María Laura García, presidenta y fundadora de Global News Group, junto al gerente general Carlos Alfredo Díaz, estuvieron presentes en la II Fase de Management Revolución 4.0, organizado por Universidad Siglo 21. Desde su experiencia profesional como líderes de la empresa de monitoreo de medios más importante de Sudamérica, hablaron acerca del aprovechamiento del cambio generacional para transformar una empresa que usa tecnología en una de base tecnológica.

García comenzó su disertación describiendo el origen y la evolución del trabajo que realizan, influenciado permanentemente por la evolución tecnológica de los últimos años.

Ella creó la empresa hace más de veinte años, cuando tomó conciencia de que Internet era una herramienta que iba a transformar el mundo de las comunicaciones y que los contenidos periodísticos iban a experimentar cambios abruptos, y alentó a los presentes a mantenerse alerta acerca de las nuevas condiciones de trabajo que esto genera: “Tenemos que entender cuáles son las barreras que se mueven y los nuevos escenarios que se plantean para entender hacia dónde nos dirigimos”.

Global News Group es una empresa fundada en Argentina y dedicada al monitoreo de noticias de todos los formatos, las cuales se digitalizan, archivan, se cruzan con el contenido online y finalmente, con ese material,  crean bases de datos. Este servicio de información es vendido a grandes empresas multinacionales o personas con actividad pública que están interesadas en la información que emiten los medios.

En su disertación, la presidenta explicó que hace seis años el mundo se reconfiguró nuevamente, ya que la expansión tanto de la inteligencia artificial como de la infraestructura generó cambios en el timing de las comunicaciones y en nuestra vida en general, que debieron ser contemplados como empresa. “Tomamos conciencia que teníamos que tener un expansión regional, hoy estamos físicamente en diez países de la región, porque esto nos permite tener un mercado más ampliado y poder invertir y saber que la inversión se va a recuperar en un plazo más corto que nos permite reinvertir para un nuevo cambio que la tecnología nos demande”.

Actualmente, la empresa llegó a expandirse a diecisiete países de la región y se convirtió en la empresa más grande de América Latina: “Hoy trabajamos un millón de noticias por día, treinta millones por mes, hace un año estábamos un 30% de lo que es hoy, un año antes de eso en el millón y medio mensual. Esto es el cambio”.

Adaptarse al contexto: un trabajo de adentro hacia afuera

Como parte del nuevo panorama, Laura planteó que una empresa de tan larga trayectoria debe generar transformaciones hacia dentro para desarrollar otros métodos y formas de trabajo. En las reconversiones empresariales -explica- “se necesita de la experiencia de la compañía pero también se necesitan de nuevos equipos, es como un aire nuevo”, y agrega: “uno tiene la estrategia y sabe a dónde vamos, uno tiene esa mirada y tiene que construirla cada día y tiene que ayudar a los otros guiándolos hacia donde queremos ir”.

La transformación también guarda relación con el modo en que tecnología y recursos humanos se relacionan, ya que Global News Group pasó de ser una empresa que utilizaba la tecnología como herramienta, a ser una empresa de base tecnológica, que desarrolla e impulsa avances. En este sentido, Laura aclaró que los contenidos abarcados “no podrían ser abordados por equipos humanos solamente, de ninguna manera con los volúmenes extremos que tenemos hoy”.

En este sentido, el gerente general Carlos Alfredo Díaz describió el proceso de reconversión de la empresa que demandaban las nuevas condiciones del mercado, poniendo el eje en la formación de equipos de trabajo adecuados y preparados para el nuevo mundo. A través de un análisis interno de los propios recursos humanos de la empresa, llegaron a notar que quienes más innovan son aquellos más diversos.

“Nos dimos cuenta que los sectores más originales, los sectores que nos proponían más ideas, tenían una multidisciplinariedad que llamaba la atención”.

La formación de equipos diversos, tanto en áreas de conocimiento como diversidad racial, cultural y de género fueron ejes donde ambos representantes hicieron hincapié y se vuelve un valor agregado para el trabajo de la empresa. En este sentido, Laura refuerza: “Es muy importante esto de que sean multidisciplinarios. Que haya biólogos, matemáticos, que haya lo que se pueda, que sea distinto y que no tenga nada que ver con lo que nosotros venimos haciendo, para que venga con una mente limpia. Mucha gente joven también, gente con experiencia y otra… que interactúen y se mezclen”.

Para finalizar, Carlos puso el eje en la formación de equipos adecuados que acompañen el cambio e incluso lo estimulen a través del aprovechamiento de la inteligencia artificial, es decir a través de una correcta vinculación entre la tecnología y los recursos humanos disponibles: “Donde nosotros realmente vemos que tiene que venir el cambio en esta revolución industrial no pasa tanto por cuál es la tecnología que va a venir y va a romper mi mercado y me va a dejar afuera, sino cómo yo puedo mirar para adentro y la gente que yo hoy tengo, los recursos y el conocimiento de recursos lo puedo transformar, o lo puedo explotar realmente”.

Ante esto, Laura concluye que este proceso debe hacerse sin descuidar jamás al cliente, que es “lo más importante de todo esto porque existimos gracias a ellos, entonces es muy importante mirar dónde está la demanda, qué exige la demanda y estar muy cerca del cliente”. En momentos de transformación “es el cliente el que nos advierte sobre lo que quiere, no cómo hacerlo porque nunca sabe cómo hacerlo, pero sí cuál es su deseo, cuál es la necesidad que nosotros tenemos que satisfacer, y sobre ese punto no tenemos que corrernos en ningún momento porque es lo más importante, porque existimos gracias a esa necesidad, y esa es la que nos dá sentido”.