Dos estudiantes de la Universidad Siglo 21 emprendieron un proyecto de innovación educativa. Se trata de “E-valuados”, una aplicación que fortalece los procesos de enseñanza-aprendizaje por medio del uso de la tecnología.

Alejandro Parise, estudiante de la Ingeniería en Software de la Universidad Siglo 21, y María Agustina Ibañez, de la Licenciatura en Diseño Gráfico y de la Licenciatura en  Publicidad, desde hace dos años empezaron a desarrollar una propuesta creativa. Su proyecto se llama “E-valuados”, una plataforma web para los docentes y móvil para los alumnos, que permite afianzar los contenidos dados en el aula. Bajo la misma dinámica creada por el conocido juego virtual “Preguntados”, los estudiantes pueden responder desde sus celulares interrogantes creados por los profesores, sobre los conocimientos más importantes dictados en clases.

Esta iniciativa responde a una necesidad: “muchas veces, luego de dar un tema, los docentes consultan con la clase si éste se entendió y no obtienen respuesta alguna”, apunta Alejandro.

Con esta herramienta, y a través de un sistema de estadísticas representativas, los profesores pueden tener un registro del proceso de aprendizaje de los chicos y conocer si comprenden o no los temas dados. Así, logran acceder a resultados en tiempo real, detectar inconvenientes de manera rápida y saber qué profundizar en las clases siguientes. Con “E-valuados”, las clases son más atractivas, el feedback es inmediato y los vínculos entre estudiantes y docentes son cada vez más estrechos.

La aplicación también permite grabar las clases y alojarlas en una plataforma web, para que los alumnos puedan revistar los contenidos dados desde sus smartphones. Además, cuenta con un módulo de consultas, en el que los estudiantes pueden hacer preguntas al profesor para que el docente las responda en cualquier momento de la clase.

La idea de Alejandro y Agustina, propone un cambio en la manera de enseñar y aprender a través del uso de las tecnologías.

“E-valuados permite poner al celular como un aliado para los docentes y no como un “enemigo”, y que este sea bien usado en las clases”, expresa uno de los creadores.

Alejandro señala que la importancia de este tipo de proyectos radica en que la tecnología forma parte de la cultura juvenil y que, por lo tanto, los contextos habituales por lo que ellos transitan también deben incorporarla como una herramienta estratégica. En este caso, “E-valuados” es una propuesta para aplicar en el ámbito educativo. Si bien sus inventores desarrollaron este proyecto pensando en clases de nivel terciario y universitario, creen que su uso puede extenderse sin inconvenientes al nivel secundario y a todo tipo de cursos de capacitación profesional.

La innovación como apuesta a futuro

“E-valuados” es un proyecto que surgió del Startup Weekend de 2015, donde obtuvo una gran valoración por parte del jurado. Pero el potencial creativo de estos alumnos no termina en esta iniciativa. Constantemente están pensando en nuevas alternativas para mejorar la educación. “Actualmente, por ejemplo, estamos trabajando con realidad virtual para educación, en donde los estudiantes pueden ser trasladados a otros contextos y a su vez pueden ir respondiendo preguntas sobre ese entorno”, comenta Parise.

Para ellos, crear un producto innovador es dar respuesta a las necesidades de una comunidad, pero también es transitar una experiencia de aprendizaje: “Hay que animarse a emprender porque es un gran desafío y es un constante aprendizaje. Quien trabaja para un proyecto propio, está feliz de que llegue el lunes para poder seguir trabajando y creciendo. Emprender te permite relacionarte con personas de otras áreas y aprender de ellas”.

Desde Siglo 21, seguimos aportando conocimiento y competencias para el desarrollo de propuestas innovadoras como estas y redoblando esfuerzos para potenciar el espíritu emprendedor de nuestros estudiantes.