Emilio Goldenhersch es Licenciado en Psicología, egresado de la Universidad Siglo 21. Junto a dos amigos, creó un emprendimiento sobre innovación y salud que utiliza tecnologías emergentes.

Su preocupación era incidir en el ámbito de la salud entonces se embarcó en el desarrollo de Mindcotine, una aplicación para celulares que a través de la realidad virtual empodera a la gente para que pueda dejar de fumar.

El proyecto inicial surgió junto a dos amigos de la infancia, uno de los cuales es Licenciado en Publicidad (Siglo 21) y el otro Ingeniero Biomédico. Uno de los jóvenes, Cristian, es asmático y solía ser fumador. Así surgió la idea de llevar una solución común a una problemática de todos los seres humanos: las adicciones.

“Queríamos innovar en la búsqueda de una solución local para una problemática global”, añadió.

Con la aplicación, lograron combinar técnicas de Psicología con inteligencia artificial.

Gracias a la app que utiliza realidad virtual, se trata de una herramienta “accesible” y “empoderadora” en salud. “Hoy el acceso a la salud es acotado y está basado en la capacidad económica, y, por otro lado, si vamos a cualquier kiosco algo que nos provoca un problema en la vida, como el cigarrillo, el alcohol, o el azúcar son muy accesibles. Entonces lo que nosotros creemos es que, así como la fuente del problema es accesible, la solución también debería serlo”.

Goldenhersch contó que la aplicación emplea “tecnología de punta”. “Sabemos que demorará dos, tres, cuatro años en llegar a las masas, pero estamos utilizando lo último. No se trata de realidad virtual en la computadora con una experiencia de alta calidad, sino más bien con el cardboard, que es el visor de cartón. Entonces aportamos soluciones sistémicas para problemáticas sistémicas”, explicó.

Emprendedor

“Yo elegí emprender porque dentro de mi viaje personal, los círculos de responsabilidad donde uno va formando parte, me sentí en esa búsqueda. Tuve la suerte de encontrarme con amigos y tuvimos que tomar la decisión de hacerlo y, por otro lado, teníamos las condiciones fundadas para que suceda”, afirmó el joven.

“Creo que ser emprendedor tiene mucho que ver con poder conectar la autenticidad, el poder decidir y el hacer, y generar significado desde el lugar de la innovación. Siempre con el propósito de poder manifestar lo que somos, nuestra creatividad”, concluyó.

– ¿Qué aportó en vos la carrera de psicología?

– En Psicología me encontré con teorías del comportamiento humano y de qué manera se puede aprender todo el tiempo. Vivimos en aprendizaje constante. Me gustó mucho el marco teórico referencial que te encuadra dentro de esta posibilidad de crear. Entonces la carrera universitaria me proveyó un marco conceptual que me permite decir las cosas desde el saber y no desde el adivinar.

– ¿Creés que estudiar en la universidad te abre puertas?

-Yo creo que estudiar una carrera te aporta la capacidad de entrar en ciertos círculos que de otra manera no entrarías. Por ejemplo, si vamos a un baile, de esos que hay que ponerse un traje, el título universitario es el que te permite entrar al baile. Que después me lo saque y pueda usarlo o no, es otro tema. Es una herramienta dentro de la totalidad que tenemos.

Además, el hecho de cumplir con un objetivo es increíble. El hecho de poder terminar la carrera significa cerrar un ciclo. También implica entender que lo importante del aprendizaje no es sólo lo que se aprende sino desde dónde se aprende.

– ¿Cómo te ves en el futuro?

– En el futuro me veo haciendo lo que amo, con la gente que amo de manera muy similar y posiblemente generando un significado que tenga un mayor impacto al que hacemos hoy. No solo en el rubro del cigarrillo, sino también con una visión más abarcadora para que la medicina sea personalizada y accesible, democratizando un poco el acceso a la salud.