Juan Carlos Rabbat, Presidente de la Fundación Universidad Empresarial Siglo 21, dio una entrevista al programa “Magistrales” del Canal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la que habló sobre los nuevos paradigmas de la educación a partir del avance de la tecnología.

Desde que comenzaron a desarrollarse los sistemas educativos en la edad media y hasta hace pocas décadas atrás, se implementó un paradigma verticalista de educación. Este consistía en que un grupo reducido de personas poseedora de conocimientos, transmitía sus saberes a otros en el marco de las instituciones educativas. Actualmente, el acceso masivo de la población a los dispositivos móviles y a internet, permite que el conocimiento llegue a los lugares más recónditos del mundo y a las poblaciones más diversas social y culturalmente.

El avance de la tecnología, no solo democratiza los saberes y acorta las brechas de desigualdad social, sino que también plantea nuevos desafíos al modelo de educación tradicional. “En este momento, ese paradigma estalló por los aires, porque hoy el conocimiento está disponible para todo el mundo.

Entonces, si cambió el acceso al conocimiento, ¿por qué seguimos educando igual que antes?”, se pregunta Juan Carlos Rabbat.

El especialista plantea que hoy el aprendizaje es un proceso colaborativo entre profesores y estudiantes. Ambos son actores activos en la construcción del conocimiento. Para él, el profesor ya no es un difusor de saberes, ni un mero repetidor de aquello que los alumnos pueden encontrar en la red, y los alumnos ya no son receptores acríticos de lo que escuchan en las aulas.

Rabbat asegura que, en este marco, es necesario repensar y rediseñar la función del docente: “El docente debe asumir el rol de coach de los alumnos, debe ser un motivador que tiene que plantearle desafíos, búsquedas, preguntas e inquietudes para que incorporen aprendizajes”. Asumir nuevos roles en función de nuevos modelos educativos exige una constante capacitación: “Siempre el profesional necesitó actualizarse, pero nunca a la velocidad de ahora. El profesional que no se actualiza permanentemente queda absolutamente obsoleto en poco tiempo”, expresó.

Si bien el contexto actual requiere ciertas transformaciones, el Fundador de la Universidad Siglo 21 señala que existe una clave del éxito educativo que es transversal a todos los tiempos: la motivación de los docentes por enseñar y la de los estudiantes por aprender. “Los alumnos tienen que disfrutar del estudio y los docentes de dar clases. Lo más importante para ser un buen profesor o un buen estudiante, es disfrutar de la actividad que desempeñan”.

Según Rabbat, en los próximos cinco años “todo el sistema educativo va a tener que aggiornarse a los nuevos alumnos que tenemos. Entender e interpretar sus necesidades y darles lo que ellos necesitan”. Esta nueva mirada de la educación es la que se implementa en la propuesta de académica de nuestra Universidad. “Esa es la revolución que estamos haciendo en Siglo 21 y que creemos que tiene que hacer toda la sociedad”, concluyó.

Mirá la entrevista completa: