El proyecto Ecoladrillos, liderado por estudiantes de la Universidad Siglo 21 oriundos de Alta Gracia, fue seleccionado para representar al país en la 12° Competencia de Talento e Innovación de las Américas que se hará en México.

El Young Americas Business Trust (YABT) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), eligió el proyecto Ecoladrillos para participar de la Competencia de Talento e Innovación de las Américas. De casi 3.500 propuestas que se presentaron a la convocatoria, Ecoladrillos será la única en representación de Argentina y participará junto a experiencias provenientes de 40 países diferentes. “Estamos muy contentos, la noticia nos sorprendió gratamente. Seremos los únicos argentinos allí, es un orgullo poder representar al país”, aseguró Fabián Saieg, uno de los creadores de esta idea.

El proyecto

En el año 2014, Fabián Saieg y Leandro Míguez, dos alumnos de la Universidad Siglo 21, comenzaron a pensar esta idea sin imaginar hasta dónde llegarían. Su objetivo era hacer un aporte al cuidado del medio ambiente pero desde una mirada inclusiva.

“Entre charlas se nos ocurrió hacer algo que pueda intervenir en la sociedad y ayude a la gente pero también al ambiente”, expresó Fabián.

Así fue que comenzaron el proyecto Ecoladrillos, que consiste en recolectar botellas de plástico, reciclarlas en plantas especiales y transformarlas en ladrillos ecológicos para la construcción o ampliación de viviendas populares o destinadas a proyectos comunitarios.

Se estima que en la actualidad, solo en Córdoba, se producen alrededor de 1.300.000 toneladas por año de residuos sólidos urbanos no industriales y, de ese total, sólo se recupera el diez por ciento. Además, el plástico es uno de los materiales que más tiempo demora en el proceso de descomposición. Con este proyecto, los jóvenes logran transformar el desecho en materia prima de un nuevo producto. Con 20 botellas de gaseosas de dos litros trituradas y cemento, se puede hacer un ladrillo.

De a poco empezaron a crecer y decidieron crear una ONG sin fines de lucro llamada Fundación ECO Inclusión. “ECO es por ecología, e inclusión es porque los ladrillos están destinados a familias o a proyectos sociales”, explicó Fabián. Desde allí, continuaron diagramando su propuesta de trabajo, pero también lo que se transformaría en un plan de emprendimiento y sustentabilidad.

El Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Siglo 21 y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), les ayudaron a adquirir nuevas herramientas para fortalecer su iniciativa. Hoy la Fundación Eco Inclusión trabaja en colaboración con la Municipalidad de Alta Gracia, de Malagueño y de Villa Los Aromos y, además, con algunas empresas de Córdoba.

Una mirada al futuro

Los jóvenes emprendedores buscan expandir su proyecto social y sustentable: reciclar más botellas, extender la red de voluntarios que colaboran con su tarea, fortalecer la conciencia ecológica y sustentable de los ciudadanos e incluir a más sectores vulnerables. Hace poco realizaron un convenio especial con la Comuna de Los Aromos, para darle una utilidad al plástico que obtienen mediante recolección diferenciada. Esta materia prima volverá a la Comuna convertida en ladrillos para fines solidarios. Además, están buscando más empresas cordobesas que se interesen por el reciclado, para hacer crecer el emprendimiento.

Los altagracienses viajarán a México del 17 al 19 de junio. Ellos confían en que su participación en la Competencia de Talento e Innovación de las Américas, pueda abrirle nuevas puertas. Esta oportunidad les permitirá acceder a instancias de entrenamiento, participar en mesas de discusión empresaria, en sesiones de liderazgo y fortalecer sus redes de negocios con el sistema de emprendimientos latinoamericano. “Podremos ser atractivos para grandes inversionistas, dentro del rubro de emprendimientos sociales. Esta noticia significa un nuevo impulso: queremos que el proyecto siga creciendo. La verdad es que estamos muy contentos”, celebró Fabián.