MENU
esta

by • 16 noviembre, 2015 • Diseño y Moda, General, Marketing y Comunicación, SustentabilidadComments (0)1391

El diseño y la posibilidad de llegar más allá

Por Natsue Kiyama, alumna de Diseño de Indumentaria y Textil. Miembro del grupo de Voluntariado Universitario.

Comencé a estudiar diseño de indumentaria hace 4 años, pero elegí esta profesión desde que tengo uso de razón, imagino que por crecer rodeada de artesanías, costuras y tejidos de mi mamá y mi abuela. Fue entonces cuando, hace un par de años, decidí comenzar mis estudios en la Universidad Siglo 21; principalmente porque tenía contacto con otros países y siempre me interesó realizar un intercambio y conocer otras culturas, creo que viajar no sólo renueva el aire, sino que los pensamientos y la forma de visualizar la vida. Estoy convencida de que intercambiar ideas, miradas o momentos con otras personas lo hacen crecer a uno como profesional, pero principalmente como persona.

Tengo una convicción muy fuerte, y es que todo lo que nos proponemos y hacemos con pasión, garra y mente no puede fallar, puede tardar, pero va a suceder; y eso me sucede con el diseño y su capacidad de llegar a diferentes personas, situaciones y problemas. Pienso que no hay nada que un buen diseño no pueda solucionar, no si lo hacemos con esa receta.

El diseño de indumentaria como todo diseño te da la posibilidad de llegar a personas diferentes, situaciones inimaginables, experimentaciones soñadas y descubrir soluciones que pueden aplicarse a todo tipo de usuario. El diseño engloba cualidades estéticas, pero es ante todo un acto social, diseñamos para las personas, por eso no podemos separar una idea de la otra, porque desde sus cimientos están unidas y funcionan así. El diseño necesita de sensibilidad y visión para poder presenciar y sentir la ausencia de solución en una situación, y tener esa chispa interior para encontrarla.

Desde primer año me pregunto todas estas cuestiones y me puse en tela de juicio un montón de decisiones propias y de mi entorno, no estaba conforme, algo me molestaba y muchísimo hasta el punto de pensar que tal vez la carrera no era la correcta. En mis presentaciones siempre nombraba el interés de fusionar el diseño con la responsabilidad social, pero todos los ejemplos que veía me indicaban que lo que perseguía era sólo un sueño muy lejano.  Después de investigar, realizar cursos y capacitaciones mi panorama cambió y más aún cuando ingresé al voluntariado de la facultad, fue en ese momento cuando comencé a bocetar e idear proyectos sociales con materias de mi cursada.

El primer paso que di fue animarme a proponer en la cátedra de seminario final un diseño adaptado para personas con amputaciones en sus miembros superiores e inferiores; comencé con un trabajo de campo, visitando a abuelos en geriátricos, teniendo reuniones con terapistas ocupacionales y recorriendo las ortopedias de Nueva Córdoba. El siguiente paso fue organizar toda esta información y darle una bajada real, fue ahí donde me encontré con limitaciones, pero prueba tras prueba llegué a un prototipo adecuado, funcional y estético.

Este año comencé a trabajar con una fundación que alberga niños con parálisis cerebral severa (y  discapacidad psicomotriz) y encaré un proyecto junto con la materia diseño de calzado para realizarle el calzado a uno de los chicos. Comencé visitando la fundación una vez por semana, participando de los diferentes momentos, desde el desayuno hasta los diferentes talleres, como música, gimnasio, bochas adaptadas. Fui registrando falencias de diseño y de indumentaria y observando a Cristian, el usuario del calzado; conocí un poco su personalidad y sus capacidades. Paralelamente comencé a hacer pruebas de moldeado de pies y de texturas, para posteriormente realizar un prototipo totalmente funcional y que promueva la estimulación; logrando que Cristian progrese día a día.

En un futuro cercano imagino un mundo más participativo, cooperativo y menos celoso de datos, pensamientos y proyectos, no podemos encarar proyecciones solos y menos tratándose del diseño. Mi futuro  no lo puedo predecir, pero sí sé que me va a encontrar haciendo algo que genere felicidad, y no sólo a mí, sino a la otra persona que está del otro lado.

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>