Dos estudiantes de Uruguay que cursan la Licenciatura en Comercio Internacional recorren 223 kilómetros hasta el Centro de Aprendizaje Universitario de Colón, Entre Ríos, para rendir los exámenes de su carrera. Eligieron la Universidad Siglo 21 porque en su país no cuentan con una modalidad de cursado adecuada para quienes trabajan.

Elena Mieres (23) y Ricardo Long (38) están casados y, además, estudian juntos la Licenciatura en Comercio Internacional. Ricardo trabaja como gerente de Logística y Finanzas en la empresa uruguaya Malterías Ambev, y antes había estudiado en una universidad uruguaya con modalidad presencial. Eliana se dedica exclusivamente a estudiar.

El matrimonio vive en Nueva Palmira, al sudoeste de Uruguay. La ciudad dista a 118 kilómetros del puente de Fray Bentos, que comunica con Argentina, y a 223 de la localidad de Colón.

Escogieron la carrera porque es una propuesta “diferente a las carreras tradicionales”, como por ejemplo la Licenciatura en Administración. “Creemos que la variedad de materias que integran la currícula nos permite una inserción laboral más amplia, brindando una visión macro del funcionamiento de una empresa”, explican.

Además, la elección de la Universidad surgió debido a la modalidad de estudio a distancia, y la accesibilidad en la educación. Para la pareja de estudiantes uruguayos, contar con esta modalidad es muy importante especialmente para quienes trabajan. También destacan la flexibilidad horaria, el autoaprendizaje y autoformación, y la adquisición de nuevas herramientas al recibir una formación académica distinta a la tradicional.

La modalidad a distancia de la Universidad Siglo 21 permite estudiar desde cualquier parte del país y países limítrofes. La cursada es flexible para que nadie se quede afuera por cuestiones económicas o falta de tiempo, ya hay quienes no podrían estudiar de manera presencial.

Sin embargo no todo resulta sencillo al estudiar desde casa: “hay cierta bibliografía que no se encuentra en formato electrónico o estudiar aislado genera riesgo de abandonar”, opinan. Por eso consideran fundamental el apoyo y seguimiento constante por parte de los tutores.

En este sentido, remarcan que ellos encontraron “un CAU con un equipo humano comprometido con las necesidades de los alumnos”.

Eliana y Ricardo están contentos porque a la par del estudio pueden continuar con las actividades que más les gustan: disfrutar el tiempo con amigos y familia, viajar, correr y leer.

***

La Universidad Siglo 21 toma el EFIP, un examen escrito y oral que se rinde dos veces en las carreras de grado. El EFIP es un requisito legal establecido por el Ministerio de Educación a través de la DNGU (Dirección Nacional de Gestión Universitaria) que aprobó y legalizó los títulos de las carreras que la Universidad dicta a distancia con sus respectivas resoluciones.

Para Siglo 21 se trata de una instancia de evaluación que viene cumpliendo un rol muy importante en el aseguramiento de la calidad del título que reciben sus graduados, que son recibidos por la sociedad con gran consideración, independiente de la modalidad de cursado que hayan adoptado, pues exámenes como este dan muestra de que los alumnos titulados egresan con las competencias que la sociedad les requiere.