Carla Fernández es de Cipolletti y cursa el cuarto año de la carrera de Contador Público en la Universidad Siglo 21. Fue postulada por el Centro de Aprendizaje Universitario de su ciudad para representar a Río Negro en el Árbol de la Convivencia 2020.

Cuando Carla se enteró de que había sido seleccionada por el CAU de su ciudad para representar a Río Negro en un nuevo Árbol de la Convivencia sintió alegría y sorpresa. “Lo viví como un empujón para seguir estudiando y progresando. Es muy lindo poder representar a tu provincia y cuando vi a los demás estudiantes pensé en todo lo que uno hace para mejorar su vida y darles una mano a los otros”, dice.

Carla tiene 33 años y vive en Cipolletti, la segunda ciudad más poblada de Río Negro, donde estudia el cuarto año de la carrera de Contador Público.

La elección fue simple y surgió en la niñez. “Tenía bastante determinación. Al principio empecé en otra universidad, pero se me complicó acomodar los tiempos, me casé, empecé a trabajar y encontré a Siglo 21”, dice. En aquel momento, recuerda, la propuesta académica con tiempos más flexibles le pareció “una buena opción”. Aunque asegura que el comienzo en una nueva universidad y “dejar de ver cara a cara a mis compañeros y profesores no fue fácil, fui entendiendo la manera de Siglo y hoy estoy muy acostumbrada”.

Actualmente cursa la materia Práctica Profesional y se siente acompañada por sus profesores y compañeros. “Nuestra profe de práctica es una genia. Tenemos una comunicación muy fluida y hasta nos comunicamos a través de su teléfono personal, por donde nos responde dudas y nos pregunta cómo estamos”, dice.

El Árbol de la Convevencia es el acto simbólico en el que estudiantes se encuentran en un punto en común para plantar un árbol que será el testigo y emblema de valores como la convivencia, la integración y el federalismo.
Al igual que estudiantes de todo el país, Carla representó a su provincia en una de las jornadas más inspiradoras de Siglo 21, que representa para la institución educativa un símbolo de unión nacional.

“Veía por la pantalla a cada uno de los chicos y me dio mucha felicidad ver tantas personas que buscan algo más allá de un título. Personas que al igual que yo encuentran una gran satisfacción en provocar algo en el otro, más allá de lo concreto de sus carreras”.

Haciendo un balance de sus años como estudiante, Carla valora el acompañamiento de Siglo 21 a los alumnos y el esfuerzo de los docentes para llevar adelante las modalidades online. “Me parece todo un logro para ellos y para la universidad en sí”, señala.

Desde lo profesional, la joven sueña con poder reinventarse y superarse, para llegar a ser “algo más” que contadora en su ciudad. Con un fuerte interés en las cuestiones sociales y solidarias, aguarda ver qué le depara el destino.

“Veremos qué pasa más adelante. Pero sueño con poder conjugar mis intereses sociales para hacer más apasionante el trabajo”.

En el puñado de tierra que viajó desde Río Negro hacia Tortuguitas, Buenos Aires, donde se desarrolló el evento este 2020, Carla asegura que se trasladaron sueños, esfuerzo, dedicación y cultura del trabajo. “Al ser de la Patagonia a nosotros muchas veces las cosas se nos hacen cuesta arriba. La gente le pone la cara al viento, al frío, a las largas distancias, a la poca tecnología a veces y esos valores son los que representan a mi provincia”, dice.