OTTAA Project puede no sonar familiar para muchos, sin embargo su uso ayuda a familias que tienen entren sus miembros una persona con alguna discapacidad psicológica o mental. Se trata de una aplicación diseñada por Carlos Costa, un estudiante de la Licenciatura en Comercio Internacional de la Universidad Siglo 21, junto a otros compañeros. Con este proyecto fueron designados embajadores en la Cumbre Mundial de Tecnología en Salud que se realizó en Qatar en Noviembre de 2016. La App busca  dar solución a un problema real: la dificultad comunicacional con un ser querido y para ello recurren a la inteligencia artificial.

Carlos vivió en primera persona la imposibilidad de comunicarse con un pariente, y esa experiencia le reveló la importancia de la comunicación en la vida cotidiana.

“Es la piedra fundamental para todos los seres humanos, nos permite ser quienes somos, nos ha permitido constituirnos como sociedad, y nos permite conocer el mundo. Es algo que todos damos por sentado, que es algo común en nuestro día a día; pero verdaderamente es un privilegio”, comenta el joven que convirtió una necesidad individual en un avance científico universal.

“Hoy estamos ayudando en la comunicación de más de 5000 personas. El impacto de nuestro desarrollo es directo, ya que le posibilita a la persona con discapacidad comunicarse con el entorno; y también genera impacto indirecto, porque todo aquel que está alrededor pueda entender lo que la persona con discapacidad está queriendo comunicar”, cuenta Carlos sobre OTTAA Project. La iniciativa fue declarada de interés nacional por la Cámara de Diputados de la Nación.

Según Costa, la aplicaciónestá pensada y construida con criterios de diseño universal, lo que apunta a ser inclusiva para la mayor cantidad de discapacidades”. En la actualidad el equipo está enfocándose en Síndrome de Down, Autismo, Parálisis Cerebral & Afasia, discapacidades que afectan, de acuerdo a investigaciones, en Argentina a más de 500.000 personas y, a nivel mundial, el número asciende a aproximadamente 57 Millones de personas.

“El funcionamiento de la App se basa en el uso de Pictogramas, estos son imágenes que representan acciones u objetos, estos pictogramas constituyen un “código de comunicación universal” para las personas con discapacidad. Mediante el entendimiento del entorno que realiza la App por medio de información que se recopila constantemente, OTTAA proporciona, mediante inteligencia artificial, una pre-selección de pictogramas adecuados a la circunstancia para que la persona con discapacidad pueda crear una frase que luego se sonoriza por medio del dispositivo”, explica.

Hacia adelante, el equipo espera por un lado, avanzar en el desarrollo tecnológico e impacto social de la aplicación, y por otro, diseñar la expansión de las ventas en la región.

“Estamos avanzando en la integración de tecnología de ondas neuronales, para posibilitar a personas con síndrome de enclaustramiento o ELA poder hacer uso de nuestro software solo con el pensamiento; esto no es un idea, ya tenemos una versión de prueba y estamos obteniendo resultamos muy alentadores”, señala.

Además, una de las más prestigiosas aceleradoras de empresas de Latino América, StartUpChile, los convocó para instalarse en el país con su desarrollo. “Por otro lado, estamos en negociación con varios ministerios de Argentina para hacer llegar una Tablet con OTTAA Project pre instalado a cada uno de los hogares que lo necesiten”, adelanta el cerebro detrás de la aplicación.

Los desafíos al futuro parecen grandes, tanto como los aportes que ya ha generado la App. Siembra y cosecha en simultáneo para estos emprendedores que le pusieron corazón a la tecnología.

*Foto: Día a Día.