La leona cordobesa distribuye las horas del día entre el estudio, el entrenamiento profesional y la familia. El aislamiento preventivo la obligó a reorganizar los planes para este año pero la jugadora de hockey supo adaptarse a esta nueva normalidad.

Atrás quedaron los festejos por la medalla de oro obtenida en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. Los planes de Josefina Rubenacker para este año incluían comenzar a estudiar la Licenciatura en Kinesiología y Fisioterapia en Universidad Siglo 21 y llegar de la mejor manera a los Juegos Olímpicos de Tokio. Sin embargo, la crisis del coronavirus obligó a la suspensión de la cita olímpica así como también de toda actividad deportiva profesional.

Decidí estudiar Kinesiología ya que es una carrera muy ligada al deporte y me va ayudar a conocer cómo prevenir, cómo tratar y cómo rehabilitar la funcionalidad o el movimiento del cuerpo humano”, cuenta Josefina al tiempo que destaca la importancia de contar con un título universitario: “Es fundamental para cuando se termine la carrera deportiva, poder desarrollarme como profesional y más aún si está relacionado al deporte, que es lo que lo que a mí más me gusta”.

Adaptarse al contexto actual

Para este año, Josefina ya tenía prevista una rutina diaria para asistir a clases en el Campus Universitario y entrenar en el Club La Tablada y con la Selección Argentina de Hockey, de forma tal que ninguna de las actividades se interpusieran. Tras decretarse el aislamiento preventivo, social y obligatorio, la jugadora tuvo que acondicionar esa planificación a los ejercicios físicos en la casa y a las clases mediadas por tecnologías.

En relación al estudio, la joven explica que se pudo adaptar “muy bien” a la educación virtual. Cabe recordar que la jugadora de hockey fue becada el año pasado por Siglo 21 para realizar el curso de Marketing Deportivo, “así que más o menos le llevo el timing a estar estudiando”, comenta.

El desafío de estudiar y ser deportista de élite

En Universidad Siglo 21 son muchísimos los ejemplos que podemos encontrar de estudiantes que trabajan o practican deporte de manera profesional y llevan sus estudios al día. La excelente predisposición de las y los alumnos y las modalidades de enseñanza hacen posible con esfuerzo y dedicación desarrollar estas actividades de manera simultánea.

“Cuando decidí estudiar la Licenciatura en Kinesiología y Fisioterapia sabía que iba a ser muy importante la parte de la planificación para poder llevar el día tanto el cursado como los entrenamientos”, señala Josefina en relación a lo que implica mantener una carrera deportiva profesional y estudiar al mismo tiempo. “Creo que va a ser un gran desafío, voy a tener que ser muy constante y esforzarme como en todas las cosas”, agrega.

La exigencia de los entrenamientos y las competencias para mantenerse en la élite deportiva resulta muchas veces dura y desgastante. No solo consume tiempo sino que además energías por lo que mantener un equilibrio físico y mental se vuelve indispensable. En este camino, Josefina tiene basta experiencia y mucha claridad a la hora de destacar la importancia de cumplir con los objetivos y la organización diaria.

Resumiendo un día de semana en su vida, la joven cordobesa cuenta que antes de comenzar con las clases a las 8.30 horas, sale a trotar cerca de seis kilómetros. “Después curso toda la mañana y cuando termino me pongo a resumir o a fijar los contenidos que se dieron en clase”, agrega. Seguido de eso y dependiendo el día tiene entrenamiento online con Las Leonas o con el club y más tarde completa los tres estímulos diarios con otros ejercicios.

Si bien el gran incentivo para este año era participar de los Juegos Olímpicos, reprogramados para 2021, la integrante de Las Leonas se esfuerza por “seguir creciendo, entrenando y disfrutando” y con la intención de “seguir formando parte del seleccionado Argentino”. A ese presente soñado, le suma las ganas de “llevar al día el cursado y con las mejores notas posibles, poner en práctica lo que uno va aprendiendo y crecer como profesional”.