El Centro de Egresados y Empleabilidad realizó una nueva edición del Ciclo de Conferencias “Vos y el Mundo Laboral Hoy” con la presencia del Lic. Ezequiel Monis, egresado de la Licenciatura en Comercialización y Gerente de Marketing del Producto en Natura Cosméticos .

En los tiempos que corren, ninguna de las estrategias exitosas del marketing de otrora parece llevarse bien con las dinámicas actuales del mercado, porque estás se encuentran en permanente cambio y generando nuevos comportamientos en los usuarios. Tanto las decisiones comerciales como de comunicación necesitan transformarse junto con los hábitos culturales y estar siempre dispuestas a encontrar nuevas herramientas para sorprender al usuario. Hasta el momento, las empresas y sus productos estaban en el centro de las definiciones corporativas en el plano comunicacional, sin embargo la nueva coyuntura exige preguntarse si no es el consumidor quien debería ocupar ese lugar. Así, entender el contexto social y apelar al sentido más humano será una de las claves para hacer comunicaciones de impacto.

“En la actualidad, se viven tres tendencias: ciudadano mobile, el consumidor siempre con un dispositivo en la mano, con la tensión dispersa; momentos líquidos, la cultura de lo efímero; y marcas humanas, al vender un producto hoy las empresas tienen que hablar en torno a la emociones y experiencias”, explicó el Lic. Ezequiel Monis, Gerente de Marketing del Producto en Natura Cosméticos desde hace 4 años. El Licenciado en Comercialización sostuvo que coexistimos en una realidad que puede ser definida con el concepto VICA: volatilidad-incertidumbre-complejidad-ambigüedad.

Hoy por hoy, repensar los procesos de comunicación también implica reconocer que se está frente a un consumidor más exigente y disperso.

“Entonces, las marcas tendrían que proponerse crear valor, porque ya los clientes no son fieles a una sola, y la fidelidad es más rentable que intentar captarlos todo el tiempo. De allí que la forma de hacerlo es recurrir a la creatividad, como forma de encontrar nuevas maneras de resolver un problema, y a la innovación, que es la creatividad con un aporte a lo social”. Así, el tiempo es uno de los aspectos más valiosos en el día a día, por eso el desafío corporativo será encontrar formas de comunicar relevantes, con información relevante y en momentos relevantes, a partir de salir, probar y encontrarse con el consumidor, ya que es quien va a elegir y ayudará a diseñar de la manera correcta. Además, para las nuevas generaciones, las decisiones de compra son posicionamientos filosóficos, deciden qué marca usar y cuál no.

De esta manera, el éxito actual de una estrategia de marketing dependerá de la capacidad de economizar tiempo, dinero o esfuerzo, “se trata de los recursos escasos en las personas: y reducir el uso de uno ellos es encauzar hacia lo correcto la decisión que se tome”.

A pesar de estas consideraciones a nivel comunicacional, una empresa no debe olvidar el alcance de sus definiciones. “Hay que preguntarse qué tipo de productos y servicios se están ofreciendo y si lo hacemos responsablemente, porque muchas veces no nos damos cuenta de que estamos hipotecando nuestro futuro”, sostuvo Monis en la charla. En ese sentido, por el cuadro de situación de nuestro mundo,  ya no alcanza con reducir el impacto negativo, “es necesario generar impacto positivo. Las marcas deben entender el impacto socio-económico-ambiental-cultural de cada una de sus decisiones”.