MENU
Seguridad informática

by • 2 agosto, 2016 • TecnologíaComments (0)1548

Seguridad informática: proteger a los más pequeños en las redes sociales

Por Mgter. Adriana Pérez. Directora de la Licenciatura en Informática y de la Ingeniería en Software de la Universidad Siglo 21.

La masificación en el acceso a Internet permite que hoy las personas cuenten con computadoras y dispositivos móviles para comunicarse con usuarios de todo el mundo. Se plantean nuevas formas de socialización que traen consigo riesgos y desventajas, muchas veces relacionadas a los más pequeños. Frente a esto existen algunas medidas de seguridad para navegar en el mundo online de una manera más cauta.

El avance de las nuevas tecnologías de la comunicación y el desarrollo de Internet que comenzó hace décadas pero tuvo su punto de mayor auge en los últimos años, permitió que la mayoría de los ciudadanos hoy tenga en su hogar una computadora y dispositivos móviles con software para acceder a las redes sociales. Sin importar dónde se encuentre una persona, ya es habitual que exista la posibilidad de comunicarse con otros: conocidos, desconocidos y de distintos puntos del mundo a través de la pantalla.

Esta globalización de la comunicación plantea nuevas formas de socialización, que traen consigo ventajas, desventajas y riesgos que hacen necesario pensar en ciertas medidas de seguridad, generalmente relacionadas al uso de Internet por parte de los niños y adolescentes.

Si bien cada país tiene políticas establecidas en cuanto a las comunicaciones, las redes y la seguridad informática, es conveniente hacer foco en el uso que los menores –también llamados nativos digitales– hacen de estas formas de vincularse con otros y exponer públicamente su propia vida. En este punto entra en tensión la brecha generacional de conocimientos informáticos entre los más jóvenes y los adultos.

Desde pequeños, los padres o tutores de los niños generan una serie de advertencias sobre cómo actuar frente a personas extrañas, indicaciones sobre no subirse a autos ajenos, o no abrir la puerta del hogar si están solos.

En el mundo de las redes también hay personas desconocidas que tienen a su alcance los perfiles de los menores, que en algunos casos no tienen en cuenta medidas de seguridad sobre su privacidad. Los jóvenes navegan por las redes como parte de un hábito de vida, en el cual comparten a otros que también navegan en las redes sobre su estado de ánimo, sus gustos, fotografías privadas o familiares, ubicaciones geográficas, etc.

 

La vida se vuelve pública: cómo ser cautos

Internet invita a sus usuarios a hacer uso de los mensajes instantáneos, las salas de chat, blogs, redes sociales, foros de discusión, las fotos que indican qué hacemos dónde estamos y con quién estamos. Las personas, incluidos los niños, “suben” a la web datos personales y privados, que si no toman en cuenta las medidas y recaudos necesarios, convierten ese mundo privado en información pública y accesible para cualquier tipo de persona.

Como una medida de seguridad básica es importante el acompañamiento de un adulto en la utilización que el niño haga o no de las redes. Es fundamental en este sentido la supervisión de los actos que realiza el menor en el mundo virtual.

Es importante activar un antivirus y los filtros de control parental para bloquear el acceso a páginas con contenidos no aptos para menores.

En cuanto a las actividades diarias, no es conveniente que los menores publiquen fotos que muestren en dónde viven, la información del colegio al que concurren y las actividades deportivas o de esparcimiento que realizan todas las semanas, como tampoco los eventos o reuniones a las que asisten.

Cuando se suscriben a un sitio en donde deben registrar sus datos personales, es recomendable que no den a conocer su número de teléfono. Como también es recomendable no generar encuentros con personas desconocidas y con las cuales mantienen diálogo a través del chat. En muchos casos se trata de adultos que se hacen pasar como niños, como ya se ha acreditado en distintos episodios de la vida real.

En la era de nativos digitales se produce el factor de que los hijos pierden cierta noción de la referencia en sus padres y docentes, frente al acto de confiar y consultar sobre algún acto extraño en la red. Por esto es primordial llevar adelante acciones dentro del núcleo familiar y de la escuela que permitan achicar esta brecha generacional, para poder entablar diálogos de confianza y libertad con los más pequeños.

 

Medidas de protección para los niños

Para proteger a los más chicos del hogar, hay medidas que pueden ser muy útiles como formas de seguridad. Instalar la computadora en espacios comunes de la vivienda es una de ellas, porque favorece que los adultos puedan estar atentos a los sitios que el menor visita y las acciones que desarrolla.

Frente a los datos que el niño suministra en la red –por ejemplo, para llenar un formulario– es recomendable que los adultos brinden su ayuda y asesoramiento sobre la información que brindan. Se pueden configurar los filtros de seguridad junto a los menores, analizar en conjunto los sitios a donde se pueden acceder y cuáles es mejor bloquear. Para esto, navegadores actuales como los de Google, Microsoft, Yahoo, entre otros, permiten realizar filtros de manera muy sencilla.

Cuando el menor realiza un perfil social –como un usuario en Facebook– es importante configurar adecuadamente la privacidad del mismo, para que el contenido que se publique sólo pueda ser visto por sus amigos. En este punto es importante llevar adelante un control sobre quiénes son los amigos del pequeño, y no admitir a personas desconocidas.

Por otra parte, si el menor utiliza un teléfono móvil con acceso a Internet, es importante desconectar la opción de geolocalización (GPS) que permite que las publicaciones no tengan el dato sobre dónde se encuentra la persona al momento de publicar en las redes.

Es imprescindible instalar un software confiable y un antivirus que funcione bien, para no permitir que otros usuarios puedan localizar la computadora o el dispositivo del cual se comparten o se publican archivos.

Las medidas de prevención tienen que ver con lo técnico, con conocer el funcionamiento de las redes sociales, con el conocimiento de los filtros de seguridad, pero también con el diálogo y la confianza entre adultos y pequeños hacia el interior del hogar. Es importante hablar con los menores sobre los peligros de las redes, para generar una conciencia que también permita al niño tomar sus propias medidas de prevención. Este diálogo también debe generarse en la escuela, entre el vínculo de la maestra o el maestro y los alumnos, debido a que la comunicación virtual y el uso de celulares e Internet forma parte de lo cotidiano. El contexto de la extensión en el uso las redes requiere conocer sus peligros y su funcionamiento, para promover un uso más seguro.

 

 

Compartí en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>