Por el Ing. Oscar Dapás, asesor disciplinar de la Ingeniería en Transportes y Caminos de Universidad Siglo 21. 

La congestión de tránsito ha ido aumentando en diversas partes del mundo, constituyendo un peligro sobre la calidad de vida urbana y la ciudad de Córdoba no es ajena a este fenómeno. Los fuertes impactos negativos de la congestión, como la reducción de las velocidades de circulación, el incremento en tiempos de viaje, el alto consumo de combustible o la polución ambiental, exigen esfuerzos multidisciplinarios para poder controlar las congestiones viales. El control de esta problemática forma parte de la elaboración de una visión estratégica de largo plazo, que permita compatibilizar la movilidad y el crecimiento con la calidad de vida, donde el Ingeniero en Transportes y Caminos, resulta el protagonista en la resolución de estos problemas.

Actualmente en la ciudad de Córdoba, particularmente en la rotonda Plaza España, la congestión en horas pico es un hecho. Esta rotonda se encuentra en barrio Nueva Córdoba y con ocho accesos nuclea desplazamientos en todas las direcciones, de aquí su gran importancia dentro del ejido.

 

Se concluyó en que la mejor solución, es realizar un cruce a desnivel, particularmente un túnel, que conecta la vía que produce la mayor cantidad de viajes. Dicho túnel, conectará la avenida Hipólito Yrigoyen con el boulevard Chacabuco, con circulación en sentido Sur-Norte.

Este trabajo, consistió de distintas etapas, todas ellas dirigidas por ingenieros especialistas en transportes y caminos.

► La Topografía: Se relevó el terreno a fin de obtener una modelación exacta, con todos los detalles que rodean a la plaza. De esta forma se pudo realizar una representación digital del sector.

► El diseño del trazado: Los ingenieros pudieron diseñar el trazado que uniera las dos avenidas con curvas y anchos que brindaran seguridad y confort a quienes circulen por el túnel. Así mismo establecieron qué pendientes eran las aceptables para el vehículo que iba a condicionar la obra, o sea el ómnibus urbano.

► El perfil del túnel: en esta etapa se escogió la altura que debía tener el túnel para que los ómnibus circularan con seguridad y para que los gases de los vehículos puedan evacuarse sin inconvenientes.

► La señalización: toda la señalización que provee información a los conductores, fue cuidadosamente seleccionada y ubicada de manera que exista previsión al circular, maximizándose la seguridad en todo momento sin pérdidas de tiempo. Esta señalización está conformada por marcas viales en el pavimento y la cartelería.

Los beneficios de una buena planificación vial

Los  beneficios de la ejecución de esta obra en Plaza España son innumerables, entre los cuales se puede citar mayor fluidez en el transito que circula de sur a norte por las arterias comprometidas, ahorro de tiempo de viaje tanto para el vehículo particular como para los ómnibus del transporte público, mejora en la circulación de otras avenidas que ingresan a la plaza, disminución de la polución por efecto de menores detenciones y arranques de los vehículos, reducción de riesgos para peatones y ciclistas, reducción de ruidos, entre muchas otras.