Marcos Martínez tiene 28, estudia Ingeniería en Software y es Gerente de Tecnología y Co-fundador de Fligoo, una empresa que brinda servicios de machine learning y big data.

“Toda mi vida programé, desde los 12 que estoy dedicado a la tecnología. Tenía una idea de estudiar abogacía pero me di cuenta que no era lo mío: a mí siempre me gustó el desarrollo de software, así que tenía que estudiar esa carrera”, dice Marcos Martinez.

A los 16, fundó una empresa que desarrollaba y comercializaba software en toda Latinoamérica.

“Muchas empresas me quisieron contratar, me regalaban sus libros, su tecnología, pero no me sentía parte de empresas tan grandes, sino como un elemento más del concepto”, cuenta el joven.

Luego, cuando empezó la universidad, ya se había desprendido de su emprendimiento y seguía trabajando en otra empresa de software, “hasta que aparecieron mis socios Juan y Lucas con una idea”, agrega.

“La idea original surgió cuando uno de mis socios se enfrentó al problema de qué regalarle a la suegra. Buscó en internet y no encontró cuál sería el mejor regalo. Ahí encontramos que las personas brindaban toda su información a las redes sociales, por lo tanto decidimos analizar los perfiles de cada una para sugerir regalos personalizados”, explica Marcos.

Fligoo es una empresa experta en machine learning, big data e inteligencia artificial. “Trabajamos con empresas con altos contenidos en datos para solucionar problemas de diferentes índoles”, señala.  Tiene base en Córdoba y en California, Estados Unidos. El área de negocios y ventas está allá y la de desarrollo y diseño se mantiene en Córdoba.

Desarrollaron la aplicación en diferentes países del continente americano y detectaron que las empresas estaban buscando una forma de poder conocer a sus clientes. “Ahí fue cuando empezamos a trabajar más con empresas y analizar comportamiento y consumo de las personas, para identificarlas y poder mejorar el perfil de los clientes”

Estuvieron 10 años radicados en San Francisco y volvieron al país porque creen que “el capital humano que existe acá y las capacidades de las personas están preparadas para competir a nivel mundial”.

El próximo paso a nivel profesional es hacer crecer la empresa desde otro punto de vista: “Nosotros creemos que estamos cambiando la metodología de trabajo, implementando una nueva forma que se ve en otros países del mundo: hacer que las personas tengan ganas de trabajar en Fligoo y puedan cursar toda una carrera profesional en nuestra empresa”.

¿Qué es emprender?

Para mí es salir de tu zona de confort. Desde el día uno, fuimos pasando por distintas etapas que nos hacían dudar si lo que estábamos haciendo era lo mejor. Al final del camino te encontrás con una vida que la mayoría de la gente quiere, pero no hace.

Yo lo llevo en mi sangre, lo veo en mi familia: siempre tuvimos la idea de hacer algo propio. Creo que armar la experiencia uno mismo tiene mucho valor.

¿Qué rescatas de tu paso por la universidad?

Creo que tanto la carrera como las diferentes etapas de tu vida te van preparando para lo siguiente. Estudiar una carrera te da una red de contactos, una red de personas que te pueden servir para el futuro. También me permitió sentar bases sobre el conocimiento, entender algunos conceptos y creo que la formación que me dio la Universidad Siglo 21 fue conocer el lado empresarial, que es lo q generalmente le falta a muchos ingenieros.

De hecho hice una Diplomatura en Project Management que fue lo mejor de mi carrera, lo que más me emocionó y divirtió porque además estaba con gente de otras empresas mucho de las cuales pude obtener muchos valores.