Las ingenierías en general son las carreras más solicitadas por el mercado laboral y una de las claves más fuertes del desarrollo de las sociedades. En medio del crecimiento poblacional de nuestro país, la Ingeniería en Transporte y Caminos es hoy una de las demandas más grandes.

En Argentina pero también el resto del mundo, las carreras relacionadas a la ingeniería son las más requeridas por el mercado laboral, al estar directamente ligadas al desarrollo y progreso de las sociedades.

Entre los egresos de carreras del ámbito de las ciencias sociales, abogacía y psicología, los números son abismales  respecto a las ingenierías de cualquier tipo. Según el Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA), mientras que de las primeras carreras egresan casi 34.000 alumnos por año (de todas las universidades del país), de las ingenierías egresan cerca de 8000.

Entre algunos de los factores que inciden en estas cifras se encuentran las dificultades que los chicos acarrean desde la escuela secundaria pero también cuestiones sociales, culturales y económicas que inciden en esta realidad.

Lo cierto es que la sociedad necesita, al igual que profesionales universitarios de todos los rubros, ingenieros preparados para responder y resolver las demandas de hoy.

Y en un país cada vez más poblado como Argentina, el área de transporte y caminos es uno de los que más necesidades de ingenieros reúne.

Hacer foco en la conectividad

El crecimiento desmesurado de las poblaciones ejerce cada vez más un mayor peso en el medio ambiente y produce mayor demanda de infraestructura de servicios básicos como la energía, el transporte, la salud, educación, la seguridad pública y vial, indican los especialistas.

Según el Banco Mundial, la población del mundo aumenta rápido: 7,500 millones de personas en enero de 2017, y se espera más del 70% de esta cifra para el año 2050.

Estos números implican cambios sustanciales en la estructura y forma de las ciudades, y ponen en jaque la necesidad de profesionales preparados para pensar en el desarrollo y el progreso del mundo. En este sentido, el sector del transporte y caminos presenta una necesidad ambiciosa de ingenieros listos para afrontar los cambios vertiginosos de la actualidad y los que requiere el futuro.

Para la Asociación Argentina de Carreteras, el impacto más importante de la infraestructura vial se da sobre los costos de las actividades productivas y en consecuencia sobre la competitividad de la economía del país. Desde la asociación sostienen que la infraestructura vial es una de las variables fundamentales que contribuyen a crecimiento y desarrollo económico de un país, la productividad del sector privado, la integración y el bienestar social de la población. Sin infraestructura vial, no hay progreso de ninguna región.

Ingeniería en Transporte y Caminos

Este año y luego de recopilar largos años de demandas sobre este tipo de profesionales, Universidad Siglo 21 lanzó la nueva Ingeniería en Transporte y Caminos como una apuesta al desafío de empezar a construir las ciudades que el país necesita. Única en su tipo en la ciudad de Córdoba, la nueva ingeniería responde a una fuerte demanda laboral con muchas perspectivas a futuro.

“Dadas las necesidades cada vez más acuciantes de intensificar y optimizar las vías de comunicación en nuestro país, la formación de profesionales especializados en esta área es cada vez mayor”, explica Verónica A. Ortiz, asesora de la carrera.

Con modalidad presencial y una duración de cinco años, esta ingeniería prepara a los futuros profesionales para diseñar y aplicar sistemas de transporte en el ámbito privado y público; realizar estudios y construcción de caminos, aeropuertos, vías férreas; gestionar y planificar sistemas de tránsito en caminos; participar de asuntos de ingeniería legal, económica y financiera; y dirigir y planificar proyectos de sistemas de transportes contemplando la higiene, la seguridad y el impacto ambiental.

El Título de Ingeniero en Transportes y Caminos, validado por el Colegio de Ingenieros Civiles de Córdoba, da respuesta a estas necesidades y desafíos, haciendo uso de las nuevas tecnologías del mundo actual en el sector transporte.