Trabajar y estudiar al mismo tiempo es una de las experiencias más desafiantes que atraviesan muchos jóvenes durante su paso por la Universidad. La educación mediada por tecnologías es una de las herramientas a favor de quienes emprenden este proyecto de vida. 

La llegada a la Universidad de estudiantes que trabajan de manera parcial o en jornadas largas no es una situación fuera de lo común en Siglo 21, como tampoco en otras universidades del país. Cada año lectivo, cientos de nuevos alumnos emprenden el desafío de concretar sus estudios universitarios a la par de jornadas laborales, o incluso deportes y emprendimientos, que los ubican en una situación especial respecto a la disponibilidad horaria y la organización del tiempo.

En la voz de los estudiantes, uno de los pilares más grandes que encuentran en la Universidad Siglo 21 a la hora de desplegar sus estudios académicos es la educación mediada por tecnologías y la flexibilidad y adaptabilidad de la Universidad al contexto particular de cada persona. A través de estos pilares que apuestan a una educación orientada a potenciar las competencias de los estudiantes con la tecnología como una herramienta aliada, cientos de jóvenes logran encontrar en Siglo 21 el equilibrio entre el estudio y sus proyectos de vida.

Llevar el estudio a todos lados

Marcos Biondo vive en Buenos Aires y es estudiante de Abogacía a través de la modalidad Distribuida Home. Su decisión de optar por Siglo 21 fue a raíz de la posibilidad que la Universidad brinda para que estudiantes de todo el país y desde cualquier contexto puedan acceder a los estudios universitarios.

“Siglo me dio la oportunidad de flexibilizar mis horarios, de utilizar el poco tiempo que tengo entre el trabajo, la familia y el entrenamiento, y poder exprimirlo y utilizarlo para estudiar”, dice.

Antes de comenzar los estudios en Abogacía, Marcos había vivido otra experiencia universitaria en otra institución. “Yo estudié tres años en otra universidad, y por razones laborales y de que fui papá tuve que dejar de darle prioridad y abandoné. Por eso, tiempo después decidí retomar cuando conocí a Siglo 21, señala.

Los días de Marcos transcurren entre su trabajo, el cuidado de su familia y sus estudios universitarios. “Yo voy a rendir de manera presencial, pero puedo estudiar en mi casa. Lo hago cuando tengo ratos libres. Estudio los domingos, o a veces mientras miramos dibujitos con mi nene. Esta modalidad es a la que mejor me adapto y a la que mis horarios se acoplan mejor”.

En este sentido, la tecnología es una de las herramientas fundamentales en la vida de Marcos, que a veces lee sus apuntes a través de la computadora y otras veces de camino al trabajo: “A veces imprimo los apuntes, otras veces los llevo descargados en una tablet y leo en el tren, ya que tengo tres horas entre ida y vuelta”.

Para Marcos el desafío de estudiar y trabajar es posible. “Se puede. Siento que me mira todo el mundo cuando voy estudiando con la tablet, pero bueno es necesario porque si no pierdo muchas horas por día”, señala. Además, no se trata solo del contenido de los estudios, sino del trato con los docentes, advierte. “Los profesores son accesibles, uno les escribe y contestan muy rápido. Hay videos instructivos que también te dan una mano muy grande”, dice.

“Yo trabajo nueve horas por día, tengo una familia en casa, entreno todos los días, entonces me sirve ir adaptando los estudios a esta rutina”, explica.

“Lo más importante es ordenarse”

Ana Carolina Rodríguez tiene 34 años y es estudiante de la Licenciatura en Periodismo. Elegir Siglo 21 para realizar sus estudios fue parte de un proceso personal de cambios de rumbos y decisiones de vida.

Cuando terminó el colegio secundario, Ana comenzó una carrera universitaria a la par de un trabajo que cada vez demandó más tiempo de su semana. “Ya no era compatible cursar y trabajar, y luego de pensarlo tomé la decisión de elegir esta Universidad y cambiar de carrera”, recuerda. Y agrega: “Lo importante es animarse a dar el paso. En mi caso fueron varios años y la decisión fue parte de un gran proceso”.

Ana cursa su licenciatura a través de la modalidad Distribuida, y los dispositivos tecnológicos son sus aliados a la hora de transitar su experiencia académica.

“Lo más importante de trabajar y estudiar al mismo tiempo es organizarse con los tiempos. Justamente yo elegí la modalidad Distribuida Home porque me brinda la posibilidad de ordenar mi vida y mis horarios”, señala.

Además de la tecnología, otra de las herramientas que Ana utiliza para administrar su tiempo es una agenda: “Se necesita orden al momento del estudio y orden al momento del trabajo. Si estoy trabajando, puedo estar conectada con eso, y cuando me toca rendir, mi agenda se acomoda. Obviamente a veces jugamos a llegar un poco al borde, pero eso tiene que ver más con uno”.

Para la futura Licenciada en Periodismo, el acompañamiento de los docentes es una parte fundamental de la experiencia universitaria. “Escribirle a un tutor de la carrera y que a las 24 horas o menos te responda un correo, es lo más satisfactorio que podés llegar a sentir. Hay un interés de que estés acompañado y conectado por ellos. Hay una respuesta a todas las inquietudes”, señala.

Los invitamos a conocer cómo el Modelo Academia 21 potencia las competencias, expande las ideas y concreta los proyectos de nuestros estudiantes: bit.ly/modeloacademia21