MENU
FC Barcelona

by • 22 febrero, 2017 • Management y Emprendedurismo, Marketing y ComunicaciónComments (0)3138

Pasando la pelota: el caso de FC Barcelona

En el fútbol, las destrezas individuales no pueden negarse. Las habilidades de Maradona, Pelé y Beckenbauer, por nombrar algunos, fueron marcas distintivas de su época. Pero el fútbol es un deporte colectivo y entender esa característica cambia radicalmente la mirada para desarrollar un juego centrado en el equipo.

Uno de los clubes que comprendió esta diferencia es el FC Barcelona y lo demuestra en la planificación estratégica de su juego. De la mano de Johan Cruyff, en el período 1988-1996, se introdujo el cambio a un modelo donde los once jugadores atacaban y también defendían. Claramente, se trata de un diseño donde el trabajo colaborativo y la coordinación entre miembros del equipo es mucho más importante que la destreza individual.

El deporte, la cancha, los once jugadores y la pelota son utilizados como metáfora en distintos ámbitos, aunque es hora de convertirse en una realidad, particularmente, en el mundo empresarial, donde los equipos que juegan son grandes y no pueden depender de un sólo crack. En ese sentido, muchos de los secretos del trabajo en equipo que desarrolla el FC Barcelona son aplicables al mundo de los negocios. Wolfgang Jenewein, Thomas Kochanek, Marcus Heidbrink y Christian Schimmelpfennig -para la versión en alemán de Harvard Business Review-, recogieron esos tips. Se trata de las siguientes recomendaciones:

Crear una visión común

La visión de la institución es algo más grande que los jugadores e incluso que el equipo mismo. Los entrenadores y los directivos, diseñan una imagen de los objetivos y de aquello que desean alcanzar. Luego, se encargan de que tanto los miembros del equipo hagan propias esas metas del club. Por su parte, en las empresas, tener una visión como organización a nivel macro es importante, pero no suficiente. Los jefes deben tener una visión propia y trazar el futuro del grupo de manera que los miembros trabajen en pos de alcanzarla.

Diseñar roles flexibles

En la actualidad, los equipos se encuentran alineados en función de objetivos específicos. Entonces manejar determinadas áreas de conocimiento o herramientas ha dejado de ser privativo de una función para pasar a ser una responsabilidad conjunta.

Ser un coach, no un jefe

En el pasado, la gestión de equipos se basaba en la autoridad, el orden y la obediencia, tanto en el deporte como en los negocios. Pero, la realidad ha demostrado que esta forma de liderazgo, si bien puede resultar efectiva en momentos de crisis, posee efectos negativos en el largo plazo. Más bien se requieren aquellos jefes que muestran el camino a seguir y acompañan a los miembros de un grupo.

Definir objetivos comunes

Los equipos deportivos intentan abandonar los incentivos por desempeño individual, en pos de favorecer el trabajo colaborativo y en el funcionamiento del equipo como un todo. Sin embargo, en el área de negocios, muy pocas organizaciones definen objetivos u otorgan recompensas a nivel colectivo. La gran mayoría de las empresas todavía realiza revisiones de desempeño individual y premia basándose en ellas, lo cual genera, frecuentemente, conductas no deseadas, como la competencia desleal entre compañeros.

Ser un líder a tiempo completo

Los buenos líderes pasan la mayor parte de su tiempo facilitando el trabajo de los miembros del equipo, no ejecutándolo ellos mismos. Al igual que un entrenador, el trabajo no debería llevarse a cabo en el terreno de juego, sino en la preparación de la estrategia y en las correcciones durante la ejecución.

Cada uno de estos puntos, llevados adelante por el FC Barcelona, se están convirtiendo en nuevas líneas de investigación dentro de las áreas de Recursos Humanos y de Management, y dejan en evidencia el paralelismo existente entre la gestión del trabajo en equipo, la motivación y el desarrollo de las personas en el mundo del deporte y el de los negocios. No obstante, para ninguno de los ámbitos el éxito es instantáneo, más bien depende de un largo proceso de trabajo, dedicación y foco en los objetivos. Es momento de pasar la pelota.

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>