Por Lic. Guillermina Sabbadin. Directora de la Licenciatura en Gestión de Recursos Humanos y de la Tecnicatura Universitaria en Gestión del Clima Laboral en la Organización de la Universidad Siglo 21.

La digitalización de los procesos organizacionales hace posible el trabajo hiperconectado y la demanda de perfiles  profesionales cada vez más tecnológicos.

Hoy las organizaciones trabajan para desarrollar, retener y atraer a talentos profesionales pero esto no es suficiente si no se cuenta con una sólida y atractiva estrategia de Employer  Branding.

Ahora bien ¿Qué es el Employer Branding?

Este término también conocido como Marca Empleadora se refiere a aquellas estrategias que usan las compañías para ser atractivas tanto para su capital humano actual como para candidatos externos a los que quiere atraer.

Uno de los problemas que surge para atraer nuevos talentos es el cambio cultural que nos atraviesa, donde los nuevos empleados, en su mayoría jóvenes, que se insertan en el mundo laboral tienen naturalizado el uso de la tecnología para todas las actividades que realizan diariamente. Estos jóvenes se caracterizan por ser poco rígidos y estructurados, curiosos, sin fronteras  y esto es lo que dificulta pensar en retenerlos en lugares donde no se les ofrezcan posibilidades de desarrollo, crecimiento, flexibilidad y desafíos.

La escasez del talento hace que las empresas desde su área de Recursos Humanos diseñen estrategias de atracción y retención de personal. Esta área adquiere un rol clave en la gestión del clima laboral y sus principales funciones vinculadas a la provisión, mantenimiento y desarrollo de personal como  parte de los proyectos estratégicos de las organizaciones.

Para generar una buena  marca empleadora es necesario trabajar desde adentro hacia afuera a través de políticas que nos den una única identidad y nos distingan de otras empresas. Los trabajadores actuales son los principales agentes publicitarios, son quienes transmitirán al medio el entusiasmo de pertenecer a la organización o la desconformidad con eso.

Es fundamental trabajar desde RRHH en el marketing interno y la comunicación organizacional con miras a  que los trabajadores actuales se encuentren comprometidos y atraídos en su lugar de trabajo ya que esto se reflejara hacia afuera y llegara a oídos y ojos de  los futuros talentos que buscamos atraer.

Fidelización de nuestros trabajadores

  • En primer lugar es importante que todos los colaboradores conozcan la cultura de la organización, su historia, misión, valores, objetivos
  • Transmitir y dar a conocer los proyectos de la organización y que cada uno de los miembros conozca su rol para la consecución de los mismos
  • Conocer las tareas y objetivos que se esperan.
  • A través del reconocimiento y las posibilidades de crecimiento.
  • Asignar proyectos a corto y mediano plazo por equipos.

Antes, las organizaciones ofrecían beneficios a sus empleados que consistían en paquetes genéricos que hoy ya no son suficientes para retener a aquel trabajador que necesitamos o atraer a nuevos.

Actualmente es necesario realizar un análisis diagnóstico para conocer a nuestra dotación de personal, sus intereses, sus características a fin de ofrecer políticas y beneficio que satisfagan las necesidades por grupos de trabajadores que compartan las mismas necesidades e intereses. Es decir, personalizar los planes de beneficios (Hablamos de una Gestión de Recursos Humanos 3.0).

Según una investigación llevada a cabo por la Red Profesional Linkedin, el 50 por ciento de los talentos no está dispuesto a trabajar en una marca empleadora débil.

Los beneficios de contar con una sólida marca empleadora son:

  • Disminuir la rotación de personal.
  • Contar con personas fidelizadas y orgullosos representantes de la empresa.
  • Aprovechar las inversiones en capacitaciones realizadas.
  • Planificar a mediano y largo plazo a través de planes de carrera.
  • Trabajar en un ambiente de confianza.
  • Que cada trabajador sepa cuál es su rol y qué aporta a la organización.

Protagonistas

Recursos Humanos y su área de Clima realizan análisis y diagnósticos para obtener indicadores que les servirán para diseñar estrategias que les permitan alcanzar el objetivo de la organización. Pero su éxito depende del involucramiento de todos los integrantes de la organización, por lo que los responsables y principales protagonistas de una buena marca empleadora son todos los que forman parte de ella. Por este motivo es importante que todos conozcan su rol protagónico y los beneficios de pertenecer a una organización de tales características.

Tendencias

En sus orígenes los departamentos encargados de la gestión de personal eran netamente administrativos y se caracterizaban por ser oficinas donde se llevaban las novedades de los trabajadores y se liquidaban los sueldos, entre otras tareas de índole administrativa.

Luego con la Revolución Industrial aparecen los departamentos de RRHH donde se comienza a tener conciencia de la importancia del contexto de trabajo, la salud ocupacional, y aspectos relacionados a la motivación laboral.

A mediados de los 90’ comienza a instaurarse el concepto de Employer Branding en Estados Unidos, en 2008 tras la crisis de España las empresas comienzan a través de sus departamentos de Clima y RRHH a diseñar estrategias para evitar la fuga de talentos y hoy es un concepto instalado. Cada día es más frecuente ver que los departamentos de Recursos Humanos, las áreas de Marketing interno y Comunicación forman parte de un diseño de estrategias para retener y atraer a talentos, y desarrollar el capital humano.