A los 38 años se animó a retomar uno de sus sueños: estudiar Abogacía. Cursó la carrera en Tolhuin, una localidad con una población aproximada de 10.000 habitantes ubicada en Tierra del Fuego. Hoy es la primera egresada universitaria de este pequeño pueblo austral.

El nombre Tolhuin proviene de la voz Tol-wen en idioma selk’nam y significa “corazón”. Esta pequeña localidad ubicada sobre la Ruta Nacional 3 es la única población entre las ciudades de Ushuaia y Río Grande. En Tolhuin las temperaturas son muy bajas, acompañadas por un frondoso bosque andino patagónico y distintos lagos de origen glacial.

Hace un par de décadas, estudiar una carrera universitaria en este pueblo era una elección imposible. A excepción de las dos escuelas primarias y la única secundaria, las opciones son nulas para quienes eligen estudiar en su pueblo natal. La mayoría de los jóvenes migran hacia provincias del “norte”, como llaman al resto de Argentina. Hacia el sur no existe más nada, sólo la base sobre la cual saltar fuerte y volar.

A los 38 años Andrea Borrell no lo pensó más. Con el apoyo de su familia y de sus hijos de 4 y 7 años, se propuso estudiar la carrera universitaria que tanto había soñado. Como prueba de fuego se dio a sí misma un plazo de seis meses. Desaprobó su primer parcial, pero como todavía estaba en esa primera mitad de año, siguió apostando a su futuro y ya nunca más se detuvo.

“Después de cada parcial que rendía, llamaba a mi papá y a mis abuelos para contarles mis primeros triunfos. Hoy se fueron de esta vida sin saber que soy abogada”, dice Andrea.

“Para ir a rendir tenía que hacer 200 kilómetros. Mis hijos me acompañaban y se quedaban esperando hasta que mamá rindiera”, recuerda.

Andrea destaca a las personas que conoció durante su experiencia universitaria. “Lo mejor de la universidad, además de poder manejar mis propios tiempos de estudio, fueron las amistades que conocí y que me acompañaron en esta aventura”, dice.

Cuando le tocó rendir su primer Examen Final Integrador Presencial (Efip) conoció a Mariela de Córdoba, y a Paula de Buenos Aires. “Compartimos nervios, llantos, mates y la emoción de aprobar”, relata. Aquel fue el comienzo de una gran amistad que luego siguieron compartiendo a través de la tecnología.

En Tolhuin está todo por hacerse, dice Andrea. “Que una universidad brinde la posibilidad de no irse al norte a estudiar es un gran logro”, señala. Haber sido la primera egresada de esta localidad tiene una “connotación maravillosa, porque la gente te conoce, te pregunta, te felicita y te alienta”.

Como en todo pueblo chico, una novedad de esta magnitud fue “todo un suceso”. “Me hicieron reportajes en el diario de la provincia y en la radio de la ciudad. El mensaje que logré fue ‘si yo pude vos podés”, relata.

Andrea llama a su pueblo “el corazón de la isla”. Nació en Mendoza pero Tolhuin fue el lugar a donde llegó con su familia, estudió, creció y hoy proyecta su vida profesional. En este sentido, destaca la importancia de que las universidades formen profesionales que contribuyan a mejorar sus lugares de origen. “Tener la universidad aquí nos da la oportunidad de que la familia no se separe, que los chicos puedan seguir viviendo en su lugar y que los padres no deban mantener dos casas”, expresa.

Hoy Andrea tiene 43 años y recuerda cómo cambió su vida desde el momento en que sus tutores universitarios le dijeron “bienvenida a la profesión”: “Dignifiqué mi trabajo y se abrieron un sinfín de oportunidades laborales. Hoy deseo servir como un miembro valioso a la sociedad”.

Durante los últimos meses se contactó con muchas personas que se interesaron por su experiencia y por conocer más sobre la modalidad distribuida. Andrea siempre les responde lo mismo: “Que se den la oportunidad. Lleva esfuerzo y disciplina pero la Universidad te brinda las herramientas para crecer.”

“Hoy ya no existe diferencia en estar sentada en un pupitre o en la silla de tu casa. La calidad de la enseñanza es la misma o incluso mayor, ya que la tecnología es la herramienta del presente”.

El Centro de Egresados y Empleabilidad de la Universidad Siglo 21 ayuda a todos los estudiantes a identificar competencias, gustos, y a fomentar su desarrollo. Impulsa que entre los alumnos, egresados y el mundo empresarial se generen vínculos. Al igual que Andrea, podés comunicarte con el centro a egresados21@ues21.edu.ar.