La moda, como la sociedad, evoluciona a medida que pasa el tiempo. Así, las tendencias varían conforme pasan las estaciones del año y se reinventan en cada década, teniendo a los medios de comunicación como importantes aliados a la hora de difundir “lo que se viene” y cuáles son los nuevos conceptos a vestir.

En palabras de Susana Saulquin, “la moda está en una revolución de cambio absoluto. Estamos en una sociedad individualista y la moda es autoritaria, entonces estamos saliendo del autoritarismo de la moda y yendo hacia unas formas más tolerantes de gestionar las apariencias, y también los estilos y las prendas”.

El avance en el mundo de la moda hizo que el sector de indumentaria se volviera más competitivo y cambiara el modo en el que los diseñadores ven a su trabajo. Como cuenta Suami Delelis, “antes, los diseñadores trabajaban para marcas que se regían por lo que pasaba afuera. Si uno como dueño de la marca quería mirar hacia su interior no se lo permitía porque pretendía tener lo mismo que las marcas de afuera. Pero ahora, los diseñadores detrás de esas marcas pasamos al frente, creando nuestros propios nombres, creando caras visibles y nos desarrollamos con nuestras propias ideas y conceptos que a veces pueden estar lejos de lo comercial”.

Es por esta evolución que cada vez hay más diseñadores creando su propia marca y cada vez hay más medios en dónde comunicarlas, en donde las redes sociales tienen mucho protagonismo. Cómo, cuándo y dónde colocar cada pieza para que ésta sea exitosa son algunos de los desafíos que se presentan al diseñador.

Soledad Pérez de los Santos, Decana de Ciencias Aplicadas y Directora de la Licenciatura en Indumentaria y Textil de la Universidad Siglo 21, explica que en la actualidad  las exigencias del mercado de la moda son muchas, puesto que hay que considerar que se trata no sólo de un sector que está cada vez más profesionalizado desde el ámbito de la especificidad de la moda (diseñadores, productores, fabricantes, fotógrafos), sino también desde el conocimiento que el cliente tiene sobre su propia imagen, sobre las marcas, y acerca cuáles son sus gustos.

Entonces, sobre este escenario se conjugan muchas variables que años atrás no estaban: “la importancia del ser y del parecer; la pertenencia a un tipo de grupo”; la marca se mueve  en medios reales y virtuales con una vorágine que antes no existía; y en donde “el rol de las redes sociales en nuestra vida estética es muy fuerte”, añade Soledad.

Para comprender este nuevo escenario es necesario “entrar en el juego”. Para ello, resulta clave conocer algunas reglas para poder avanzar en un ambiente tan competitivo. Soledad afirma que en este proceso “tenés que conocer(te), saber lo que distingue o lo que querés que te distinga, lo que hace que tu producto sea especial para el cliente”. Y esto debe saberse “desde su gestación hasta la comunicación, y su vínculo permanente en el que se construye la marca”.

En este sentido, Soledad menciona que la Diplomatura en Comunicación y Marketing de Moda ofrece “un mix de herramientas de marketing y comunicación, con ítems teóricos y casos reales que ayudan al alumno a comprender el funcionamiento del negocio”.

Uno de los puntos importantes sobre lo que se debe aprender es el manejo del capital económico con el que un emprendedor cuenta a la hora de crear su nuevo negocio. Al respecto, Soledad cuenta que “el primer y principal desafío para un diseñador que quiere lanzar su marca es conocer su presupuesto, y trabajar sobre esa base, sin dejar de pensar en su aspiracional. Pies en la tierra, y sensibilidad en el aire”, aconseja.

Así, la labor del diseñador debe estar acompañada no sólo del trabajo duro y constante en sus ideas y la realización de éstas, sino también de competencias desarrolladas específicamente para poder lanzar un negocio.

Para finalizar, Soledad puntualiza acerca de la importancia que tiene mantenerse al día con las nuevas tendencias, y dice: “Hoy en dia es muy importante estar actualizado en tu disciplina y en el ámbito en el cual ejerces tu profesión, por lo que la Diplomatura tiene como objetivo general abordar diversas temáticas vinculadas a la gestión de marcas de moda, buscando aportar herramientas que potencien nuestra empresa tanto en su dimensión de negocio como en su dimensión creativa, con el propósito de optimizar los productos, “eficientizar” recursos y hacer foco en la comunicación de marca”.

¿Qué esperás para mostrarle tus ideas al mundo?

 

 

*Imagen de la campaña Luz de la diseñadora Cecilia Strada, alumna de la Universidad Siglo 21.

Fotógrafo: Martín Fernández.