MENU
charly blog

by • 3 septiembre, 2015 • Destacados, SustentabilidadComments (0)1042

Charly Alberti: “El momento de la resolución es ahora”

El calentamiento global, la crisis energética y la contaminación son una realidad. El mundo está cambiando como consecuencia del impacto del accionar de los seres humanos, y eso nos está afectando. El medio ambiente es un tema que requiere mucha atención, educación, concientización y -sobre todo- acción.

Frente a esto, Charly Alberti creó la fundación Revolución 21, cuya misión es la de contribuir al desarrollo sustentable, a partir de la educación y la divulgación de la problemática a través de un ciclo de charlas en distintas universidades del país. Así, en asociación con Unilever, Charly Alberti se presentó en la Universidad Siglo 21 con su conferencia “Revolución 21 – Latinoamérica sustentable” para transmitir estas ideas a los futuros profesionales.

Si bien Charly es reconocido por ser uno de los miembros de Soda Stéreo, con el correr de los años su posición como activista ecológico se fue fortaleciendo, y los mismos escenarios antes le daban un lugar para su expresión musical, hoy le otorgan un espacio completamente distinto: crear conciencia sobre el cambio climático, sus consecuencias y fomentar un cambio de actitud para mitigarlas.

En una entrevista con Charly Alberti, nos contó un poco más de qué se trata su fundación, cómo trabaja y sus motivaciones.

 

¿Cuál fue la motivación detrás de la creación de Revolución 21?

Charly Alberti (C.A): “Tiene que ver un poco con una necesidad personal y una urgencia que siento de que la gente entienda que el problema es muy grande, y el momento de la resolución es ahora. Paralelamente, también está la comprensión de que si la gente entiende cómo se genera el problema, lo puede resolver, porque la resolución no es tan compleja como la gente cree. Mi mensaje tiene que ver con eso. Por eso armo R21.

Es un tema difícil, es un tema que a veces a la gente le da miedo. A mí me pasaba cuando trabajaba con Al Gore que a la gente le decía: “che, ¿viste la película?”, y me respondían que no, que no la querían ver porque es tremenda. Pero a ver, no es una fantasía, es verdad, mirala para saber qué vas a tener que hacer. Y sin embargo, a la gente le causaba cierto rechazo. Entonces, la temática es difícil, pero también es difícil por cómo se la contaban a la gente, porque no le daban esperanza. Y una de las primeras cosas que yo entendí es que sí hay esperanza, pero que había que trabajar”.

 

¿Cuáles son los frutos que ves crecer a partir de tu trabajo con Revolución 21?

C.A: “Las consecuencias que yo veo de mi trabajo son extremadamente positivas: el objetivo, en la medida en que yo voy avanzando; te vuelve mil veces más de lo que das en cuanto a cariño de la gente, e importancia de los medios. Realmente, yo generé en muy pocos años un branding de una fundación y de un proyecto que supera tremendamente lo que podría haber pasado con cualquier otra cosa. Y esto parte desde la necesidad, evidentemente, de la gente de poder o de tener a alguien a quien creerle con este tema, que no es poco.

 

¿Qué importancia ves en instaurar la concientización sobre el cambio climático en el ámbito académico universitario?

C.A: “Mi mensaje es un mensaje sencillo. No es técnico, científico, no es de cifras; yo no soy un científico ni soy un profesor, soy un baterista que hace el esfuerzo de hablar con la gente. Que hace el esfuerzo porque después si me escuchás hablar vas a ver que hablo así. No soy un conferencista, soy una persona que utiliza su lugar para tratar de que la gente lo entienda. Y da la casualidad que a la gente le abrís mucho más el corazón (porque en definitiva estás llegando al corazón) siendo así, porque entiende que lo estás diciendo desde el corazón, con sinceridad, que no tenés un interés en particular en esto más que “cómo hacemos para salvarnos”. Y lo que sí hice fue armar una fundación con los mejores científicos de latinoamérica con la información más clara y más precisa de la que yo pueda tener, para que cuando me suba al escenario pueda decirle la verdad a la gente”.

 

Desde R21 fomentan empezar a cambiar desde pequeñas acciones en casa. ¿Cuál es el hábito más difícil de modificar, a tu manera de ver?

C.A: “Ese es el secreto de todo. La realidad es que depende, supongo, del lugar. Yo creo que tiene que ver mucho con el auto, la inconsciencia, de entender que realmente vos estás generando CO2 y que eso nos complica. Y que la gente todavía no está siendo tan consciente a la hora de comprar un auto, comprarlo también desde el lado de las emisiones. Pero por ejemplo en Buenos Aires vos tenés un problema que es muy claro: el consumo de agua descabellado del ciudadano de la provincia de Buenos Aires es ridículo. La verdad que esas cosas puntuales las tenés que ir viendo en cada uno de los lugares. En México se están muriendo de la contaminación del aire y los tipos se compran autos B12. Ellos también tienen un problema muy grande con el agua, tienen una restricción muy grande”.

En este aspecto, Charly comenta que con frecuencia es imposible evitar el cien por ciento de las emisiones debido la necesidad de transportarse de un punto al otro que tiene el ser humano, y agrega que “el tema es generar programas que ayuden a compensar esas situaciones”.

Uno de los grandes motivadores de Alberti para enfocarse en crear su fundación fue la reunión con Al Gore, exvicepresidente de Estados Unidos y reconocido por el documental “Una verdad incómoda”. En esta producción, Al Gore plantea la problemática del cambio climático y las consecuencias de ello.

 

¿Cómo fue el encuentro con Al Gore? ¿En qué te cambió?

C.A: “El encuentro fue emocionante porque encontré una persona a la que le había hecho click la cabeza, y a veces la gente eso no lo entiende. No entiende que vos podés haber sido toda tu vida de una forma y un día una situación “x” te hizo cambiar la forma de pensar. La gente siempre es malpensada con las empresas, con los políticos, conmigo mismo. Pero básicamente me sirvió para entender eso, que había un problema más serio, que había que hacer algo, y me empujó a tomar la decisión de hacer algo”.

El cambio es posible, en la mirada de Charly “todavía estamos a tiempo”, sólo tenemos que comenzar a actuar de inmediato. ¿Te sumás a la revolución?

 

 

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>