El Dr. Jorge Orgaz, Director del Instituto Académico de Derecho Público “Arturo M. Bas”, habla sobre la importancia de esta rama del Derecho, aquella que analiza las relaciones que tiene el ciudadano con el Estado.

El Instituto de Derecho Público surge como una necesidad de cubrir un espacio más allá del aula o de la enseñanza que uno imparte. Es un espacio para que alumnos, profesores y abogados, en el ámbito donde se despliegan las actividades del Instituto, tengan la posibilidad de profundizar una rama del Derecho”, expresó su Director, Dr. Jorge Orgaz.

Asimismo, Orgaz resaltó el acierto de la Universidad Siglo 21 de haber creado este Instituto porque viene a llenar un vacío en el complemento de la formación que cualquier abogado tiene que tener en la actualidad para desempeñar su tarea con eficacia.

¿Cómo definiría el Derecho Público?

Es una de las grandes ramas en las cuales se divide el Derecho. Es decir, si bien confluyen todas las distintas ramas o especialidades en una suerte de centro, el universo del Derecho es uno, como decían los romanos.

El Derecho Público se encarga de analizar las relaciones que, fundamentalmente, tiene el ciudadano con el Estado. Y, desde una perspectiva democrática, plural y moderna, el Derecho Público indaga, profundiza y estudia, precisamente lo que signifique el respeto y la tutela de los derechos fundamentales de las personas en su vínculo con el Estado.

¿Cuáles, diría usted, que son los temas referidos al Derecho Público que resultan coyunturales en la actualidad?

Los temas de coyuntura o de actualidad en el Derecho Público, pienso que pasan precisamente por optimizar los medios procesales. Por ejemplo, para resguardar los derechos fundamentales, están en boga todo lo que signifique las acciones colectivas. Es decir, aquellas herramientas procesales que permitan la protección de los derechos de incidencia colectiva.  Y, al mismo tiempo con un criterio paradójico, se explotan o se analizan las temáticas referidas a la comunidad en su conjunto.

Cobró mucha importancia los derechos personalísimos o individuales que son novedosos en muchos aspectos, como fecundación in vitro y todo lo que significa la Biotecnología, va a tener, necesariamente, una visión desde el Derecho Público. Fundamentalmente del Derecho Constitucional a ver cuál es el alcance de esos derechos.

Sobre los temas “del futuro” referidos al Derecho Público, ¿cuáles cree que serían?

Los temas del futuro del Derecho Público, en parte tienen que ver o van a tener que ver con el rediseño, por ejemplo, de la forma de estado en la República Argentina. Son las deudas pendientes que, actualmente, tiene el Derecho Público.

Los desafíos que tendremos que enfrentar a futuro, la reorganización del Estado Federal argentino, cómo se van a impartir o cómo se van a distribuir las competencias entre los distintos estamentos. Al mismo tiempo, creo que el Derecho Público va a ir ganando espacios, en el sentido de comprender mayor cantidad de derechos.  Y, a su vez, un tercer desafío, es profundizar el aspecto subjetivo del Derecho Público, lo que significa, los derechos migratorios, la confluencia de distintas culturas en un espacio geográfico. Creo que van a generar tensiones donde el Derecho Público va a tener que decidir o va a tener que dar su palabra, su opinión para que esa convivencia sea fructífera y pacífica.

Usted elige seguir habitando el entorno universitario como docente, ¿por qué?

Sigo transitando las universidades, la Universidad, o fundamentalmente este espacio que me habilita y que me posibilita el Instituto de Derecho Público porque creo que como docente tengo una misión, de transmitir o dejar en quienes me rodean; en quienes comparten conmigo esta comunidad universitaria alguna enseñanza; y, al mismo tiempo, aprender yo de ellos.

Para una Institución Universitaria que ofrece la carrera de Abogacía, ¿por qué es relevante contar con un Instituto especializado de Derecho Público?

La Universidad Siglo 21, tiene contar con un Instituto de Derecho Público. Es, un poco, resaltar la trascendencia que tiene esta rama del Derecho en la actualidad argentina. Muchas veces hemos sostenido que las universidades argentinas y las facultades de Derecho, forman profesionales con una visión un tanto iusprivatista. Entonces, este Instituto es un acierto de la Universidad Siglo 21 de haber creado y posibilitado la creación de este instituto, porque viene a llenar un vacío en el complemento de la formación que cualquier abogado tiene que tener para desempeñar su tarea con eficacia.

¿A quiénes invitaría a acercarse al Instituto de Derecho Público “Arturo M. Bas”?

A todos los que integran la comunidad de la Universidad Siglo 21, inclusive a quienes provienen de otras universidades, a participar de las distintas actividades que tiene el Instituto de Derecho Público “Arturo M. Bas” porque, en primer lugar, es fundamental para complementar nuestra formación profesional. Y, en segundo lugar, la gran actualidad de los temas que se están discutiendo y debatiendo en el Derecho Público, forman parte de una convocatoria necesaria y amplia para que todos podamos desarrollar nuestra vocación docente, profesional e, inclusive, para que los alumnos puedan profundizar algunos temas de las materias que, muchas veces, no se pueden ver por la escasez de tiempo con la que uno cuenta en el transcurso del año lectivo.