La representante de Unicef Argentina, Ana de Mendoza, señaló que la participación de los jóvenes en el diseño de políticas públicas es primordial en los tiempos que corren. Lo dijo en el marco del Youth 20, la cumbre mundial de jóvenes del G20 que se realizó en la Universidad Siglo 21.
El derecho a la participación es uno de los más importantes de los que establece la Convención de los Derechos del Niño. Así lo plasmó Ana de Mendoza, representante de Unicef Argentina, quien, además, añadió que la nueva directora ejecutiva del organismo resaltó que deben centrarse “en la agenda de juventud”.
“Ha habido mucho esfuerzo de Unicef de trabajar salvando vidas, vacunando niños, asegurando nutrición, pero cuando uno ve qué pasa con los chicos de 15, 16 ,17 años se encuentra con abandono escolar y muchas problemáticas donde no estamos siendo tan efectivos”, aseguró de Mendoza.
En ese sentido, la representante local del organismo internacional explicó que “hay una reflexión interna muy fuerte para potenciar el tema de la juventud y adolescencia”. El próximo objetivo sería crear una coalición de agencias de Naciones Unidas, también con el compromiso del Banco Mundial y del sector privado “para identificar cuáles son las soluciones más efectivas para avanzar en la agenda de juventud, poderla replicar y buscar dinero para poderla escalar”.
“Una de las temáticas más importante que esta agenda quiere promocionar es la participación significativa de los y las jóvenes. Muchas veces se habla de participación como si fuera la parte adicional, nosotros queremos que los jóvenes diseñen las políticas públicas y estén en el corazón de ellas y no se les consulte como meros informantes”, expresó.
¿Cómo está el acceso a la educación?
Educación primaria se ha alcanzado en muchos lugares, educación secundaria tiene muchas dificultades. En un país como Argentina donde la matrícula es bastante alta, vemos que hay una deserción muy grande.
Solo uno de cada dos logra terminar la secundaria a tiempo, y eso por muchos factores, pero uno de ellos es que la educación secundaria no está respondiendo a las necesidades y expectativas de los chicos y de las chicas.
Falta repensar la secundaria para que tenga un vínculo más real y sea más fácil, no solo para insertarse en el trabajo, que es un derecho y una de las vías de futuro, sino para poder crecer como persona y poder tener una inserción ciudadana total. Si uno deja la escuela con 15, 16 años, es difícil que luego pueda retomar esa ciudadanía.
¿Qué importancia tiene la cumbre de jóvenes Y20?
Es una experiencia increíble.  Yo creo que las personas que están participando de este evento, tienen una oportunidad increíble  de poder influenciar y hacer que las cosas cambien. También es una responsabilidad, porque muchos de los que estamos aquí somos una elite, hemos sido formados, hemos tenido oportunidades, hemos estado en el momento adecuado, en el lugar adecuado y la mayoría de los jóvenes no han tenido estas oportunidades.
Tenemos que estar bien claros de promover una agenda de equidad. Que reduzca las brechas de todo tipo: la brecha digital, educativa, formativa, para que no se quede en una experiencia puntual y personal, sino que sea una instancia que cataliza un movimiento en el G20 y en los países de origen de cada uno de los jóvenes que participaron de esta instancia.