MENU
public-domain-images-free-stock-photos-high-quality-resolution-downloads-public-domain-archive-10

by • 5 mayo, 2015 • Management y EmprendedurismoComments (0)2677

La importancia de la Dirección de Proyectos en las empresas actuales

Es de común conocimiento que todas las empresas integran procesos y proyectos. Sean pequeñas, medianas o grandes, cada compañía maneja un número determinado de proyectos que deben seguir lineamientos de calidad y desarrollo para lograr resultados positivos, evitando su fracaso, o -al menos- detectando problemas a tiempo para poder solucionarlos. 

En este contexto, nace la figura del Director de Proyectos, una personalidad clave en la tarea de encausar cada proyecto dentro de las especificaciones de éste, ya sean detalles técnicos, su desarrollo a lo largo del tiempo estimado, e incluso el manejo de los recursos humanos asignados a cada tarea que conforma el conjunto de acciones a realizar para llegar a los objetivos en tiempo y forma, respetando el presupuesto asignado.

El ingeniero Andrés Cabral, certificado como Director de Proyectos Profesional (PMP) y Director de la Diplomatura en Dirección de Proyectos de la Universidad Siglo 21, al respecto explica que “la metodología de la dirección de proyectos es algo que se fue desarrollando gradualmente a lo largo de la década, basado en la experiencia de proyectos con problemas y proyectos fracasados”.

 

La dirección de proyectos es, entonces, una actividad de carácter gerencial que es transversal a casi todas las profesiones y rubros de empresas, aunque normalmente se crea que aplica solamente a las compañías de tecnología, ingeniería y construcción. Y esta es una de las razones por las que es importante formarse en esta disciplina cada vez más buscada en el mercado laboral empresarial.

 

Cada proyecto que se inicia en una empresa es único, puesto que no se trata de una operación de rutina, sino más bien un conjunto específico de operaciones diseñadas para lograr un objetivo particular. De esta manera, cada equipo de proyecto está conformado según las necesidades de éste, y con frecuencia incluye a personas que usualmente no trabajan juntos e incluso están en otras organizaciones o zonas geográficas.

 

De acuerdo al Project Management Institute (PMI), la organización más importante del mundo en la materia, existen cinco procesos en la dirección de proyectos:

  1. Iniciación: se define el proyecto en su totalidad o bien se determina una nueva etapa para un proyecto existente; luego se obtienen las autorizaciones necesarias para su inicio.
  2. Planificación: se determinan los alcances del proyecto, se pulen los objetivos y se define el curso de acción.
  3. Ejecución: se desarrollan todas las actividades definidas en el plan de acción.
  4. Monitoreo y control: después de haberse ejecutado el proyecto, se procede a realizar el seguimiento y control de los resultados, identificando áreas en las que pudieran ser necesarios algunos cambios.
  5. Cierre: se finalizan todas las actividades, y se cuenta con toda la documentación del proyecto, con el detalle de las acciones realizadas. También incluye la evaluación del trabajo en su totalidad y una reunión de cierre.

Pero para poder llevar adelante estas acciones, el director de proyectos debe contar con ciertos conocimientos específicos y habilidades que serán su principal herramienta para lograr un trabajo efectivo. A saber: integración. alcance del proyecto, tiempo disponible, costos, calidad, recursos humanos, comunicación y gestión de riesgos, entre otros. Cada una de estas habilidades debe desarrollarse con profesionales especializados en la materia, que tengan experiencia en el campo de acción.

Al respecto, Cabral comenta que estos procesos se fueron formalizando y documentando durante los últimos años, dejando en claro cuáles son las buenas prácticas que deben llevarse adelante para manejar un proyecto. En estos documentos “se pone mucho foco en lo que hay que hacer y en lo que no hay que hacer”, cuenta.

Reportes indican que la incorporación de un director de proyectos en una empresa no sólo facilita la entrega de los trabajos en tiempo y forma, sino que también alinea la estrategia global de cada compañía, volviéndola más rentable, efectiva y con un mejor manejo de los recursos, ya sean humanos o económicos.

La dirección de proyectos brinda un enfoque único que está moldeado por los objetivos de cada proyecto, los recursos y los tiempos asignados para cada uno. En un mundo cada vez más globalizado, con organizaciones que tienen cada vez más trabajadores remotos, se vuelve prioritario tener un orden en el desarrollo de los procesos para evitar el desvío de objetivos y aumentar la eficiencia del tiempo invertido en cada tarea.

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>