En diálogo con el programa televisivo “Educación y Sociedad”, la rectora de Siglo 21, María Belén Mendé, destacó algunos de los desafíos en materia educativa que hoy tiene la Universidad, como polo de aprendizaje para estudiantes del país y el mundo.

En una visita al programa educativo conducido por Teresa Cabado, la Mgter. María Belén Mendé –rectora de Siglo 21– dialogó sobre la propuesta de la Universidad en un contexto social y productivo cambiante, que ofrece prácticas de educación dinámicas, flexibles y al alcance de todos los estudiantes.

“En estos 23 años de existencia nos propusimos educar para este momento y contexto, con una educación anclada al mundo productivo y social”, expresó Mendé, y destacó que Siglo 21 es una universidad joven nacida en un contexto tradicional como la provincia de Córdoba, lo que le otorga a la institución un importante rasgo transgresor.

Para la rectora de Siglo 21 el desafío de la institución es “seguir fortaleciendo el sistema educativo en Argentina de cara a esa construcción con el mundo productivo. Donde hay Universidad, hay transformación social”

Mendé reafirmó el carácter federal de Siglo 21, con  350 centros de aprendizaje distribuidos en todo el país, cada uno de ellos con una amplia oferta de carreras de grado, pregrado y posgrado. “Tenemos que comprender cuál es la realidad de cada uno de esos contextos en Argentina que hacen que el modelo educativo tenga un gran alto grado de sofisticación para poder atender las demandas de esos contextos”, señaló.

Para la rectora, uno de los mayores desafíos que hoy enfrenta Siglo 21 es el propio reto que establece el sistema. La Universidad debe poder lograr que los alumnos depositen confianza en una institución y estudien lo que dure una carrera universitaria, pudiendo llegar a su meta sin fracasar en el intento, explicó. “Creemos que ésta es una responsabilidad de todas las universidades, y que la idea es que un alumno que decide hacer un estudio universitario no se vaya del sistema pensando que no pudo, que fracasó, y que termine más lesionado que antes de ingresar”, dijo.

“Nuestros alumnos a distancia están mucho más cerca”

En relación a los alumnos que estudian a través de la modalidad distribuida (de manera no presencial), Mendé diferenció que se trata de una modalidad mediada por la tecnología y no “a distancia”. “A veces muchos alumnos mediados por la tecnología están mucho más cerca que los que cursan en el Campus cinco veces a la semana”, dijo. “El alumno a distancia generalmente trabaja, y desde el comienzo maneja sus tiempos laborales y sus tiempos de estudio. Tiene esta disciplina que le permite evolucionar en su proceso de aprendizaje”, continuó.

Destacó además la importancia del primer MBA a distancia del país, que le permite a estudiantes de toda la Argentina acceder a una educación de calidad y con la certificación de CONEAU. “En este primer posgrado MBA que antes era de 40 o 60 personas, tuvimos 700 alumnos del país lo cual fue una experiencia fabulosa”, expresó. “La interacción de estudiantes de toda la región y del mundo permite elevar el estándar de aprendizaje de una manera muy significativa”, agregó.

En el encuentro televisivo, Mendé se refirió a la pertenencia de Siglo 21 a la red latinoamericana Ilumno, que hoy nuclea a 20 universidades de América Latina y tiene una variada propuesta de intercambio e internacionalización. “Son experiencias muy interesantes y enriquecedoras. Como la formación del Club Barcelona desarrollada en Córdoba”.