida al alcance de todos.

  3. Gisela dice:

    Excelente articulo, muy bueno para aplicarlo en las clases de historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>