Para recibirse de Licenciada en Diseño Gráfico, Josefina Chomnales creó un spot audiovisual para reflexionar sobre la exclusión y discriminación hacia personas con discapacidad. El video superó las 20.000 reproducciones.

Josefina no recuerda haber sufrido discriminación en carne propia, pero las historias de las personas a las que convocó para participar en la campaña publicitaria o “experimento social”, que formó parte del trabajo final de su carrera, la motivaron a querer publicar el video e intentar su mayor difusión.

El spot muestra a dos personas jóvenes (con y sin discapacidad) que no se conocen, sentadas frente a frente. Una de ellas lee un mensaje conmovedor que comienza diciendo: “hablemos de ser diferentes, de lo que nos hace ser diferentes”. A medida que avanzan los párrafos, la emoción invade a los personajes y el mensaje final “igual de diferentes” logra atravesar la pantalla.

“Creo que el aporte de cada persona puede lograr el cambio como sociedad. La motivación e interés de uno mismo por querer hacer algo, y la decisión de empezar a hacerlo”, expresa la joven .

“Además, es fundamental que se hable de la problemática de la discriminación, darle voz y visibilizarla. En la sociedad existe la desinformación e ignorancia sobre el tema, y la educación e información son el camino para lograr un verdadero impacto”, opina Josefina, Licenciada en Diseño Gráfico y futura Licenciada en Publicidad.

¿Cómo surgió la idea de hacer el video con la temática de discapacidad?

Mi mamá toda su vida se dedicó profesionalmente al rubro de la discapacidad física e intelectual, así que fue ella la que me insertó en el tema desde chica.

Al momento de arrancar la tesis surgió la posibilidad de ahondar en ese tema, pero desde el campo del diseño gráfico y la publicidad.

Me interesa mucho la comunicación que trata cuestiones de implicancia social, que van más allá de lo comercial, por lo que el hecho de trabajar en una propuesta que tenga un mensaje que impacte y genere una respuesta emocional era mi prioridad.

Fue por eso que decidí tratar una problemática social actual y real: la exclusión y discriminación de las personas con discapacidad.

El video es una parte de todo un proyecto, es el resultado de dos años de investigación y diseño. Costó mucho llegar a esos cuatro minutos, que lo que buscan es conmover y lograr un cambio en la gente. Fue el camino más óptimo para comunicar y visibilizar una problemática actual, para dar voz a las personas que todos los días se enfrentan a barreras y prejuicios sociales.

¿Qué repercusión tuvo?

La verdad que superó mis expectativas. Desde un principio quise publicarlo y conté con el apoyo de todos los que participaron en la experiencia. Esperaba conmover a quienes llegara el video, pero fue increíble la respuesta de la gente.

Canal Doce lo publicó y nos permitió llegar a más de 20.000 espectadores. Realmente me emociona muchísimo recibir mensajes y ver los comentarios de la gente, saber que les emocionó el mensaje y que compartimos el sueño de una sociedad más inclusiva.

Estoy muy feliz y agradecida con cada una de las personas que lo compartieron, porque hicieron posible la repercusión de un mensaje que hicimos con mucho amor. Ojalá esto sea un pequeño aporte e impulso al verdadero cambio.

Josefina es una persona inquieta y alegre, siempre de buen humor. Le gusta estar rodeada de gente y compartir rondas de mates y conversaciones que la hagan reír. Es oriunda de Jujuy y desde 2013 vive en Córdoba, donde se mudó para estudiar en la Universidad Siglo 21. Pero su camino no finaliza aquí: en los próximos meses tiene previsto viajar a España a realizar una especialización en creatividad publicitaria o diseño.

¿Cómo llegaste a optar por hacer Diseño y Publicidad?

Al principio, como muchos, no sabía qué estudiar. Mi prima, que estaba empezando diseño gráfico, me contó lo que hacía en la facultad y me mostró sus trabajos. En ese momento me encantó y me vine a Córdoba a estudiar lo mismo.

Mientras cursaba me di cuenta que me atraía más publicidad, así que opté por hacer la doble titulación y combinar las dos carreras, que son complementarias. ¿Qué crees que te aportó tu paso por la Universidad?

Muchísimas cosas. Venir a Córdoba y empezar la universidad marcó un gran cambio en mí. La verdad que todos estos años de estudio fueron de mucho esfuerzo. Siempre tuve el apoyo y el amor de mi familia, así que nunca me faltó ese “empujoncito” que muchas veces necesitamos.

Además de la formación profesional, en el camino conocí a personas hermosas que hoy son amigos incondicionales y profesores que me siguen acompañando.

Estoy muy contenta de lo logrado. Más allá de lo académico, cuando uno empieza esta vida termina siendo otro, se crea una nueva versión de uno mismo, enriquecida de años de aprendizajes y personas que nos cruzamos.

¿Cómo te imaginas en unos años?

Actualmente estoy trabajando freelance y me gustaría continuar con eso. Pero dedicarme a la comunicación de temas de implicancia social es el camino que quisiera seguir. Lo que más me apasiona es crear mensajes reales combinando lo que aprendí en las dos carreras, que tengan un propósito de interés común, que trasciendan y hagan un clic en el receptor.

¿Cuál es tu sueño?

Disfrutar cada día haciendo lo que me gusta, viajando y conociendo nuevos lugares, culturas y personas. Enriquecerme en todo sentido, viviendo y creciendo desde lo personal y lo profesional.