Fundación Cimientos es una organización de la sociedad civil que impulsa la permanencia y egreso de los jóvenes en el nivel secundario, como así también la inserción laboral. Universidad Siglo 21, en alianza con la fundación, lanzó Presente 21.

Marcelo Miniati, Director Ejecutivo de Fundación Cimientos, precisa que menos de la mitad de jóvenes en situación de vulnerabilidad terminan el secundario. A raíz de esta problemática, la organización trabaja día a día para que los estudiantes culminen sus estudios y alcancen su sueños.

La deserción escolar genera problemas sociolaborales de todo tipo y dificulta el progreso del país, con lo cual el trabajo que hay que hacer en el sistema educativo argentino es importante”, asegura Miniati.

“La educación significa oportunidades; supone la oportunidad de elegir lo que uno quiere y poder llegar ahí. Es lo que facilita cumplir los sueños no sólo a los jóvenes, sino a todos”

Para alcanzar sus objetivos, la Fundación procura desarrollar habilidades socioemocionales, a través del acompañamiento a cada uno de los estudiantes con tutores profesionales. En este sentido, Miniati afirma: “Para nosotros cada una de las historias que acompañamos es importante y por ende entendemos que es una solución que podría llegar a incorporarse para tener un sistema educativo más moderno”.

Individualizar y renovar la educación

Para Miniati, una de las razones por las que los alumnos interrumpen su formación radica en una enseñanza ineficaz en términos de obsolescencia: “La escuela no está dando respuestas de actualidad. De la misma manera, se le quiere enseñar a todos, cuando cada uno tiene necesidades e intereses diferentes. No se ve la posibilidad de individualizar la educación”.

En relación a su modo de realizar las tareas, Miniati indica: “Tenemos tutores profesionales que organizan entrevistas de acompañamiento, al menos una vez al mes, con los jóvenes que están dentro de nuestros programas y trabajamos dependiendo del propósito o la dificultad que tenga cada uno de los chicos”.

Miniati relata que en Cimientos se capacita a los jóvenes en dos aspectos que son transversales a la hora de estudiar y formarse: planificación y autoestima. De esta manera buscan que los alumnos organicen sus tiempos de repaso y se anticipen a las fechas de examen, y que además sientan el derecho de preguntar a los profesores en caso de tener una duda.

Trabajar por la inserción laboral

Cimientos ofrece programas que acompañan el desarrollo de los estudiantes desde el secundario hasta el proceso de empleabilidad. La Fundación aspira a que los jóvenes no solamente alcancen su título secundario, sino que generen un proyecto de vida.

“Acompañamos a que piensen y sueñen ellos mismos qué es lo que quieren hacer. Y después buscamos darles el acceso o prepararlos para que puedan lograrlo”.

En este sentido, la organización asesora a los jóvenes para desarrollar competencias desde el punto de vista laboral. Se destacan actividades sobre cómo confeccionar un currículum vitae, dónde buscar trabajo y cómo prepararse para entrevistas laborales simuladas con personal de Recursos Humanos. Asimismo, la Fundación programa visitas a empresas para que los interesados interactúen con los colaboradores y conozcan el ámbito en el que se desempeñan.

Acerca de Presente 21

Se trata de un Programa que, a través del otorgamiento de becas de estímulo académico, reconoce a jóvenes destacados en los colegios secundarios y que acrediten necesidad económica. El acuerdo busca formar a estudiantes comprometidos con sus entornos, en las regiones en las que el acceso a la Educación Superior es complejo, con el fin de jerarquizar y lograr la inclusión.

“El rol de Cimientos en el convenio es buscar a los jóvenes y proponerlos como posibles postulantes a la beca, que reúnen las condiciones y previamente participaron en la Fundación”. explica Miniati.