Daniela Farías, alumna de la Licenciatura en Comercialización de Siglo 21, ganó dos medallas de oro en atlletismo en los Juegos Universitarios Cordobeses. Una historia de vida entre la pasión, el estudio y el deporte.

Para Daniela Farías, el entrenamiento y el estudio se llevan muy bien. “Por un lado, el deporte me apasiona y me conecta cable a tierra, mientras el estudio es lo más importante, en cuanto a la formación para el futuro. Hacer las dos cosas a la vez me mantiene activa, con la mente ocupada y con una gran responsabilidad”, dice la atleta de Siglo 21 que acaba de ganar dos medallas de oro en los Juegos Universitarios Cordobeses, en las disciplinas 100 y 400 metros llanos. También sacó una de plata en salto en largo, pero no se trata del primer premio que cosecha, ya que su carrera tiene varios puntos altos.

Está en el atletismo desde los siete años y desde entonces ha pasado por varias disciplinas, pero a medida que fue creciendo, se fue perfeccionando en sus dos pasiones: carreras con vallas y salto con garrocha. Con esta especialidad, por ejemplo, obtuvo dos campeonatos argentinos (2011 y 2012) y dos subcampeonatos (2015 y 2016) y un tercer puesto en el Torneo Sudamericano en el año 2011. Mientras que se llevó el bronce en 400 metros con vallas en los Juegos Odesur (Lima, 2013) y quedó cuarta en la selección para las Juegos Olímpicos de la Juventud (Cali, 2014).

Todo empezó en la vereda de su casa en Villa Allende, “entrenando con las cañas que sacábamos del río y así fue como empezó esta locura”. Su papá es entrenador de deporte y como les enseñaba a los chicos del barrio,  ella y sus cuatro hermanos eran parte del grupo. Sin embargo, comprar una garrocha  era costoso para la familia Farías, entonces Daniela participaba en los torneos con su caña de Bambú encintada para evitar que se quiebre. Jugando de esa manera logró hasta el récord provincial. La primera garrocha llegó con la ayuda de muchos medios, personas y amigos y con ella el desarrollo “más profesional”.

La falta de garrocha no sería el único obstáculo. En el año 2015 con las inundaciones grandes de las sierras chicas, su familia perdió todo. “Ahí fue cuando sin otra opción, tuvimos que ser fuertes y superar esa situación. La adversidad nos jugó una mala pasada, pero afortunadamente, gracias a mis conocidos y a través del deporte, pudimos de a poco reconstruir nuestra vida y hoy en día ya tenemos nuestra casa nuevamente”. Su historia es de superación y se trata de uno de los valores que le enseñó el deporte.

“El deporte te deja aprendizajes como el compañerismo, el respeto por el otro, la responsabilidad y los valores que te da son únicos e incomparables” sostiene Daniela Farías.

También, practicar atletismo la ayudó en otros sentidos de su vida, como darle herramientas para superar miedos y dificultades, ganando en superación personal y compromiso.

Hoy tiene veinte años y estudia Comercialización en la Universidad Siglo 21. Su método para llevar la carrera al día es la organización, ya que a medida que avanza, combinar el estudio con el deporte implica nuevos desafíos. “El entrenamiento en sí cada vez se vuelve más exigente a medida que pasa el tiempo y pasan los torneos; el estudio, cada vez más específico y muchas veces se complica en cuanto al tiempo, pero es cuestión de saber organizarse y dedicarle lo suficiente a cada actividad”. En su caso, les destina aproximadamente la misma cantidad tiempo a cada una: “entreno 3 horas por días 5 o 6 veces a la semana,  y el estudio me demanda 5 o 6 horas por día.

Como si fuera poco, trabaja en un colegio primario dando clases de atletismo, es parte del área de promoción y eventos de Misión DxT y cuida niños en la semana. Para poder combinar todo, Siglo 21 fue una gran opción “porque quería seguir entrenando, compitiendo y disfrutando el atletismo, que es y será una de las mejores cosas que me pasó en la vida y que me hace tan feliz. La facultad por su cercanía me permite estudiar, entrenar y trabajar”.

A corto plazo su sueño es “seguir representando a mi universidad, a mi provincia y a mi país y llegar lo más lejos posible”. Con este plan en un futuro además de seguir en el deporte, podrá decir que es Profesional en Marketing, su segunda pasión.