MENU
Matemática - Experimenta 21

by • 10 febrero, 2017 • Management y EmprendedurismoComments (0)4834

¿De qué me va a servir esto?

Por Dora Berenice Apessetche. Docente de Experimenta 21.

La pregunta más recurrente entre alumnos de todas las épocas sobre las matemáticas no es, necesariamente, una pregunta retórica. Tiene dos posibles respuestas que coinciden con dos concepciones, más complementarias que antagónicas, a tener en cuenta por quienes enseñamos la materia.

La primera responde que aprender matemáticas es una manera de desarrollar el pensamiento lógico y la capacidad de abstracción. Desde esta perspectiva, no habría necesidad de preguntarse constantemente por la utilidad de entender, por ejemplo, un teorema, ya que su conocimiento constituiría un fin en sí mismo.

Las matemáticas son importantes porque son el soporte de toda ciencia, incorporarlas a un plan académico implica entender lo que se estudia, ir al fondo de las cosas.

Otra mirada posible es atender a esta pregunta en casos particulares, abordando su aprendizaje como adquisición de competencias. Es la perspectiva que adopta la Universidad Siglo 21, donde la matemática es considerada una herramienta. Lo cual no implica olvidar su valor fundamental -constituye una materia matricial, presente en carreras que van desde Administración a Recursos Humanos- sino considerarla siempre de manera aplicada.

Este objetivo se ha cumplido hasta ahora trabajando con ejemplos y ejercicios, que se desarrollan en cada carrera según sus necesidades concretas. La incorporación del simulador Yenka en el edificio Experimenta 21 significa hoy un gran salto para estudiar las matemáticas en el día a día de una profesión. Mediante este software y con una computadora por alumno, es posible trabajar con funciones y gráficos, crear figuras en 3D, manejarlas, observar sus propiedades geométricas. Aunque hay otros poderosos laboratorios de matemáticas, el software incorporado gana en aplicabilidad, abarca diferentes ciencias y se adapta plásticamente a las necesidades de alumnos con perfiles académicos muy diversos.

Con Yenka se abre un abanico de posibilidades a explorar.

Los alumnos pueden simular, por ejemplo, un laboratorio de química y trabajar con elementos que, por seguridad, sería imposible manipular en la realidad.

De la misma manera, estudiar reacciones, observar actividad molecular, trabajar con motores, armar circuitos eléctricos, probar materiales y diferentes arranques, generar estadísticas, estudiar lenguajes de programación desde cero.

Cada nueva herramienta implica un cambio en el paradigma de aprendizaje al que los alumnos necesitan adaptarse. Si trabajamos en clase el teorema de pitágoras, el desafío no es resolverlo sino buscar formas de aplicarlo. Como en su momento la calculadora, el software de simulación resuelve un gran número de premisas. Esto, más que facilitar el trabajo, pone en juego la creatividad e invita a explorar opciones: qué hacer con eso, cómo puede funcionar. El mismo espacio de Experimenta constituye una inspiración. Lo que parecía un imposible, hoy es un nuevo edificio que nos desafía a trabajar con otra cabeza, a animarnos a apropiarnos de la tecnología y a transformar saberes en capacidades.

 

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>