MENU
marca personal

by • 4 agosto, 2015 • Egresados, Empleabilidad, General, Management y EmprendedurismoComments (0)1555

La construcción de la marca personal y su rol en el negocio propio

El desarrollo y creación de la Marca Personal es un paso fundamental que debe dar cualquier individuo que busque iniciar un emprendimiento o un negocio propio. Saber moverse dentro del ambiente correspondiente al mercado de nuestro interés, generar contactos y configurarse como alguien relevante para el mundo de los negocios no es una actividad nueva, aunque el concepto de Marca Personal se haya vuelto popular en los últimos años.

A modo conceptual, la marca personal es el conjunto de atributos fundamentales de una persona, es todo aquello por lo que se lo reconoce, identifica y diferencia de otras personas. ¿Pero de qué manera nos ayuda a la hora de emprender o crear nuestro propio negocio?

Martin Poncio, Director de la consultora de Recursos Humanos Martín Poncio, explica que “en todos los mercados (la marca personal) tiene mucha importancia, pero particularmente cuando el mercado es chico”. Y agrega que “un buen desarrollo de la marca personal deviene en la generación de credibilidad. Construir la marca personal apunta a generar esa credibilidad a lo largo del tiempo”.

En este sentido, y profundizando sobre su relevancia, Martín hace hincapié en que “una de las virtudes que debe tener una persona a la hora de crear marca personal es la capacidad de desarrollar vínculos de confianza a lo largo del tiempo, a la vez que genera la posibilidad de una promesa a futuro”. Además, cuenta que “la verdadera imagen de marca se logra haciendo bien las cosas, lo cual crea lazos con mayor efectividad”.

Pero, ¿por dónde empezar? Martín explica que “cuando se empieza a construir el valor de la marca personal se debe tener en cuenta las implicancias del servicio que presto en el mercado en su conjunto”. Y para poder hacerlo, lo fundamental es que una persona comience a describir cuál será su estrategia de marca; delimitar cómo quiere lograr sus objetivos; y -sobre todo- definir cuál es su visión, su lugar en el mercado y en el mundo de los negocios.

“La estrategia debe tener coherencia. Debe integrar un grupo de acciones y actividades que ayuden a construir esa marca. Debe haber movimiento, dinamismo, atención a lo que pasa, estar en línea con lo que sucede alrededor. Ser muy buen observador del entorno”, argumenta Martín.

De esta manera, se va construyendo un perfil de lo que somos, de cuáles son nuestros valores, nuestras ideas, nuestro aporte al sector al que apunta nuestro negocio. Y en este proceso, las redes sociales ocupan un lugar importante, puesto que configuran un nuevo canal de comunicación y exposición de las ideas.

En relación a esto, Martín aclara que en estos nuevos canales se debe “ser cauto y precavido. Saber qué mostrar. Lo más importante es la coherencia, uno tiene que ser coherente. La marca es lo que ves en LinkedIn, en Facebook, en Twitter, es todo. Tenemos que evitar ser por un lado serio y por el otro ser diferente, tenemos que comportarnos igual en todas las redes sociales”.

La razón de ello, según cuenta Martín, es que “la marca personal se construye con la percepción de los demás sobre uno. Sean nuestros proveedores, nuestros empleados, nuestros clientes. Entonces, hay que estar atentos a que los movimientos que uno haga sean coherentes como ciudadano, como profesional y como comerciante”. Y agrega: “Lo que genera marca es la capacidad de ver más allá de uno. Eso también da tranquilidad y poder. Además, requiere una visión global del negocio en el que estoy inmerso”.

Las redes sociales funcionan como amplificadoras de la marca personal, y por ello hay que trabajar arduamente en esa percepción que queremos lograr en los demás sobre nuestra imagen. Una de las maneras de hacerlo es generando contenido relacionado a nuestro nicho de negocio que ayude a reforzar nuestra marca, y cuidando la comunidad que vamos creando alrededor de la marca. A través de las redes podemos lograr afinidad y cercanía con las personas que nos siguen, que -a su vez- pueden transformarse en lazos laborales o bien impulsar nuestro emprendimiento.

Asimismo, la marca personal no sólo tiene peso en los proyectos y emprendimientos personales, sino también a la hora de potenciar la empleabilidad de un individuo que quiere insertarse en el mercado laboral.

Al respecto, Martín especifica: “la marca personal es lineal en la empleabilidad. Una organización busca personas que tengan determinadas competencias, entonces ser y parecer van de la mano. Por un lado como empleado darle tranquilidad a los empleadores, ser una persona de confianza. Construir vínculos de confianza, y afectivos dentro de la organización para construir la marca personal dentro de ésta. Ser lo que la empresa necesita y parecerlo”. Además, aclara que es importante tener “adaptabilidad y flexibilidad a lo que la empresa quiere”.

Martín Poncio concluye en que “la marca personal es como un carnet habilitante para hacer buenos negocios. Te habilita a que te den el espacio necesario para poder comercializar, que te presten un oído. Es la antesala a todo lo que estás queriendo construir”. Por esta razón es que resulta de vital importancia la capacidad que tenga un individuo de entablar relaciones, compartir lo que sabe, especializarse en una temática específica y crear una comunidad alrededor que pueda validar su conocimiento, experiencia, profesionalismo y su rol dentro del mercado en el que se está moviendo.

Para finalizar, Martín explica que “construir una marca personal es algo desafiante. Es todo un trabajo, requiere un esfuerzo importante, ceder cosas para lograr otras. Es estar dispuestos a planificar el futuro de uno y tomar pasos hacia ello, no se construye de un día para el otro”.

 

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>