Cuando Miguel Pizarro empezó a estudiar Ciencias Geológicas, no se imaginaba que antes obtendría el título de Técnico en Diseño y Animación Digital. En el camino se cruzó con la necesidad de profundizar sus conocimientos sobre las posibilidades que los avances tecnológicos permitían para su carrera científica, quería saber más acerca de cómo diseñar e imprimir en 3D modelos de fósiles. Por eso, al descubrir la propuesta académica que ofrecía la Universidad Siglo 21 sobre el rubro, no dudó en inscribirse.

“En el momento que encontré la carrera de animación, intentaba vincularla con la licenciatura que cursaba. Buscaba cómo complementar las dos, porque trabajaba con modelos fósiles y hacía impresiones digitales, realidad aumentada. Al interiorizarme con el plan de estudios que proponía la Siglo, me pareció interesante”.

Al comenzar la tecnicatura, ya manejaba algunas herramientas, como el scanner. Se trataba de conocimientos que había conseguido de manera autodidacta, como parte de un grupo de investigación en geología. “Quería introducirme en otras plataformas. En ese sentido, la carrera me sirvió que muestran los diferentes software, ampliando el campo de aplicación”, comenta. Actualmente, además de capturar restos fósiles de plantas o animales, ha comenzado a utilizar la técnica de fotometría, que consiste en el relevamiento de objetos por medio de la fotografía. En estos casos se utilizan drones para sacar las fotos que servirán para diseñar modelos 3D, por ejemplo, de terrenos y edificios.

A la carrera de geología la abandonó, pero se recibió de Técnico en Diseño y Animación Digital este año. Desde su experiencia, asegura que  “sería importante poder ofrecer una oferta técnica apuntada al campo de la ciencia, que se genere una simbiosis entre ambas. Podría servir para dar cuenta de las posibilidades de la experiencia digital en espacios educativos o museos”, dice.

El desafío más grande es demostrar que la tecnología bien aplicada, como la animación y los modelos digitales, pueden hacer grandes aportes a la investigación y a la educación.

Por otra parte, advierte que puede ser difícil reconocer la salida laboral de esta especialidad sin relacionarla a la publicidad y a la comunicación, donde es más frecuente ver animaciones digitales. Sin embargo, el trabajo de Pizarro refleja que las posibilidades de desarrollo son cada vez más amplias y abarca tanto las Ciencias Naturales como las Ciencias Sociales. “Se está aplicando a disciplinas como la geología, la biología, la antropología. Al empezar con la tecnicatura me dí cuenta de que había un campo profesional donde aplicar las herramientas digitales en las Ciencias Naturales, poco aprovechado y estudiado”, sostiene.

Del cursado destaca la accesibilidad de poder hacerlo a la distancia, sumando como positivo la disponibilidad full-time de los docentes. “También el contenido está muy bien seleccionado. Lo que más me interesaba era lo relacionado a software, el desarrollo técnico de un programa y cómo apuntaban al armado proyecto”, sostiene.