Por el Ing. Oscar Dapás, asesor disciplinar de la Ingeniería en Transportes y Caminos de Universidad Siglo 21. 

¿Alguna vez te preguntaste cómo sería el mundo si no contáramos con medios de transporte? Peor aún, ¿imaginás que no existieran caminos? Sin duda, cualquiera sea la respuesta nos plantea un panorama desalentador. Lo cierto es que el transporte permite llevar a cabo casi todas las actividades inherentes a la sociedad moderna, y representa las posibilidades de crecimiento de un país, ya que está ligado a la cadena de producción de bienes y servicios. Por otro lado, es esencial que el transporte sea rápido, seguro y económico porque esa es la clave para lograr mejores y mayores beneficios para todos los usuarios.

¿Cómo lograrlo? Actualmente, nuestro país necesita caminos nuevos y de mejor capacidad, nuestra red es pequeña y además carecemos de la suficiente cantidad de autopistas. En Argentina están en marcha cerca de 2100 kilómetros de autopistas y autovías, y se necesitará mucho más en las próximas décadas.

La demanda de profesionales en la Carrera de Ingeniería en Transportes y Caminos es una constante para poder seguir adelante con las metas trazadas.

La participación de Ingenieros en Transportes y Caminos juega un rol esencial en proyectos como el nuevo acceso al Camino de Altas Cumbres. Una obra que implicó 16,5 kilómetros que unen a la Ruta C-45 con la Ruta E-96 (Copina), cuatro viaductos, cuatro puentes y cuatro intercambiadores a distinto nivel.

Otro ejemplo del trabajo de los profesionales de esta rama de la ingeniería es el cierre de Avenida de Circunvalación de la ciudad de Córdoba, una de las mayores obras viales de Argentina.

Consta de tres carriles por sentido de circulación y une el tramo comprendido entre el puente Piamonte y el río Suquía, en proximidades del túnel Rubén Américo Martí ubicado debajo del nudo vial Mujer Urbana.

Sin embargo, los ejemplos antes mencionados sólo son la punta del iceberg.

Los futuros ingenieros en Transportes y Caminos tienen por delante grandes desafíos como la implementación de los ITS, Sistemas Inteligentes de Transporte, que son la aplicación combinada de tecnologías de la comunicación e información del sector transporte.

Asimismo, tienen el objetivo de mejorar la seguridad vial, reducción de tráfico, brindar información a los usuarios e incrementar la eficiencia del transporte público. Por otro lado, es importante mencionar la implementación de futuras líneas de trenes de alta velocidad y de los tradicionales, y la nueva era de relanzamiento del transporte aéreo. Sin duda, existe pleno empleo para quienes egresen de la Carrera de Ingeniería en Transportes y la tendencia sigue aumentando.