“Crean que el amor es una capacidad, no dejen de buscarlo”. Así cerraba HumanCamp el neuropsiquiatra y fundador de Panaacea Christian Plebst, colocando el broche de oro a una jornada inspiradora, emocionante y educativa.

HumanCamp, surgido de la necesidad por “expandir conciencia y trascender en los modelos mentales”, tuvo su segunda edición en la ciudad de Córdoba en el Campus de la Universidad Empresarial Siglo 21, con un auditorio repleto y atento a cada una de las historias que se presentaron en el escenario y que demostraron la importancia del capital humano, tanto en una empresa como en una sociedad.

La jornada se desarrolló a partir de las 14hs con la llegada y acreditación de los asistentes, muchos de ellos miembros de las áreas de recursos humanos de empresas, dueños de compañías y futuros profesionales que se encuentran en la búsqueda de nuevos paradigmas de liderazgo para seguir. Hacia las 15hs, la música del sitar colmó el auditorio con un aire de meditación y paz para recibirlos.

human cam-0260

Clara Pasos, fundadora de HumanCamp, fue la encargada de abrir el evento, recordando que debemos tomar conciencia sobre las personas que nos rodean; la importancia que tiene ser más humano estando en contacto con nuestras emociones más profundas; y de qué manera los líderes pueden ser agentes de cambio y -por tanto- potenciar el cambio social.

Clara luego dio lugar a Carlos Pérez, presidente de la agencia de publicidad BBDO y organizador del evento desde hace muchos años, quien se encargó de realizar la moderación de la jornada. Sus intervenciones presentando a cada uno de los oradores y realizándole preguntas luego de cada presentación fue vital a la hora de ordenar algunas ideas y conceptos, así también para conocer un poco más a cada personalidad que abrió su alma arriba del escenario.

Pero las verdaderas estrellas de la jornada fueron las historias, las emociones y los protagonistas. Desde la primera exposición hecha por Ángel Rossi, guía espiritual de la Fundación Manos Abiertas hasta la última, realizada por Christian Plebst, cada orador hizo mención a ideas que se replicaron en cada presentación, dejando en claro cuáles son los puntos importantes en los que se debe trabajar para crear una mejor sociedad y en una empresa más justa.

human cam-0303

De esta manera, HumanCamp se embebió de conceptos que invitaban a estar en contacto con uno mismo y nuestras emociones, para entendernos e identificar posibles factores que estén impidiéndonos progresar. Al respecto, Estanislao Bachrach, reconocido Biólogo Molecular y autor del libro Ágilmente, recordó cómo fue su propio proceso de transformación haciéndole frente a sus sentimientos y a lo difícil que ésto resulta. “El dolor está bien. Cuando uno cambia, duele”, explicó.

Otro de los aspectos más mencionados fue la importancia de la confianza, la voluntad y la esperanza. En este aspecto, Rossi se refirió a los líderes como seres capaces de transformar, basándose en la esperanza de que esa transformación es posible y que sólo se requiere de paciencia y confianza. También explicó que a menudo el miedo es un factor que influye negativamente en la concepción de una nueva idea o acción, pero que éste debe transformarse en un sentimiento positivo para que resulte en una obra satisfactoria. Así, concluyó en que “es parte del liderazgo trabajar para que donde había miedo, haya confianza”, y que está en cada uno de nosotros el poder de esclarecer el camino para seguir adelante y profesar el cambio.

Por su parte, Cristina Schwander, fundadora de la Universidad Siglo 21, contó su experiencia en la creación de esta institución educativa, los desafíos que se le han presentado con el correr de los años y cómo tomar algunas decisiones de riesgo es uno de los requisitos para el crecimiento. “Arriesgarse es una de las cosas que nos jugamos los líderes”, comentó.

human cam-0342

Más adelante en su charla, Cristina se focalizó en el entusiasmo, en la necesidad de tener sueños que queramos cumplir y en la necesidad de encontrar un socio en quien confiemos para llevar adelante las ideas más grandiosas. Al respecto, Cristina dijo que las relaciones con los socios permiten complementar aquellos dones que cada uno tiene para crear algo más fuerte. Lo primordial es “reconocer cuál es tu don y pulirlo” para mejorar y aprender.

Pero la jornada no sólo fue inspiradora sino que también fue muy emotiva. Las historias de vida, los logros, y cómo un individuo puede influenciar en otro y cambiarle su vida para siempre, fueron los aspectos más movilizadores de esta edición.

human cam-0426

Daniel Cerezo, Gerente de felicidad y cultura en la empresa Las Páez, destacó la importancia que tiene un líder en la fomentación del crecimiento individual, de la comunidad y -en un aspecto más organizacional- de una empresa. Emocionado hasta las lágrimas, Daniel hizo un repaso por su historia de vida, comenzando con la difícil situación económica en la que se encontraba su familia y cómo una profesora de piano que era voluntaria en su barrio le hizo ver que él podía dar mucho de sí mismo para aprender y para ayudar a otras personas. De esta manera, su mundo se fue expandiendo y comenzó a trabajar en distintas áreas carenciadas, fomentando la educación, los valores y la idea de que cada persona “puede ser líder de su propia vida” y que cada individuo puede ayudar a otro a que “lidere su propio proyecto de vida”.

En un aspecto más empresarial Mario Quintana, Presidente de Farmacity, explicó el cambio de pensamiento y filosofía por el que estuvo atravesado a partir de entender el sentido que tiene el emprendedurismo. En su charla hizo hincapié en la necesidad que tienen los seres humanos de escuchar para llegar al entendimiento, para crear, para desarrollar, para motivar y para lograr un cambio significativo en la vida de otra persona.

Además, se refirió al modo en el que muchas veces las empresas miran al capital humano y aconsejó: “Tenemos que abandonar de una vez la mirada de que el trabajo es una mercancía, tenemos que hacer de nuestras empresas comunidades que producen algo bueno para la gente”, explicó.

human cam-0443

Finalmente, Eugenia Patiño, Gerente de Recursos Humanos de Tarjeta Naranja recordó sus primeros tiempos en la compañía, y los desafíos frente a la expansión de la empresa y la transmisión de los valores y cultura organizacional a los nuevos locales ubicados en diferentes partes del país. Al respecto, Eugenia afirmó que “la coherencia entre lo que decimos y hacemos es el desafío de toda organización” y por ello el trabajo debe ser constante, transparente y dedicado.

La inspiración, la emoción y la reflexión fueron tres ejes que atravesaron a cada una de las charlas en el escenario y a los asistentes del evento. HumanCamp busca generar cambios, movilizar ideas, hacernos más humanos y conscientes. HumanCamp es un ejemplo de que el liderazgo en pos del cambio social es un ejercicio útil, sólo se debe empezar de a poco.

human cam-0563

Todas las fotos del evento: http://bit.ly/1xvZ6vh