La Directora del Instituto de Educación e Innovación, Mgter. Melania Ottaviano, resalta la importancia de planear y accionar la innovación en la educación. Asimismo, explicó que la innovación cobra significación en el momento en que dejamos de pensarla como una moda, y empezamos a verla como un proceso.

De acuerdo con Ottaviano, “generalmente definimos a la innovación como algo que suma o crea valor, pero es importante tener en cuenta que transforma y que puede sostenerse en el tiempo”. Es por eso, que los docentes y Directivos que pertenecen a los ecosistemas de innovación deben acompañar el proceso para que después puedan contagiarse en otros docentes.

Sobre el desafío que se presenta al innovar en la educación, expresó que “tiene que ver con que la innovación no caiga o no recaiga solamente en el docente, sino que las instituciones educativas empiecen a pensar el por qué y el para qué de innovar”. Y agregó: “Siempre hablo de mirar para adentro, ver qué recursos tenemos en esta institución, los recursos materiales, los recursos humanos y en función de eso ver qué posibilidades de innovar tenemos”.

Por otro lado, con respecto a qué competencias deben de incorporar los docentes para propiciar una educación innovadora, remarcó que es necesario cambiar de paradigma y dejar de pensar en el docente como alguien parado en un estrado siendo dueño del conocimiento.

“El docente debe despertar curiosidad y acompañar otros procesos, donde los alumnos puedan aprender más. Y, algo que no es menor y en la escuela hay muy poco espacio, descubrir su pasión, qué les gusta, qué quieren ser, qué sueñan ser”.

Además, alentó a los docentes a un aprendizaje constante porque el conocimiento se renueva a pasos agigantados. En palabras de Ottaviano, “están saliendo nuevas tecnologías, recursos, materiales. Y es importante mantenerse actualizado con los nuevos formatos y tener la competencia”.

Asimismo, resaltó la importancia de contar con un Instituto de Educación e Innovación en Universidad Siglo 21. “Creo que el Instituto tiene que ver justamente con eso, con generar un espacio en el que podamos retroalimentarnos y aprender unos de otros. Donde podamos documentar, validar, escribir artículos, libros o papers. Generar y construir conocimiento que tenga que ver con la innovación y la educación”.

Finalmente, habló sobre su rol como Directora del Instituto de Educación e Innovación de Universidad Siglo 21. “Me parece que es un momento en el que hay que estar y hay que acompañar. Los cambios no se gestan de un día para el otro, hay que rescatar la palabra proceso en la educación. Saber que las cosas de un día para el otro no se dan y me parece que el Instituto es un espacio para poder generar esto, esta construcción conjunta. Y, sobre todo, también sostenerla y, por supuesto, poder contagiar la pasión y el compromiso que tiene la Universidad en el área de innovación”, concluyó.