La fundadora y CEO de ImpactOn, Margherita Pagani, se hizo presente en Youth 20, la cumbre mundial de jóvenes del G20, realizada hace pocos meses en la Universidad Siglo 21, para compartir la experiencia de la empresa que lidera y debatir acerca de los desafíos laborales del futuro.

En entrevista exclusiva, la CEO describió a ImpactOn como una empresa dedicada a analizar los proyectos de impacto social y ambiental que funcionan en el mundo, elaborarlos en Blue Print o manuales, y luego difundirlos, de forma tal que sean soluciones accesibles a cualquier actor de la sociedad que desee implementarlos en un nuevo contexto.

Para esto, se utilizan tecnologías exponenciales y de inteligencia artificial ya que, como plantea la CEO, estos “son procesos que un algoritmo puede hacer mucho mejor que un humano y, así, el humano se puede concentrar en la lectura del contexto y del perfil de la persona que crea el proyecto”.

En este sentido, Margherita explica que muchas veces alguien descubre un proyecto o solución en Internet y se contacta con los fundadores del proyecto para aplicarlo en su propio país, pero quien recibe esos pedidos no tiene el tiempo o la capacidad de leer un contexto diferente al suyo, o de guiar a la persona para aplicarlo en su propia región.

Por esto, la tecnología exponencial permite que todas las interacciones no deban ser lidiadas por una sola persona sino a través de una inteligencia artificial que guíe ese proceso.

Al preguntarle acerca del mundo del trabajo de cara al futuro, la representante sostiene que éste “no tiene que ser una narrativa de miedo” y reflexiona:

“Si miramos la historia de la tecnología podemos ver que siempre hubo una sustitución de las tareas del hombre por una máquina”.

Y agrega: “hoy la mayor oportunidad que tenemos es decir ‘bueno, si ya no me tengo que ocupar de ciertas cosas, de qué me puedo ocupar’, y pensar cuáles son las preguntas más desafiantes que podemos ponernos y qué queremos hacer con ellas”. Como sostiene Margherita, no podemos predecir qué sucederá, pero:

“Podemos predecir hacia dónde miramos y con qué tipo de narrativas; si vamos a crear ese futuro desde el miedo o desde la sensación de oportunidad y desde nuestro propio potencial”.

Como reflexión sobre el encuentro Youth 20, la fundadora considera que la división entre países y las fronteras son algo imaginario que hoy nos define de forma casi ilógica, por lo que cualquier encuentro o espacio que nos permita superar fronteras entre personas es algo fructífero y que, además, termina por demostrarnos que en todos lados hay personas con quienes tenemos mucho en común.

En este sentido agrega: “al final de cualquier tipo de conversación, todos queremos un futuro mejor. Lo más importante de eventos así es el día después, cuando te recargás de personas como vos, guerreros, que no los para nadie, que creen que el cambio es posible.

Por último, se abordó la temática de los jóvenes en la revolución tecnológica, frente a lo cual Margherita considera fundamental asegurar la participación de los jóvenes. Para eso, debe modificarse la narrativa acerca de lo que es ser joven: hoy tenemos un acceso a la información que es equilibrado y una capacidad de elaboración o de utilización de esa información para hacer cosas, algo que los jóvenes tienen en mayor medida que los adultos.

Margherita cree necesario eliminar etiquetas y detener la narrativa de que los jóvenes esperan de los adultos que hagan las cosas. Es necesario incluir a los jóvenes en las conversaciones o hacer que tengan un espacio de acción, porque eso va de la mano con dejar de lado las etiquetas sobre la juventud.

Sobre esto agrega: “Si podemos actuar por sobre lo que vemos y algunos no, entonces hay que empezar a hablar de quién puede y quién no, y trascender el tema de joven o no joven”.

Como mensaje a cualquier emprendedor, Margherita Pagani nos empuja a realizar todo aquello que nos interese y que nos motive:

“Si algo te moviliza, hazlo. Tenemos infinitas oportunidades de generar un cambio en nosotros y en los otros. Nunca sabemos qué va a pasar”.

A continuación, podés ver la entrevista completa a Margherita Pagani: