La directora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Argentina, Silvia Morimoto, participó de COY, la conferencia mundial de jóvenes que tuvo lugar en Siglo 21 para debatir junto a expertos internacionales sobre el cambio climático.

“Hoy ya no podemos pensar en un desarrollo económico que no tenga en cuenta la parte social y ambiental”, dice Silvia Morimoto, directora en Argentina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el organismo internacional que se ocupa de implementar en nuestro país los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por las Naciones Unidas. Se trata de 17 objetivos mundiales que incluyen prioridades como la pobreza, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, la paz y la justicia.

Silvia Morimoto visitó la Universidad Siglo 21 en el marco de la 14° Edición de la Conferencia de la Juventud -COY- para el Cambio Climático Argentina 2018, un evento internacional donde jóvenes de todo el mundo se reunieron para debatir sobre el cambio climático y proponer soluciones innovadoras. Siglo 21 fue la anfitriona de este importante evento a través de su Centro de Sustentabilidad, la Licenciatura en Gestión Ambiental y la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables.

Según Morimoto, los desafíos de cara al futuro en materia de desarrollo sustentable son muchos.

“El mayor desafío es el cambio de paradigma. Todos los países tenemos que pensar en un desarrollo de triple impacto, donde se promueva la parte económica, social y ambiental.”

Dice la directora del organismo: “Por eso sostengo el trabajo que se realiza desde Naciones Unidad promoviendo la Agenda 2030. Se trata de un plan de acción para las personas, para el planeta y para la prosperidad”.

El motor de cambio no sólo radica en un cambio de paradigma. Para la directora de PNUD, federalizar las políticas públicas que apunten a un desarrollo sostenible también es importante.

“Si no nos desarrollamos localmente, es imposible lograr un desarrollo sostenible”

Eso es algo que promueven mucho las Naciones Unidas, según Silvia. “Es importante tener una visión de estrategia a largo plazo definida globalmente, pero las acciones tienen que ser necesariamente locales”, explica.

Y en esta tarea de federalizar las acciones, también se destaca la urgencia del trabajo mancomunado entre el sector privado y el sector público. Para la experta, es imposible implementar agendas de desarrollo sostenible únicamente con los recursos del gobierno. “Ya no hay dinero suficiente ni personas disponibles para tantas políticas públicas que son muy necesarias. Varios países desarrollados han comenzado a trabajar junto al sector privado para ayudar a lo que llamamos políticas públicas privadas”, explica.

Los jóvenes: protagonistas de un desarrollo socioeconómico más humano

En este desafío de volver a repensar el mundo desde lo económico y social con foco en el medio ambiente y el cuidado del planeta, los más jóvenes se convierten en los principales protagonistas para la sociedad del mañana. “Este tipo de conferencias como COY son una manera importante de entablar un diálogo e involucrar a los jóvenes para que ayuden a los gobiernos a implementar una agenda tan compleja como la de Naciones Unidas, que va a promover un retorno muy grande en el futuro”, explica Silvia Morimoto.

Además, destaca la importancia de las prácticas individuales que desarrolla cada persona en su vida cotidiana, en su hogar, en su trabajo y a la hora de habitar el medio ambiente. Dice la experta:

“Los jóvenes tienen la tarea de implementar tres ejes importantes: reciclar, reutilizar y reducir”

Reducir consumos, reciclar plásticos, ahorrar energía, plantar árboles, consumir menos carne son pequeñas acciones por las que podemos comenzar, señala Marimoto. “Tenemos que apoyar esos pequeños cambios que hacen una diferencia muy grande”, destaca.

COY, la conferencia mundial de jóvenes para el cambio climático  

COY Argentina se enmarca en la COY internacional organizada por YOUNGO, organización que nuclea las actividades y opiniones de los jóvenes alrededor del mundo en relación al cambio climático dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Lo que busca es incentivar la creatividad y el pensamiento crítico a través del debate y desarrollo de propuestas, dando lugar también a diversas expresiones artísticas relacionadas con el clima. El evento se realiza todos los años previo a la Conferencia de las Partes (COP) de las Naciones Unidas.