Es la pregunta que se hizo Gaspar Mola, estudiante de la Licenciatura de Relaciones Públicas e Institucionales y Alumno Destacado 2017, mientras escuchaba a una compañera relatar su experiencia de intercambio en España. Fue en ese momento que Gaspar decidió que el siguiente año contaría la misma historia, solo que el protagonista sería él. Entonces decidió postular a la beca Iberoamericana Santander.

“Recibí el correo del Centro de Internacionalización y revisé si cumplía con las condiciones de dicha beca, realicé algunos escritos, solicité cartas de referencias y crucé los dedos”, relata Gaspar. Sin duda, la cábala no fue cruzar los dedos sino todo el esfuerzo y determinación que invirtió para cumplir una meta.

Gaspar llegó a México para participar de la novena edición de la Feria Internacional de UDEM (Universidad de Monterrey), encaminada a apoyar la internacionalización de la comunidad UDEM a través de actividades extraacadémicas y co-curriculares desarrolladas en el campus. Además, tuvo la oportunidad de representar a la Universidad Siglo 21 y conocer a alumnos provenientes de diversas universidades como la Universidad Católica de Lille, Universidad de Nebrija, Universidad de Tasmania, Universidad de Debrecen, entre otras.

“Muchos alumnos de la UDEM se acercaron a solicitar información sobre qué les podía ofrecer la Universidad Siglo 21, Córdoba y Argentina. Fue un evento muy lindo, pude hacer muchos contactos con representantes de otras casas de estudio, alumnos y docentes que se acercaron a nuestro stand”, en palabras de Gaspar.

Sobre la experiencia de intercambio, Gaspar afirmó:

“Me permitió tener una mirada global sobre mi disciplina de estudio y los tiempos que corren. Asimismo, desarrollé mayor independencia porque me convertí en un ciudadano del mundo”.

Y agrega: “Es decir, ya no era el joven de Córdoba que ante cualquier cosa llamaba a sus amigos o familiares”.

“Hice amigos de diferentes lugares y creamos lazos que nos unirán para siempre. Cada despedida empezaba con un “mi casa es tu casa”, seguía con un “te espero en” y terminaba con un país diferente.”

Por otro lado, Gaspar compartió sugerencias para todo aquel que quiera potenciar su experiencia de intercambio: “Acérquense al Centro de Internacionalización. Te ayudan, asesoran y están para vos en el proceso y en el intercambio. Crean y sueñen, nada es inalcanzable y un intercambio los va a transformar. Y siempre recuerden analizar la universidad donde quieren realizar la experiencia y qué quieren lograr. Desde mi experiencia, recomiendo la UDEM por su excelente nivel académico y por las maravillosas personas que estuvieron acompañando este intercambio. Aumenté mis oportunidades académicas y laborales, ya que en estas experiencias se crea una red de contactos. Además, realicé prácticas profesionales en INOQUOM, consultora de comunicación mexicana, y aprendí de su experiencia, equipo y forma de trabajo”. Finalmente, Gaspar concluyó con una reflexión sobre la inolvidable experiencia:

“Durante el intercambio pude constatar el nivel académico y formación otorgada por la Universidad Siglo 21. Me sentí orgulloso de pertenecer a una universidad de vanguardia, que ofrece una formación integral a sus alumnos con ejes en sustentabilidad, emprendimiento e internacionalización”.