MENU
Empresa Familiar

by • 21 marzo, 2016 • Marketing y ComunicaciónComments (0)5325

Familias empresarias: un modelo particular y único de gestión

Por Cra. Pilar Maure. Tutora de la Tecnicatura en Gestión de Empresas Familiares de la Universidad Siglo 21.

Al igual que en cualquier organización, las empresas familiares se gestan y sobreviven gracias a una estrategia y un plan de acción que les permite potenciarse de acuerdo a planes, metas y objetivos, aunque con un detalle particular: el vínculo entre los actores del emprendimiento.

De acuerdo a su etimología, la palabra “estrategia” viene del griego “stratos”, que significa ejército, y “agein”, que quiere decir conductor y guía. Este elemento no escapa al escenario en el que se gesta una empresa familiar. Muy por el contrario, este tipo de empresas trabaja con metas, objetivos, y planes de acción y de profesionalización –quizás no siempre tan explícitos– que les permiten sostenerse y crecer en el tiempo.

Desmenuzar la estrategia de una empresa familiar permite ver aquellas acciones que hacen a su crecimiento, entendiendo algunos de sus desafíos y la necesidad de formación de la mayoría de los miembros de la familia, en pos de alcanzar el éxito y la sustentabilidad de la empresa.

 

Una empresa familiar trabaja en familia

Una tarea muy importante que compete a todos los miembros de la familia que iniciará una empresa, es definir una visión sobre el proyecto que se quiere emprender, sobre la propia familia y sobre el emprendimiento a futuro.

Tomando algunos conceptos, la “visión compartida” es aquella mirada estratégica que construyen todos los integrantes de la familia, no importa si trabajan en la empresa o no. De alguna u otra manera ellos influyen en el escenario en el cual esta se gesta.

La familia elabora una visión sobre la propia familia, la empresa, y el patrimonio familiar-empresarial en el futuro. Si bien se encuentran unidos por una historia común, construir la visión ayuda a pensar en la continuidad de la empresa a través del tiempo.

Este tipo de enfoque aborda los valores familiares propios de cada familia empresaria. Rescatarlos y ponerlos al servicio de la empresa constituye una de las fortalezas más grandes. El dato especial es que no son valores que deban ser aprendidos o estudiados; tienen que ver con algo impregnado y propio de la familia.

 

Trazar el rumbo de la empresa: armar una estrategia

Hablar de estrategia es hablar de una visión, un punto en el horizonte hacia donde avanzar. Una vez construida la visión, es necesario diseñar un diagnóstico que permita reconocer las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (F.O.D.A) de la empresa familiar, para hacerlas parte de la estrategia de negocios.

Éste es un análisis que se realiza entre las tres partes mencionadas arriba: Empresa, Familia y Propiedad. A través del diagnóstico de cada ámbito se construye una mirada integradora y nutrida.

Una vez realizado el diagnóstico, el paso siguiente será elaborar aquellos planes, programas, procesos y objetivos que permitan comenzar a trazar la meta propuesta. La familia elabora así un protocolo, una herramienta que permitirá profesionalizar la gestión de la empresa familiar.

 

¿Un protocolo de familia?

El protocolo elaborado entre los miembros de la familia tiene que ver con la estrategia que ésta se de en el armado de la empresa familiar. Se compone de reglas y pactos que deben ser respetados y cumplidos por cada uno de los miembros de la futura empresa.

Un protocolo es un pacto, y trabajar en torno al mismo genera un sentido de pertenencia que inspira y motiva a los integrantes de la organización a comprometerse con el proyecto. Esto aborda la profesionalización de la familia en gestión de empresas familiares, y a que cada uno desarrolle y vuelque sus capacidades, sacando lo mejor de ellos mismos.

 

Crear una empresa y sostenerla en el tiempo

Un concepto del Licenciado Roberto Bazán alude al Proceso Estratégico de Sucesión Anticipada (PESA). Se trata de un valor estratégico que asegura la continuidad de las empresas familiares. Es un elemento que no puede quedar aislado en el proceso de elaboración de la estrategia.

La sucesión de la empresa es un proceso, donde lo que se sucede no es una persona sino un rol. Redefinir el rol del fundador y armar un plan de sucesión es la clave para asegurar su continuidad.

Retomando algunas ideas ya mencionadas, hablar de estrategia en las empresas de familia implica, entre varios elementos, la elaboración de una visión compartida construida por todos los miembros de la familia, trabajen o no en la empresa. Los planes, programas y objetivos estratégicos que se plantee la familia más la profesionalización es un avance estratégico y fundamental.

La creación de un protocolo y el armado de un plan de acción contribuyen a la supervivencia de la empresa, y a reforzar el sustento social que aportan las empresas familiares en la economía local.

 

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>