El periodista Pablo Marchetti habló sobre el nuevo rol de los medios y los trabajadores de la comunicación en la era de las fake news. Fue en el marco del Congreso de Periodismo en Perspectivas de Universidad Siglo 21. 

“La noticia como la conocíamos, no existe”, afirma Pablo Marchetti, periodista, fundador de revista Barcelona y actual colaborador en la Revista Mu, de cooperativa La Vaca. Además, señaló que en tiempos de fake news, para superar esta situación lo “fundamental es tener una agenda propia y tratar de imponer esa agenda”.

La Lic. Celina Morgan, tutora de la Licenciatura en Periodismo, conversó con él durante su visita a la Universidad Siglo 21 para participar del Congreso de Periodismo en Perspectivas.

El nombre de tu charla es “Periodismo go home” ¿Qué querés transmitir?

Vivimos en un momento donde hay que barajar y dar de nuevo en el periodismo. Me hice periodista con una especie de fe, un credo, de que había algo esencial en la noticia, que era central en el periodismo. Hoy la noticia dejó de ser patrimonio periodístico, te podés enterar por redes sociales, por Whatsapp, hasta por un meme de las noticias… ahí es donde digo que tenemos que barajar y dar de nuevo.

Es el fin de periodismo como lo conocimos. Hoy no existe la noticia como patrimonio exclusivo del periodismo, circula de otras maneras.

¿Creés que es el fin del periodismo del dato duro?

Me hice periodista porque creía en la noticia, que era dar a conocer algo que la sociedad no podía saber de otra manera. Yo me formé en ese credo: la pirámide invertida, volanta, título, copete. Son cosas fundamentales, era el ABC del periodismo. Hoy no existe la noticia como patrimonio exclusivo del periodismo, circula de otras maneras.

Por eso tenemos que repensar el periodismo, a eso me refiero con “periodistas go home”. Siendo más optimista podría decir “medios go home”, porque en la era de la posverdad también se resignifica el lugar de los medios: ese periodismo que tenía la noticia como eje, como credo, como razón de ser, era parte de un universo donde los medios eran enciclopédicos, totalizadores, y abarcaban un montón de cosas, mientras que hoy vivimos en una era de fragmentación.

Una experiencia de un canal de Córdoba, decía que ellos toman la información que les va llegando de los usuarios, y de acuerdo a lo que pueda generar la ponen al aire o no. Entonces, ¿qué queda de ese periodismo que sí se debe a la sociedad, que tiene función de mostrar aquello que no se ve?

Me parece que es una lógica que en los medios comenzó en la radio, cuando los oyentes tomaron protagonismo.

Los medios dejaron de ser quienes marcan agenda, los generadores de contenido, y pasaron a ser los que difunden.

Los medios tradicionales están tomando la dinámica de redes sociales: un medio que construye su agenda en base lo que le mandan los televidentes, está teniendo una lógica de red social, no de creador de contenidos.

¿Cómo se sale de esta situación?

De esto se sale haciendo más periodismo. Tenemos que tomar conciencia de la capacidad que tenemos, de decir que no a determinadas pautas que marcan los medios y si no se puede decir que no, es bueno tener una agenda propia, pensar cuáles son los temas de una agenda propia. Muchas veces se ha creado dicotomía entre medios profesionales y alternativos, palabras que odio, prefiero hablar de autogestivo.

Yo soy parte de la cooperativa La Vaca que hace la Revista Mu, un medio autogestivo que tiene en agenda temas como: modelo extractivista, feminismo, aborto, monocultivo, diversidad sexual, que hasta antes de que apareciera Ni Una Menos eran temas marginales y pasaron a ser un tema de agenda. Los grandes medios no vieron esa revolución insólita, que este año estalló como nunca, y eso que forma parte de medios alternativos pasó a ser central.

Si la única verdad es la posverdad, ¿cómo hacemos para ser auténticos y no perder el laburo?

Hay que tener mucho ojo, mucho cuidado, tenemos que tener capacidad de decir no. Lo fundamental es tener una agenda propia y tratar de imponer esa agenda. Creo que hasta a las empresas periodísticas les conviene tener gente que piense y muestre pensamiento crítico, a gente que acate todas las reglas. Nos conviene a todos y a todes para hacer un mejor periodismo, pero también a las empresas. Es una cuestión de conveniencia.

 

El Congreso de Periodismo en Perspectivas se realizó el 4 de octubre pasado. El congreso tuvo como ejes temáticos a los nuevos estilos periodísticos y nuevos actores sociales protagonistas de la comunicación: Narrativas periodísticas y abordajes con perspectiva de género; Desafío del Periodismo contemporáneo: Fake news y Derecho de la información; y Escritura creativa en redes sociales y plataformas virtuales -sostenida en chequeo de fuentes-: qué debe saber y sostener un periodista contemporáneo en la era digital.