MENU
Justicia

by • 5 febrero, 2016 • Derecho y Política, Management y EmprendedurismoComments (0)2100

Hacia una nueva oficina judicial

Por Damián Pertile. Abogado y Escribano. Especialista en Periodismo Político. Diplomado en Derecho Procesal Civil. Docente de la Universidad Siglo 21.

¿Qué encierra el concepto de impartir justicia por parte de los magistrados? Rápidamente podrá decirse que se trata de aquel proceso de análisis y estudio jurídico que lleva al magistrado a expresarse por medio de una resolución judicial. Pero hay que destacar algo: el servicio de justicia no es una acción individual del juez sino de todo un tribunal, cuya máxima autoridad es él, junto a funcionarios y empleados.

Esta situación lo lleva al juez, ya no solamente a transformarse en un estudioso del Derecho sino que además debe ser un verdadero líder de equipo, donde el gerenciamiento, el pensamiento estratégico, la gestión de recursos humanos, la motivación y la comunicación deben ser ejes claves para optimizar la prestación del servicio de Justicia. Es justamente este último concepto el que debe guiar los objetivos y fin último de cada oficina judicial.

Si, como dijimos, el “impartir justicia” es la labor del juez por la cual estudia una causa para expresar su conclusión por medio de una sentencia, el “servicio de justicia” incluye esta función además de otras: desde atender al abogado y al justiciable en la “barandilla” de un Juzgado, hasta el cuidado de los expedientes y diferentes cuestiones propias del derecho procesal.

Pioneros en la temática del “gerenciamiento”, como Harold Koontz y Cyril O’ Donnel, autores clásicos, – cuyos textos son materia obligada en las universidades y posgrados de formación para ejecutivos- definen al management como “la creación y mantenimiento de un ambiente interno en una empresa donde individuos que trabajan juntos en grupos pueden desempeñarse con eficiencia y eficacia hasta el logro de metas grupales”.

Si a este concepto lo integramos con el factor motivacional, la comunicación, la formación continua, y la gestión de recursos humanos; indudablemente la calidad en la prestación del servicio público se optimizará. El gerenciamiento o gestión organizacional, la comunicación interna, la gestión de imagen e identidad corporativa, entre otros, son conceptos provenientes del ámbito empresarial y es por ello que corresponde hacer algunas aclaraciones pertinentes: su fin último es incrementar las ventas de manera eficiente.

Indudablemente, esa lógica no es aplicable en el marco del ámbito público y particularmente en el Poder Judicial. Pues los ámbitos estatales pretenden que las políticas públicas diseñadas se gestionen correctamente con el objetivo de satisfacer las necesidades sociales identificadas.

En este orden de ideas, prestar un buen “servicio de justicia”, donde el justiciable y los operadores judiciales no sólo obtengan resoluciones sino que todo ese proceso pueda llevarse adelante de la manera más satisfactoria posible –tanto a nivel interno como externo- se transforma en el fin último para aplicar este nuevo perfil de las oficinas judiciales.

En el país incluso existen numerosos juzgados que han certificado sus procesos a través de normas internacionales de calidad y, más allá de esa situación -no fácil de llegar- es factible ir optimizando la prestación del servicio de justicia si se asume que cada oficina judicial debe ser abordada de manera integral, como un verdadero equipo de trabajo, con la mirada anclada en una dirección clara, con los pies en la gestión organizacional donde, desde los actores internos hasta los externos, sean realmente tenidos en cuenta conociendo sus necesidades y potenciales respectivos para, de esta manera, tender con buen rumbo a eficientizar la prestación judicial.

 

*Publicado originalmente en Comercio y Justicia.

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>