Por Abg. Esc. Federico Miguel. Tutor de Escribanía.

Políticos, empresarios y dirigentes suelen repetir hasta el cansancio que las MiPymes son el motor de la economía, ahora parece que finalmente han decidido crear un combustible para ponerlas en marcha. La prueba de esto es la sanción de la llamada Ley de Emprendedores que tiene como fin apoyar la actividad emprendedora en el país, así como su expansión global.

La ley de “Apoyo al capital emprendedor” fue aprobada por el Senado de la nación el pasado 29 de marzo, para promover el desarrollo en todo el territorio y fomentar las economías locales con las distintas actividades productivas.

Este apoyo, se traducirá en mayores inversiones para los pequeños emprendedores.

Entre los cambios que introduce la nueva normativa, se crea un nuevo tipo societario pensado para emprendedores, denominado “Sociedad por acciones simplificadas” (S.A.S), las cuales pueden constituirse en forma unipersonal o plural. Lo novedoso es que, a partir de la reglamentación de la ley, se podrán constituir por medios digitales con firma digital. Por eso, desde el proyecto de la ley, se las llamó “Sociedades en 24hs”, porque la inscripción de la sociedad, previa presentación de la documentación exigida, será realizada dentro de ese plazo, contadas desde del día hábil siguiente.

Además, con la nueva ley se busca modernizar y agilizar los registros públicos con la implementación de medios digitales, notificaciones electrónicas y observaciones, que pudiera realizar el registro sobre la documentación. Sin embargo, en la actualidad existen registros que ya cuentan con seguimiento online, como es el caso de la Inspección de Personas Jurídicas de la Provincia de Córdoba.

Por otra parte, algo interesante es que define los conceptos de emprendimiento y emprendedores, estableciendo “el qué y el quién”.  Es así que nombra como emprendimiento a  toda actividad con o sin fines de lucro, desarrollada en nuestro país por una persona jurídica nueva o con antigüedad no mayor a 7 años. Mientras que por emprendedor señala a toda persona humana que dé inicio a nuevos proyectos productivos en nuestro país o  lleve a cabo un emprendimiento en los términos de la ley. Para este grupo, realiza una salvedad, le pide al Poder Ejecutivo Nacional que cree un plan para regularizar e incluir a aquellos emprendedores que no estén registrados ante la AFIP, para que de este modo, puedan acceder a los beneficios de la nueva ley.

Sumando novedades, crea las “instituciones de capital emprendedor”, personas jurídicas públicas, privadas o mixtas, o fondo o fideicomiso de igual composición, nacionales y que tengan por objeto aportar recursos propios o de tercero. Además, le da forma a los “inversores de capital emprendedor”,  para referirse a los que aporten recursos económicos a esas instituciones o directamente a emprendimientos. Para estos incluye algunos beneficios impositivos, como por ejemplo, deducción del impuesto a las ganancias hasta un 75% o hasta un 85% si el aporte se realiza a emprendimientos en zonas de menor desarrollo.

También crea el Programa “Fondo semilla” para capacitar y financiar a aquellos emprendedores que pretendan dar inicio a un proyecto o potenciar uno ya en incipiente desarrollo.

Se realizarán convocatorias masivas para que los emprendedores participen de esta iniciativa.

Otra de las innovaciones que incorpora es el “Crowdfunding”, es decir implementar un Sistema de Financiamiento Colectivo, con el objetivo de fomentar el financiamiento de emprendedores a través de mercados de capitales, supervisado por la Comisión Nacional de Valores. Será a través de Plataformas virtuales.

Estos son algunos de los aspectos destacados de la nueva normativa, seguramente una vez reglamentada y puesta en marcha, surgirán  cuestiones a mejorar. No obstante, lo importante es que el espíritu de la ley busca darle no solo entidad jurídica, sino respaldo, apoyo y financiamiento a esos emprendimientos, que como muchos, comenzaron con una idea, por ejemplo Arcor, que de una pequeña panadería, con esfuerzo, trabajo y visión se transformó en el mayor fabricante de caramelos del mundo.