Una de las grandes apuestas académicas por las que optan ciertos profesionales es mantener la formación continua que permita complementar sus estudios. Es el caso de Claudio Rossi, egresado de la Maestría en Administración de Empresas (MBA) en Siglo 21. Oriundo de Oliva y contador público, su recorrido como estudiante plantea la necesidad de trasladar sus nuevos conocimientos a las tareas diarias que realiza en su ámbito empresarial.

Su primer paso por la Universidad se dio a través de la Especialización en Gestión y Gobierno de Empresas Familiares. Además de su formación en el campo de la contabilidad, el perfil de Claudio ya se estaba direccionando en favor de disciplinas inherentes al management.

Cursó en la modalidad presencial y es uno de los puntos a destacar desde su punto de vista, gracias al contacto e intercambio con compañeros y docentes: “Me nutrí de las experiencias de mi curso, que en mi caso vinieron de distintas profesiones y áreas, entonces sobre cada tema teníamos perspectivas variadas. Había por ejemplo abogados, psicólogos e ingenieros, o sea, venían de carreras blandas y duras”.

“Lo que aprendí me sirvió en lo personal y profesional. Cada cosa que recibís del MBA lo aplicás inmediatamente a la actividad que estás haciendo. Sobretodo te abre la cabeza para mejorar las tareas y para encarar nuevas acciones”, subraya el Mgter.

Invertir lo aprendido a una realidad cercana

Respecto al trabajo final del posgrado, Rossi valoró su nivel de exigencia y dificultad. “Es lo que más me costó y lo que me llevó a ponerlo como objetivo sin perder el tiempo, porque invertí en viajes de ida y vuelta desde Oliva para ir a cursar. Le tuve que dedicar mucho esfuerzo también porque yo nunca antes había hecho una entrega similar”, reconoce.

Su tesis se tituló “Factibilidad económica de la inversión en un sistema de instalación compost barn en tambos de Villa María”. Se basó en un estudio ganadero de la zona, que sustituye el sistema de pastoreo por un sistema consistente en el confinamiento de animales vacunos. Es lo que se denomina “Compost Barn”, es decir, un procedimiento de compostaje que implica el movimiento de suelos hacia los corrales, con el fin de aglomerar a las vacas en un espacio de mayor comodidad. De esta manera reciben una mejor alimentación, lo que propicia la eficiencia en la calidad de la leche. ¿La calificación recibida? Un diez.

Actualmente se desempeña de manera independiente, como gerente de una cooperativa de servicios públicos de su localidad. Asimismo, trabaja en un estudio contable y en una fábrica de cocinas. Sus expectativas se orientan a “potenciar” la producción de electrodomésticos, procurando “superar la situación negativa que atraviesan las industrias”.

Para ello es necesario, según su mirada, repensar la lógica de comercialización: “Estamos en la etapa de cambiar los modos de venta porque nosotros vendemos a comercios minoristas, a negocios que venden electrodomésticos”. En contexto de cuarentena, ahora se encuentran en proceso de migración hacia soportes online, fortaleciendo el e-commerce. “En medio de la pandemia, es clave tratar de hacer virtual el comercio”, sentencia el egresado.

La Maestría ofrecida por Siglo 21 brinda una formación integral, con visión generalista, abordando contenidos y herramientas de actualidad que permiten fortalecer y/o desarrollar las competencias de toma de decisiones, resolución de problemas y trabajo interdisciplinario colaborativo, mediante la utilización de tecnología educativa de vanguardia. Este posgrado permite la aplicación práctica de la teoría al mundo concreto de los negocios, cuyo ejemplo se vislumbra en la experiencia de Claudio Rossi.