En nuestro mundo digitalizado, conocer las estrategias de venta y lo que implica la logística es clave para lograr que los emprendimientos funcionen. “Precios a la Mano” es una nueva aplicación para facilitar la vinculación entre proveedores y empresarios.

Cada vez más, el área de logística de los negocios, ventas y emprendimientos se convierte en uno de los aspectos centrales de cualquier organización que aspire a seguir creciendo en el mercado. En cualquier tipo de comercio, una correcta planificación de la logística puede incrementar la rentabilidad del negocio y para crecer en el panorama global, una logística integral es clave para lograr los mejores resultados.

Centrar los esfuerzos en asegurar que los productos lleguen al consumidor de manera rápida y efectiva es importante, puesto que determinará si los clientes vuelven a elegir la marca otra vez. Al mismo tiempo, es crucial agilizar las cadenas de suministro que permitan optimizar los procesos de compra y producción.

En nuestro contexto prácticamente digitalizado, pensar la logística desde lo virtual es un desafío necesario para aggiornarnos al mundo que nos rodea. Con este impulso Franco Guidoli, egresado de MBA de Siglo 21, lanzó la aplicación “Precios a la Mano”, destinada a facilitar el vínculo entre proveedores y empresarios.

El proyecto presentado en Feria 21 funciona como un servicio de publicación de precios mayoristas, y permite la consulta ágil de los productos desde diversos dispositivos móviles (Smartphone, Tablet, laptop y computadoras de escritorio), incluso de manera offline cuando no hay Internet. Esto último permite que el contenido siga siendo accesible cuando no hay conexión, ya que la aplicación y los datos se almacenan en cada dispositivo.

Un proyecto familiar con perspectivas a futuro

Como muchos emprendimientos del país, la App “Precios a la Mano” nació como un proyecto familiar, en este caso para resolver la situación de una distribuidora mayorista cordobesa que necesitaba agilizar la actualización de precios para los negocios minoristas.

“Ellos querían acelerar su canal de ventas y fidelizar la cartera de clientes. Necesitaban un mecanismo para mantenerlos informados constantemente de los precios, debido a la variación que hay en el país”, explica Franco Guidoli. “Actualmente siguen utilizando esta App y les está dando muchísimos resultados”, agrega.

“Precios a la Mano” permite que los distribuidores suban la lista de precios a la nube y que los minoristas descarguen esta información a los fines de trabajar con los precios y filtrar la información que consideren necesaria. Además de ver esta lista, desde la App se pueden chequear las condiciones comerciales y realizar pedidos al distribuidor desde el mismo sitio. “Cuando el distribuidor modifica su lista de precios la aplicación queda actualizada y al cliente le llega esta información”, agrega Franco.

La idea del proyecto es seguir ofreciendo este servicio a los distribuidores mayoristas, para entender cuáles son las necesidades de las pymes hoy y personalizar la App de acuerdo a pedidos concretos: “Nuestra postura es hablar cara a cara con el cliente, y eso es algo que lleva tiempo. De a poco vamos viendo qué es lo que nos piden”.

En este proceso de lanzar un servicio con las características de una App, la formación teórica y práctica es fundamental, puesto que allí radican la mayoría de las herramientas que se requieren para comprender el mundo de los negocios.

“La Universidad me abrió muchos caminos que no había tenido en cuenta. Estaba enfocado en la parte de programación y Siglo 21 nos permitió abrir mucho la mente”, cuenta Franco.

La formación de los profesionales del futuro

El cambio de los mercados necesita de profesionales preparados para los procesos de abastecimiento, producción y comercialización de los productos. Hoy, el detrás de un negocio no puede improvisarse y requiere de especialistas que planifiquen y controlen todo lo que implica la cadena productiva.

En Siglo 21, la Licenciatura en Logística Global reúne muchas de las demandas del comercio de hoy, brindando a los estudiantes las competencias necesarias para colocar los bienes y o servicios en el lugar adecuado, en el momento adecuado y en las condiciones necesarias.

El hecho de tener una perspectiva global permite que los profesionales tengan una vasta mirada local e internacional al momento de diseñar o dirigir cualquier proceso de relación logística.

Con una oferta educativa innovadora y actualizada, los estudiantes egresan capacitados para organizar la logística, definir o evaluar proyectos integrales de alcance nacional e internacional, programar estrategias para optimizar la competitividad en los diferentes mercados y participar en distintas áreas de los negocios.