Por César Pablo San Emeterio. Docente Seminario de Empresas Familiares. Maestría en Administración de Empresas de la Universidad Siglo 21.

Un componente fundamental del tejido empresarial de Argentina está compuesto por las empresas familiares. Podemos interrogarnos sobre si existe un modo diferencial de gestionar las empresas familiares respecto a las empresas que no lo son. La primera respuesta es no.

Los principios de gestión que se aplican en cualquier empresa se pueden aplicar en las empresas familiares. La complejidad de los instrumentos a utilizar depende de otras variables más estructurales y no de si son empresas familiares o no lo son.

En el marco de las empresas familiares surgen otras particularidades. Y en este campo la misma familia puede ser un factor tan positivo como obstaculizador.

Una empresa familiar se caracteriza por el control que el sistema familiar ejerce, a través de la propiedad, sobre el nivel organizacional y el nivel de gestión de la empresa. Esta puede encontrar la energía para profesionalizarse en la visión y los sueños de una familia, en la necesidad de trascender generacionalmente, en el compromiso emocional con la empresa fundada por la familia. Pero también puede ocurrir que los conflictos familiares repercutan en la empresa, y no sólo obstaculicen su profesionalización, sino que hagan que ésta comprometa su propia supervivencia. También, puede ocurrir que la lógica afectiva del sistema familiar interfiera en la profesionalización de la misma.

Factores como estos dificultan la profesionalización de las empresas y es sobre esta instancia que se torna necesario trabajar para que la familia influya positivamente y no negativamente sobre su propia empresa familiar.

Las herramientas de gestión, financieras, contables, de mercadotecnia, de gestión de recursos humanos, entre otras, que se trasmiten en un MBA, pueden aplicarse en una empresa familiar si la familia las asume como válidas, sin obstaculizar a los miembros de la familia que pretenden desarrollar y profesionalizar la empresa.

Ordenar la interrelación entre el sistema familia, el sistema propiedad y el sistema empresa, a través de normas claras y consensuadas de funcionamiento es la clave del desarrollo de las empresas familiares y la clave para que puedan perpetuarse en el tiempo.

En el Seminario de Empresas Familiares se trabaja sobre la comprensión de la singularidad de las empresas familiares en el contexto del conjunto de empresas. También se brindan herramientas de análisis, diagnóstico e intervención en este tipo de emprendimientos.

El MBA es un posgrado que orienta a formar a los gerentes y emprendedores del mundo y para el mundo. Se potencia el liderazgo, la responsabilidad social, la sustentabilidad y el trabajo en equipo. La Universidad Siglo 21 ofrece la posibilidad de cursar este programa de manera presencial o 100% virtual.