El networking es un concepto recurrente en el mundo de los negocios y una práctica clave en el ambiente del emprenderorismo. ¿Por qué los emprendedores buscan cada día más encuentros de networking? A veces aprender de manera colaborativa de las experiencias de los demás resulta mucho más fructífero que trabajar solos.

“Si sabes exactamente qué quieres ser,
necesitas pasar la mayor cantidad de tiempo
con aquellas personas que de hecho ya han llegado allí”,
Gary Vaynechuck.

Antes que nada, definamos el concepto. Networking es una práctica colaborativa y socioeconómica en la que profesionales y o emprendedores se reúnen para tejer relaciones empresariales y estratégicas, buscar nuevas oportunidades de negocios, compartir experiencias e información, buscar clientes, ofrecer sus productos y potenciar proyectos de trabajo. Se trata de generar una propia red social de contactos profesionales y aprender de otros y junto a los otros sobre determinado rubro. El networking puede realizarse en reuniones personales o de manera online, la clave está en la apertura de la propia experiencia y el trabajo en equipo.

Aunque parezca un concepto de moda, como práctica el networking tiene más de 200 años. En la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos, quienes proclamaban la igualdad en ámbitos laborales comenzaron a promover el networking profesional para identificar entre grupos de trabajadores cuáles eran los límites puestos por el mercado para alcanzar el éxito profesional. A lo largo de la historia esta práctica ha ido mutando y actualmente, con la mediación de la tecnología, es una de las herramientas que más fortalece a quienes se dedican al emprendedorismo.

“El boom del sector online, el perfil del nuevo emprendedor y los nuevos canales de comunicación, han impulsado notablemente esta nueva forma de hacer negocios[i]”, explica Patricia Peiró Hergueta, directora de Comunicación Corporativa de Telecoming. “Es que a la hora de montar un proyecto, del tipo que sea, cualquier emprendedor se adentra en un mundo desconocido, plagado de proveedores, players y características que no conocía”, agrega.

Entre algunas de las ventajas que resaltan los especialistas, el networking es importante para el emprendedorismo porque impulsa las relaciones profesionales, ayuda a conocer proveedores y colaboradores, permite dar a conocer los emprendimientos y ofrece una mayor llegada a posibles inversores o financiadores, así como a potenciales clientes; además de darle visibilidad al negocio.

Networking es una práctica colaborativa y socioeconómica en la que profesionales y o emprendedores se reúnen para tejer relaciones empresariales y estratégicas.

Si un profesional recién egresado se anima a emprender un proyecto, venta de un producto, una franquicia o cualquier tipo de negocio, posiblemente todavía no esté del todo vinculado con el mundo productivo y social y con las posibilidades económicas reales del lugar en donde quiere emprender. En ese caso, qué mejor que conocer a otros profesionales que ya emprendieron, que ya conocen sobre el rubro, que tienen contactos con personas que puedan brindar una perspectiva útil sobre el tema, o que también estén incursionando en emprendimientos similares.

Lo mismo ocurre frente a la búsqueda de inversores. La mayoría de los emprendimientos necesitan el impulso económico que les permita hacerse realidad. Las reuniones de networking permiten conocer potenciales financiadores de proyectos o de conectar con personas que quizás conocen a un potencial inversor. La clave está en el trabajo en red.

 

¿Dónde encontrar reuniones de networking?

Para encontrar reuniones profesionales y hacer contactos de trabajo lo importante es estar en movimiento. Un buen comienzo es actualizar el perfil de LinkedIn -la tarjeta de presentación más popular entre los profesionales- y conocer las novedades del sector donde se quiere emprender, los emprendimientos “referentes”, novedosos, y los profesionales que llevan adelante iniciativas relacionadas. Las ferias y los congresos profesionales son una buena oportunidad para conocer emprendedores que tengan la intención de dar y de recibir apoyo profesional. También los colegios y asociaciones profesionales, las presentaciones y eventos de marcas o compañías, los cursos formativos, las redes sociales -que brindan la posibilidad de construir la marca personal y el acceso a otros emprendedores- los portales de empleo y las webs de las empresas.

En Universidad Siglo 21 estimula los encuentros entre alumnos, egresados, emprendedores, profesionales y empresarios de modo que nuestra comunidad educativa pueda mostrar lo que hace y conseguir impulso para que su emprendimiento crezca. Más allá de las iniciativas concretas como Impulso 21, preincubación de proyectos, o la Expo de empleo e innovación Feria 21, cada iniciativa de la Universidad y cada carrera que ofrece contempla el Networking como un aliado estratégico para que los alumnos y egresados puedan desarrollar sus proyectos. En este sentido, es valioso el trabajo que realizan el Centro de Emprendimiento e Innovación y el Centro de Egresados y Empleabilidad de Universidad Siglo 21.

¿Cómo funcionan los encuentros de Networking?

En el caso de los encuentros presenciales, las reuniones tienen una duración de una o dos horas, y están dirigidas por un moderador que establece los turnos para tomar la palabra. Es el momento de cada emprendedor (o empresario, según el tipo de encuentro) de presentar su proyecto, su experiencia, sus logros y desafíos y su objetivo dentro del negocio. Esta instancia cara a cara es clave para explicar la esencia del emprendimiento y plantear una marca distintiva. La oratoria fluida y clara es clave para captar la atención de los asistentes y comenzar a crear la propia red de contactos profesionales.

“La clave del networking no está en tener presencia en todas partes, sino en estar en aquellos espacios que nos van a aportar algo como profesionales. Con las ideas claras, con nuestra identidad digital forjada y los eventos preparados, ya estamos preparados para empezar a conocer profesionales[ii]”, explica Emilio Márquez, fundador de Networking Activo.

Todo emprendedor o emprendedora sale al mundo y se encuentra con una serie de desafíos por sortear. El mayor de ellos es lograr el financiamiento para su proyecto, pero también constituyen retos los contextos de recesión o crisis económicas, el delineamiento de un plan de acción de marketing, la creación de un producto que marque al menos una diferencia con el resto de los emprendimientos que existen en el mercado, la obtención de registros, licencias, patentes y el enfrentarse al mercado con un presupuesto al menos inicialmente acotado.

Utilizar el networking como un canal para llegar a otras experiencias similares puede ser clave para enfrentar y resolver de la mejor manera muchas de estas situaciones. La clave se encuentra en construir la propia red de contactos donde se reúnan experiencia y aprendizaje.

 

[i] “El Networking está de moda y lo está porque funciona”, Puro Marketing.

[ii] “Las redes sociales son la base del Networking en la nueva era social 2.0”, Puro Marketing.