Por Blas Mario Herrera, Perito oficial del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba.

El estudio de manchas biológicas en la escena del crimen es clave para la investigación forense. Hoy la tecnología ofrece herramientas como la fotogrametría de rango corto, que permite realizar digitalizaciones 3D con un alto nivel de detalle, revolucionando las técnicas y posibilidades para este tipo de investigación.

Analizar las manchas biológicas en el lugar donde ocurrió un crimen, es muy relevante para las investigaciones forenses ya que permite elaborar hipótesis rigurosas sobre el lugar donde se encontraba la víctima inicialmente, su desplazamiento, su posición final, la cantidad de personas que había donde sucedieron los hechos, entre otros datos importantes.

Como es lógico, para obtener resultados precisos se requieren herramientas tecnológicas con un alto nivel de detalle. En la actualidad equipos como escáner láser o escáner de luz estructurada permiten documentar tridimensionalmente con gran precisión, aunque en algunos casos no logran la definición suficiente como para capturar elementos de dimensiones muy pequeñas. La fotogrametría de rango corto es una técnica que permite realizar digitalizaciones 3D a partir de una secuencia de fotografías convencionales. Una herramienta tecnológica muy útil para avanzar en materia de investigación.

 

La fotogrametría consiste en una técnica que por medio de la interpretación de imágenes permite realizar modelos 3D a partir de fotografías.

Su funcionamiento radica en la matemática y la geometría aplicadas a los registros fotográficos. Para la digitalización de objetos de escala humana, solo se requiere de una cámara fotográfica DSLR (Digital-SLR) y de una computadora capaz de correr los softwares para fotogrametría.

Actualmente, cualquier procedimiento en criminalística comienza con la observación y continúa con el registro de indicios (a través de fotos, toma de muestras biológicas, elaboración del plano del lugar, etc.) y elementos de interés para su documentación y futuro estudio en laboratorio. Aplicar a estos procedimientos herramientas 3D permite realizar análisis más profundos, y elaborar hipótesis con mayor grado de precisión.

De esta manera, no solo documenta la morfología y la colorimetría de un objeto o entorno, sino que además se puede desarrollar una experiencia inmersiva del registro 3D en un entorno virtual donde se resguarda toda la información de la escena del crimen tal como se lo encontró. Además, se agrega a esto la fijación temporal del registro: morfología + colorimetría + ubicación temporal de la digitalización.

Otro factor importante de las técnicas 3D es la capacidad de compartir información sobre estos registros, más aún cuando se solicita asistencia internacional para el análisis o discusión de las posibles hipótesis, por lo favorecen aún más a su utilización como documento.

Técnicas 3D para el análisis forense

En las siguientes fotografías se puede analizar cómo funciona la digitalización con fotogrametría de rango corto de una escena del crimen, donde se observan manchas de sangre en el piso y la pared, con elementos muy complejos como silla, escaleras, desniveles en el piso y en las paredes.

El registro 3D permite medir detalles pequeños con una buena definición, en este caso el ancho y largo de una mancha y la distancia entre centros de dos rastros. La técnica también permite medir superficies más grandes, lo que conlleva a realizar un estudio profundo sobre las características morfológicas de una mancha en el piso.

En síntesis, la fotogrametría de rango corto contribuye al registro y documentación de la escena del crimen, abriendo nuevas posibilidades a realizar diferentes análisis métricos y colorimétricos con una técnica sencilla, efectiva y económica. Para su ejecución, solo se necesita una cámara de fotos y un procesamiento del material con softwares gratuitos para la creación de la densa nube de puntos con el soft Zephyr 3D, seguido por la edición de la densa nube de puntos con los softwares Cloudcompare o Meshlab y realizar reconstrucciones virtuales con el software gratuito 3D Blender.

Entre las múltiples ventajas de esta técnica, el uso de tecnologías de digitalización 3D permite la documentación del lugar del crimen evitando la contaminación cruzada, además de documentar, analizar el conjunto y las particularidades de los elementos de indicios en su contexto; estudiar los elementos indiciarios y demostrar todos los estudios de forma didáctica en un entorno virtual con recorridos en realidad virtual; y realizar recorridos virtuales inmersivos que serían de gran ayuda en los juicios con jurados populares.

Podés ver el modelo 3D online acá.