Rosana Guerra entrevistó a Susana Schwander, entrenadora de alto rendimiento de deportistas y practicante de tai chi chuan, en el marco del 3° Congreso en Liderazgo Coach e Inteligencia Emocional que tuvo lugar el 25 y 26 de mayo.

Susana Schwander es profesora de educación física, entrenadora de alto rendimiento de deportistas y practicante de tai chi chuan, un arte marcial chino que combina suaves movimientos de brazos y piernas con la respiración abdominal. Hace casi cuatro décadas se dedica a la enseñanza de la natación y de los secretos de la comunicación en el agua tanto a nadadores aficionados como a deportistas federados.  La profesora que tiene su escuela en la ciudad de Río Tercero entrenó a destacados nadadores como Carolina Pignata, Marilina Trecek, Cecilia “Chacha” García, Gustavo Taricco y Andrea Berrino, varios de ellos campeones argentinos en distintas categorías.

Susana es Fundadora de la Fundación Vida Hoy y fue una de las disertantes de la charla “La Píldora Tai Chi Chuan, el Poder de la Suavidad” que desarrolló junto a Jorge Sobrero el 25 de mayo en el 3° Congreso de Inteligencia Emocional, Mindfulness y Coach 2018 que se realizó en el Dinosaurio Mall, evento organizado por la Universidad Siglo 21.

¿En que te ayudó la práctica de técnicas orientales como entrenadora de alto rendimiento para deportistas?

En la alta competencia me di cuenta que no sólo las capacidades físicas son fundamentales. El deportista se encuentra bajo un estrés generado por la búsqueda de sus resultados; lograr estar centrado, calmo, sin temor, es fundamental para lograr estos objetivos. Estas técnicas orientales como lo son Yoga, Reiki y Tai Chi, nos brindan herramientas que permiten que el deportista se centre en el aquí y ahora, a través del uso de la respiración, meditación y visualización.  Los resultados, por lo tanto, serán el producto de su seguridad, concentración y relajación.

¿Crees que el tai chi puede mejorar el estado de salud física y mental de los deportistas de alto rendimiento? ¿Pudiste comprobarlo con alguno de ellos? ¿En qué crees que les sirvió?

El Tai Chi brinda una recomposición de los sistemas energéticos, físicos, mentales y emocionales de una manera rápida y natural. Los deportistas que realizan esta experiencia sienten tranquilidad, seguridad y paz interior, trasladando sus vivencias al plano personal logrando así equilibrio y confianza en sí mismo.

¿Qué descubriste y qué cambiaste de tu forma de ser después de formarte en este arte marcial de origen chino?

Descubrí que soy capaz de tener más paciencia de la que creo. Si bien mi trabajo como entrenadora se realiza con planificaciones de diez a doce años, vivir la transformación personal sin ansiedad es clave hoy. Reafirmo mi convicción de que la voluntad es parte esencial en la disciplina, la cual nos permite alcanzar nuestros objetivos. Como profesora de Educación Física y entrenadora puedo decir que mi vivencia con el cuerpo se dio en un plano físico-exterior, mientras que con la práctica del Tai Chi logré una transformación desde mi plano interior hacia el exterior, consiguiendo así cambios profundos y equilibrados.