Josefina es una de las tres cordobesas que formó parte de la Selección Nacional de Hockey en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. Hoy es becaria de Siglo 21, con una vida llena de deporte y grandes deseos a futuro.

La vida de Josefina dio un giro de 180 grados el día que recibió un llamado telefónico donde le anunciaron que la esperaban en Buenos Aires para una prueba en la Selección Nacional de Hockey. Con 18 años, cumplió el sueño de cualquier deportista de vestir la camiseta argentina en los Juegos Olímpicos 2018, donde ganó por goleada su primera medalla de oro. Hoy entrena intensivamente en el club cordobés La Tablada y también realiza un curso de Marketing Deportivo en Universidad Siglo 21.

“Cuando me llamaron para el seleccionado nacional me propuse dejar todo, hacer lo posible para quedar en la lista y se me cumplió. A futuro quiero seguir haciendo todo lo posible para lograr lo que me proponga”, dice Josefina.

A los cinco años comenzó a jugar al hockey en el club Tala de Córdoba. Su hermano mayor también hacía deporte en la misma institución y siendo una niña Josefina comenzó a dar sus primeros pasos en hockey con el único objetivo de disfrutar del deporte al aire libre y acompañada de nuevos amigos.

En 2010, en el paso de Infantiles a Inferiores, la joven hizo el traspaso al club La Tablada, donde entrena en la actualidad.

“Recuerdo mi infancia como algo muy lindo, con el deporte en equipo, las actividades sociales del club y la diversión que significa estar acompañada de otras personas”, dice la joven.

Con el paso de los años, aquello que había comenzado como un hobby o una actividad grupal después de la escuela, se fue convirtiendo en algo más serio para su vida.

“Cuando crecí empecé a ver jugar a Las Leonas, y ahí me puse a pensar: a quién no le gustaría representar a su país”, recuerda.

Aquellos primeros pasos hacia el deporte como una actividad profesional surgieron en su entrenamiento en La Tablada, desde donde la citaron para jugar en el seleccionado de Hockey de Córdoba.

La invitación a vestir la camiseta celeste y blanca

La semana que Josefina recibió el llamado que lo cambió todo, se encontraba jugando en una serie de torneos del seleccionado cordobés. Este tipo de eventos deportivos son los lugares donde los entrenadores profesionales observan el desempeño de los jugadores y sus posibilidades y aptitudes para las grandes ligas.

“El año pasado justo me habían citado para los torneos sub 18 y sub 21, entonces tuve una posibilidad más de que me vieran, y me vieron”, relata Josefina. La persona que la observaba desde el banco era el DT Carlos “Chapa” Retegui, de la Selección Nacional, quien más tarde sería su entrenador en los Juegos Olímpicos.

“Cuando me llamaron para probarme en la Selección Nacional no lo podía creer. Querían que viajara a Buenos Aires para probarme en el proceso de los Juegos Olímpicos. Fue algo inesperado”, dice la joven.

Josefina habla con felicidad sobre aquella experiencia que marcó su vida para siempre. “Fue la primera vez que vestí la remera celeste y blanca, qué mejor sensación que esa. Lo disfrutamos mucho junto al equipo. El solo hecho de jugar un juego olímpico es la elite del deportista y haber ganado una medalla de oro es una sensación muy grande”, explica.

Hoy su vida es la de una deportista de alto rendimiento, con entrenamiento intensivo diario, una alimentación adecuada, y sobre todo muchos deseos y expectativas sobre su futuro profesional.

“Hay cosas que se empiezan a dejar de lado, como las salidas a los boliches y ciertas actividades. Lo más importante es disfrutarlo, porque de lo contrario no tiene sentido”, dice la joven.

La formación académica de Siglo 21 a los deportistas de alto rendimiento

Como parte de los convenios firmados con entidades como el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), la Unión Argentina de Rugby (UAR) y distintas organizaciones y clubes la Provincia de Córdoba, Siglo 21 otorga becas a deportistas para fomentar su formación académica a la par de su rendimiento como profesionales del deporte. Josefina Rubenacker es una de las becarias de Siglo, y actualmente realiza el curso de Marketing Deportivo en la Universidad.

“Este año estoy viajando mucho a Buenos Aires por entrenamiento, y preferí no comenzar ninguna carrera universitaria. El curso de Marketing dura cuatro meses y con la modalidad distribuida es mucho más fácil acomodarlo a mi vida”, explica la joven.